Pensamiento Crítico

New Orleans sigue desprotegida

Por Mark Schleifstein y Sheila Grissett | The Times Picayune. Traducido para CubaDebate por Asunción Aday Hernández. | 02 Julio 2007
Los arreglos al sistema de diques han reducido el peligro de inundación en la mitad occidental de la zona, pero las áreas del este tendrán que esperar por las mejoras planificadas En el análisis más integral del riesgo de inundación realizado hasta la fecha, el Cuerpo de Ingeniería del Ejército publicó mapas el miércoles que muestran los lugares por donde se puede esperar que ocurra la inundación –y en qué profundidades—en diferentes secciones del área de Nueva Orleans si un huracán de gran envergadura azotara en este año, sobre la base de las reparaciones y mejoras que se ha hecho al sistema de diques hasta el 1º de junio. La información, que constituye solo una parte de un paquete mayor de "análisis de riesgo y fiabilidad" que el Cuerpo de Ingeniería ha estado prometiendo durante meses, es la primera evaluación de este tipo en todo el sistema de protección contra huracanes de 350 millas en el sudeste de Louisiana, que incluye los pronósticos de pérdida de vidas humanas y bienes materiales que se pudiera esperar que ocurriera como resultado de la inundación. La información, que está siendo procesada por supercomputadoras y elaborada por un grupo de trabajo de científicos e ingenieros dirigidos por el Cuerpo de Ingeniería del Ejército, puede informar sobre una variedad de acciones, desde ayudar a las personas a decidir dónde quieren vivir hasta ayudar al Cuerpo de Ingenieros a diseñar un sistema más seguro de protección contra huracanes. El Cuerpo de Ingenieros también espera que las compañías de seguro determinen los índices y el riesgo relativo para las diferentes áreas de la región. Y para el propio Cuerpo de Ingenieros, la información brinda un inestimable recurso a la hora de tomar decisiones de ingeniería en el sistema de control de las inundaciones, incluida la altura a que hay que elevar los diques y muros de contención. "El anuncio del día de hoy es quizás uno de los cinco más importantes que se han hecho desde que estoy en este trabajo," dijo Donald Powell, coordinador federal para la reconstrucción de la Costa del Golfo. "Esto es lo que las personas que viven en esta zona y los dirigentes necesitan para tomar decisiones bien informadas sobre la reconstrucción". Los residentes pueden mecanografiar sus direcciones en el programa Tierra de Google en un sitio Web, nolarisk.usace.army.mil, para ver las posibilidades de inundación que tienen sus viviendas. Los vínculos a partir de este sitio brindan información actualizada sobre el estado de construcción de los proyectos de protección contra huracanes en cada zona. También se pueden encontrar versiones de los mapas de inundación en nola.com. El Teniente General Robert Van Antwerp, el nuevo jefe del Cuerpo de Ingeniería, dijo que el pueblo necesitaba que se revelara toda la información sobre el riesgo de vivir al lado de un sistema de protección federal contra huracanes. "Las personas van a comprender el riesgo que corren, su riesgo personal", expresó. "Ustedes tienen derecho a saber lo que nosotros sabemos. Y la otra parte importante de eso es la verdad bien contada. ¿Cómo debemos traducir la información de modo que todos la comprendan?" El análisis publicado el miércoles da a conocer el riesgo de inundación en caso de huracán que tenga una posibilidad de ocurrencia de 1/100 en la zona cada año, el llamado huracán que puede azotar cada 100 años. El análisis mide ese riesgo bajo varios escenarios de tormenta en 37 subcuencas existentes en los distritos Orleans, Jefferson, San Bernard, San Charles y Plaquemines por separado. Los residentes pueden comparar la posible inundación que pueden sufrir sus casas a partir de un programa de huracanes generado por computadora donde se da una posibilidad de ocurrencia de 1/50 años, 1/100 años y 1/500 años, aplicado al sistema de diques tal como existía antes del Katrina y como existe en el día de hoy. Los oficiales del Cuerpo de Ingenieros retiraron los mapas de seis de las subcuencas protegidas por los diques de la Rivera Occidental, incluido Algiers y los vecindarios en los distritos de Jefferson y San Charles, porque parecen que no son exactos. Los mapas deberán se publicados dentro de dos o tres semanas. El Cuerpo de Ingenieros tampoco publicó los mapas que indicaban el riesgo de inundación una vez que se mejorara el sistema de diques de la zona para resistir los efectos de una tormenta que pueda ocurrir una vez cada 100 años. Esos mapas serán completados dentro de unas semanas, dijeron los oficiales. La ausencia de esos mapas sobre futuras inundaciones que se espera que pronostiquen el riesgo hasta el año 2011, disgustó a muchos observadores, entre los que se encontraban dirigentes de la comunidad, quienes en otras circunstancias habían encomiado el análisis. "El análisis de lo que parecerá la región en el año 2011 es quizás la pieza más crítica del rompecabezas, y pensamos que debieron haber aplazado la presentación durante un par de semanas hasta que tuvieran los mapas del futuro también," expresó Billy Marchal, ingeniero civil y miembro de la Alianza para la Protección contra Inundaciones, grupo que representa el sector empresarial de la zona de Nueva Orleans. El estudio no declarará ningún área inapropiada para el reasentamiento humano, y deja que los habitantes de la localidad decidan qué nivel de riesgo pueden aceptar. "El Cuerpo de Ingenieros también está brindando al público una variedad de herramientas Web, que los oficiales describieron como prototipos que se mejorarán durante los próximos meses cuando se añada más información. Los visitantes pueden ver la profundidad de las inundaciones en Google Tierra o en los mapas Adobe Acrobat de su vecindario, o ver cómo va la construcción de los proyectos que se están ejecutando en los alrededores.

