Pensamiento Crítico

La escalada estratégica nuclear definirá el orden multipolar

Por Alfredo Jalife-Rahme | Diario La Jornada, México. | 15 Julio 2007
Diez días después de la insípida "cumbre de la langosta" apareció un artículo trascendental "Escalada nuclear estratégica y el mundo multipolar", en la versión inglesa del rotativo chino People's Daily (11-07-07), en el que no aparece el nombre del autor, quien es identificado como "becario investigador en el departamento de investigación militar mundial de la Academia Militar de Ciencias". Nuestro Mr. X chino constata un "nuevo oleaje en la escalada de las armas nucleares estratégicas". No se le escapa que tras la réplica vigorosa del viceprimer ministro Ivanov al anunciar su puja estratégica frente a los proyectos unilaterales bushianos de colocar misiles provocadores en Europa oriental en las puertas de Moscú, "Rusia lanzó su nuevo submarino nuclear Bulava, dotado de misiles balísticos intercontinentales (ICBM, por sus siglas en inglés), por quinta (sic) vez consecutiva". El anónimo estratega militar chino acentúa que con antelación "Rusia había probado exitosamente un nuevo tipo RS-24 ICBM". A quien denominamos Mr. X emprende el recuento de la reciente escalada de carácter "tridimensional" de las otras potencias nucleares (Francia, Gran Bretaña e India). Explica magistralmente la diferencia entre la capacidad tridimensional y bidimensional: "actualmente, Estados Unidos (EU) y Rusia poseen cada uno fuerzas nucleares tridimensionales, con casi 500 plataformas de lanzamiento, más de 100 vehículos de distribución naval y aérea de energía nuclear, y casi 4 mil ojivas atómicas". Tal tridimensionalidad unge a EU y Rusia como las únicas superpotencias nucleares del planeta, mientras "Francia y Gran Bretaña poseen estructuras nucleares bidimensionales, es decir, basadas tanto en el mar como en el espacio o únicamente en el mar". Con varias centenas de armas nucleares cada una, Francia y Gran Bretaña son potencias nucleares estratégicas, pero no son superpotencias, porque carecen de la mentada tridimensionalidad que caracteriza a EU y Rusia. El estratega militar chino no expresa nada sobre la posesión nuclear de su país, ni de Pakistán, ni la dotación clandestina de Israel, quienes, junto con India (y hasta Norcorea, en proceso de desnuclearización), se ubicarían en su conjunto en la taxonomía bidimensional. Es evidente que el deseo de las potencias nucleares todavía bidimensionales es convertirse en tridimensionales. EU ha elevado también la puja de su dotación estratégica de armas nucleares y "en fechas recientes mejoró sus bombarderos B-52". Viene la filosofía de la dotación de las armas estratégicas nucleares en la cosmogonía china: "son relevantes para el mantenimiento del equilibrio estratégico global y la estabilidad" y la "razón fundamental por la cual las superpotencias y potencias nucleares mejoran su capacidad es para mantener el equilibrio nuclear estratégico global". En este contexto se desarrolla la puja estratégica de EU y Rusia, el primero en plena ofensiva y la segunda en franca defensiva. La ofensiva unilateral de EU se reanudó desde que el "presidente Bush tomó el poder, al haber probado y desplegado sistemas misilísticos antibalísticos (ABM, por sus siglas en inglés) y al haber buscado la superioridad militar absoluta (¡súper sic!)". Justamente de eso trataba la unilateral doctrina Wolfowitz de "guerra preventiva permanente" de 1991, que fue adoptada y aplicada por la doctrina Bush 10 años más tarde. Profundiza el estratega militar chino anónimo que "este año, EU también planea expandir el sistema AMB a Europa oriental, lo que ha despertado una fuerte reacción de Rusia". Nuestro Mr. X considera que "en este contexto, Rusia mejorará su programa nuclear estratégico". Desde luego que sería un suicidio para Rusia, y de paso para China, ya no se diga para el resto del mundo, que dejasen que triunfe e impere el pernicioso orden unipolar bushiano. Llama la atención que Mr. X no haya citado el imprescindible artículo, sumamente tóxico y retador, de Keir A. Lieber y Daryl G. Press, publicado en la influyente revista Foreign Affairs ("El ascenso de la primacía nuclear de EU", marzo/abril 2006) que enfadó a los estrategas rusos y valió una réplica mordaz en The Financial Times (28/3/06) del anterior premier yeltsiniano, Yegor Timurovich Gaidar (ver "Detrás de la nueva guerra fría de EU contra Rusia y China", Bajo la Lupa, 2/5/07). En ese entonces comentamos que "se nota la fijación de Keir A. Lieber por la 'primacía' de todo género, mientras a Daryl G. Press toca pontificar a los 'líderes' de Rusia y China para que se rindan sin combatir al estilo del 'síndorme Ogarkov" (ver Bajo la Lupa, 14/8/05, 6/11/05 y 14/2/07). Como buen estratega, el militar chino aduce que "existen dos condiciones necesarias para asegurar una disuasión efectiva: la resistencia y la penetración". La "resistencia" consiste en la "capacidad de represalias" y la "penetración" radica en la "capacidad de fracturar los sistemas misilísticos del rival". Precisamente, "EU ha estado luchando contra las dos" al "enfatizar una reacción rápida y un combate efectivo con el fin de debilitar la capacidad de represalias del rival", mientras "acentúa el fortalecimiento del sistema ABM con tal de defenderse de un segundo golpe del rival". Comenta que una de las dos condiciones de la "disuasión efectiva" es necesaria, pero insuficiente, y solamente la conjugación de ambas "es susceptible de quebrantar la disuasión nuclear estratégica de Rusia". Viene la parte nodal: "el equilibrio nuclear estratégico es muy importante. Hoy solamente las armas nucleares estratégicas pueden infligir amenaza letal a EU. Por consiguiente, para imponer su absoluta (sic) ventaja militar en un mundo unipolar, EU tiene que romper el equilibrio nuclear estratégico y buscar la superioridad nuclear absoluta (sic). Entre tanto, otros países también entienden que una vez que pierdan su habilidad de disuadir un ataque nuclear, se volverán presas de los poderosos y serán controlados por otros". Situación que no desean vivir Rusia y China. Queda claro que la superioridad estratégica nuclear confiere el tipo de orden mundial vigente: "el equilibrio ayuda a mantener la estabilidad. Sin equilibrio estratégico, el orden del mundo multipolar sería difícil de mantener. Por extensión, el tema del equilibrio estratégico no indica simplemente una lucha militar: representa actualmente la definición del tipo de orden mundial que deberá ser establecido, y una contienda entre el orden mundial unipolar y multipolar". Quienes abogamos por la armonía planetaria y la vigencia biosférica debemos colocarnos sin tapujos en favor del orden multipolar. El problema primordial es más bien de orden metafísico, cuando EU padece la patología de imponer su supremacía unipolar al precio que fuere y al no saber convivir con el resto del planeta, lo cual se subsume en la imposición de la desregulada globalización financiera feudal. Para EU, en particular para la fauna de los bushianos neoconservadores straussianos, la multipolaridad epitomiza su perdición, mientras para el resto del planeta significa su salvación.