Antes y después

El análisis mide el riesgo y las consecuencias de la inundación en tres momentos diferentes en el tiempo: la condición del sistema de protección contra huracanes cuando el Katrina azotó el 29 de agosto de 2005; la condición existente el 1º de junio de 2007, después de las reparaciones intermedias y de realizadas algunas mejorías en 220 millas del sistema de 350 millas; y, en los mapas aún no publicados, el riesgo una vez que el Cuerpo de Ingeniería complete la modernización del sistema para que pueda resistir un huracán que tenga 1/100 de posibilidades de ocurrir cada año. El Congreso ha ordenado que el Cuerpo de Ingeniería termine todas las mejoras para el comienzo de la temporada ciclónica de 2011. Los mapas 2005 -- 2007 muestran claramente que algunas reparaciones hechas al sistema de protección contra huracanes después del Katrina han reducido drásticamente la posibilidad de inundación que podría ocurrir con la posibilidad 1/100 del azote de un huracán en la zona en cualquier año. Se pronostica que algunas de las reducciones más drásticas en cuanto a inundación se produzcan en el vecindario de Lakeview de Nueva Orleans, donde los análisis prevén que la inundación se reduciría en un promedio de 5,5 pies, en comparación con los estimados de inundación para el mismo tipo de tormenta realizados antes de agosto de 2005. No obstante, las profundidades varían considerablemente de bloque en bloque, debido a la topografía única de cada vecindario. Algunas partes de Lakeview experimentaron hasta 12 pies de inundación durante el Katrina, pero el Cuerpo de Ingeniería piensa que el Katrina es una tormenta que tiene posibilidad de ocurrencia de una vez cada 400 años. Se espera que ocurran otras significativas reducciones en la sección de Viejo Metairie - Viejo Jefferson al este de Jefferson, donde la inundación media debe disminuir un promedio de 4,5 pies. En ambos casos, los vecindarios se están beneficiando primeramente de la construcción de esclusas en el Canal de la Calle 17, el cual debe bloquear el oleaje que produzcan las futuras tormentas en el Lago Pontchartrain. Sin embargo, en otras zonas, incluidas las partes más azotadas al este de Nueva Orleans, donde se construyeron diques de protección contra huracanas de hasta 20 pies de altura a todo lo largo del Canal Fluvial Interno de la Costa del Golfo después del Katrina, las mejoras han reducido el riesgo solo ligeramente. Ello se debe a que la capacidad de esos diques para resistir la crecida sigue siendo cuestionable debido a que no existen estructuras vigentes para impedir que el oleaje de la tormenta baje por el canal fluvial hasta el Canal Industrial, dicen los funcionarios. El Cuerpo de Ingeniería espera reducir el riesgo en esas zonas para el año próximo con la instalación de una esclusa temporal en el Canal Fluvial Interno de la Costa del Golfo, cerca del puente de la carretera Paris que conduce a Chalmette y otras medidas provisorias. Los oficiales del Cuerpo de Ingeniería han estado probando la capacidad del público para manejar la información de riesgo en una serie de reuniones con los dirigentes de la comunidad y los negocios durante las últimas tres semanas, dijo el Teniente Coronel David Berczek, director de análisis de riesgo del Cuerpo. "Hemos tomado la información de los usuarios para comprobar si se entiende y ver qué más necesitamos hacer para hacerla comprensible," expresó. "Hemos recibido de ellos toda la retroalimentación y modificamos la presentación de la información, probablemente cada vez". El análisis constituye el centro del trabajo que está realizando el Grupo de Trabajo de Evaluación de los Resultados Interinstitucional, o IPET (sigla en inglés), grupo integrado por 150 ingenieros y científicos del gobierno, la academia y la industria privada contratado por el Cuerpo de Ingeniería del Ejército para determinar por qué el sistema de protección federal contra huracanes sufrió tantas fallas durante el Katrina. La Sociedad Estadounidense de Ingenieros Civiles ha examinado el análisis de riesgo, aunque la Academia de Ciencias Nacional no espera terminar su examen pormenorizado del análisis hasta finales del verano y no publicará sus resultados hasta este otoño.

Otras mejoras

Entre las mejorías planificadas que se espera redundarán en reducciones aún más drásticas de la posible inundación incluyen la construcción de diques terrestres en el sector oriental de Nueva Orleans y en el Distrito de San Bernard de por lo menos 28 pies de altura sobre el nivel del mar, la construcción de una compuerta a la entrada del Lago Pontchartrain que conduce al Canal Industrial en Seabrook y una combinación de compuertas y diques para impedir que el oleaje entre al Canal Interior de la Costa del Golfo y al Canal Industrial desde la salida al Golfo del Río Mississippi y el Lago Borgne. Además se construirá una diversidad de mejoras en los sistemas de bombeo y de drenaje internos en Nueva Orleans y los distritos de Jefferson y San Bernard, así como la construcción de tres nuevas estaciones de bombeo permanentes al final de los canales de la Calle 17, la Avenida Orleans y la Avenida London que sustituirán las compuertas temporales en esas ubicaciones. El Cuerpo de Ingenieros también planifica completar docenas de miles de diques y muros en la Rivera Occidental. Los resultados de riesgo y fiabilidad son los primeros para el Cuerpo de Ingenieros y para la nación, expresó Karen Durham-Aguilera, la directora civil del Grupo de Trabajo Esperanza perteneciente al Cuerpo, el cual supervisa la construcción de los diques en Louisiana. Las lecciones aprendidas en la redacción del presente informe se aplicarán a otras comunidades protegidas por diques, entre las que se encuentra Sacramento, California, donde los funcionarios del estado están dirigiendo sus propios análisis sobre un sistema de diques que se conoce que está en peligro de derrumbe por terremotos e inundaciones provocadas por el derretimiento de la nieve de invierno, expresó Ed Link, presidente del equipo IPET y profesor de ingeniería civil en la Universidad de Maryland. Durham-Aguilera dijo que ella empleó la versión preliminar de los mapas ubicados en la Web para confirmar que había tomado la decisión correcta al comprar una casa en Nueva Orleans después de mudarse para allí hace unos meses atrás.