Pensamiento Crítico

Vietnam vive una «silenciosa» revolución sexual

Por Grant McCool | Agencia Reuters. Desde Ciudad Ho Chi Minh. | 30 Julio 2007
Una joven vive con su novio pero se lo oculta a su familia, las muchachas escriben blogs sobre amor y relaciones y las parejas que buscan privacidad hacen arrumacos en parques públicos cuando cae la noche. Una revolución sexual "silenciosa" se está llevando a cabo en Vietnam, una sociedad intensamente orientada a la familia y a que las mujeres se casen entre los 20 y los 30 años y que tengan hijos, según las fuertes tradiciones que conserva. Huyen, una ejecutiva en relaciones públicas de 30 años, llegó a la ciudad de Ho Chi Minh hace dos años por trabajo desde Hanoi. Después de quedarse con una tía, se mudó en secreto al departamento de su novio. "No le dije a mi tía", dijo. "Mudarse con tu pareja es bastante popular. Además, Saigón es grande y muchas personas que han venido en pareja desde otras provincias viven juntas". Los jóvenes están en pareja antes de casarse, teniendo sexo premarital y cuentan con más válvulas de escape a través de internet para hablar de las alegrías y problemas de las relaciones que las generaciones previas. Los parques de la ciudad, todavía llamada Saigón, son populares por las noches entre las parejas que se besan, para quienes la privacidad es de mucha importancia. Si bien el cambio económico ha alterado el modelo de tres generaciones viviendo bajo un mismo techo, esta sigue siendo la norma para la mayoría. Sentadas sobre motocicletas con sus espaldas hacia la calle y ajenos al entorno, estas parejas usualmente tienen entre 20 y 30 años, el grupo etáreo que compone más de la mitad de la población de 85 millones de habitantes de Vietnam. En el corazón de la ciudad, Hanoi, un bulevar bordeado por árboles llamado acertadamente Thanh Nien o personas jóvenes se extiende por entre dos lagos y es conocido como "la calle del amante" para los encuentros románticos. Las parejas se abrazan y se besan sobre sus bicicletas bajo los árboles o en el agua a bordo de botes con forma de cisne. La tradición data del comienzo de la década de 1980, cuando las citas estaban tácitamente permitidas por las autoridades conservadoras, recordó el sociólogo Le Bach Duong. "Todavía recuerdo que apagaban las luces de la calle Thanh Nien a las 19.30 u 20.00 de la noche, a modo de un acuerdo implícito entre la autoridad energética y los jóvenes", dijo Duong, director del Instituto de Estudios sobre Desarrollo Social. "A media noche, ellos volvían a encender las luces", agregó. Hoy en día, las luces permanecen encendidas. Todo es parte de una transformación socioeconómica en este país comunista que estaba relativamente aislado hace sólo 15 años, después de décadas de guerra y fracasos económicos. "Alguien dijo que eran tiempos de una revolución sexual en Vietnam, pero es un poco más tranquilo que eso, en comparación digamos con lo que pasó en Estados Unidos en los '60 y '70, pero está creciendo", dijo el psicólogo Khuat Thu Hong. "Es difícil explicar un cambio de tal rapidez", agregó. Los cambios son especialmente agudos para las mujeres solteras, cuyas oportunidades laborales y movilidad se puesto a la par de aquellas de los hombres, en los últimos años de gran crecimiento económico y mayores ingresos a medida que la agraria nación vietnamita se industrializa. Los planes de vivienda están cambiando, especialmente para los inmigrantes que dejaron aldeas para estudiar en la universidad o trabajar en oficinas y fábricas, alrededor del centro de comercio sur de la ciudad Ho Chi Minh. Las salas de "chat", los sitios internet, los blogs y las columnas en los medios masivos estatales se han convertido en foros para que los jóvenes hablen de sexo y de su orientación. Los vietnamitas dicen que las actitudes para con el sexo y las relaciones se han vuelto mucho más abiertas. No obstante, la mayoría prefirió no usar sus nombres completos en las entrevistas, un signo elocuente de que los tradicionales valores familiares todavía dominan. Una joven franca es la menuda Nhu Khue, quien con 30 años escribe su propio blog y es una activa participante de un sitio internet para mujeres www.traicasau.com/forum. "En Vietnam, la gente mayor todavía quiere que las muchachas sean vírgenes, pero los tiempos están cambiando", dijo. Khue y las demás señalaron que existe una percepción de que sólo las mujeres vietnamitas que salen con hombres extranjeros tienen sexo premarital. En general, los occidentales que viven en Vietnam consideran que los habitantes del país viven bajo normas tradicionales, pero que no es una sociedad pudorosa. "Arroz seis días a la semana y pho (sopa de fideos) el séptimo día", es un comentario que algunos vietnamitas hace para indicar una asunto extramarital o relación con una prostituta. Agudos pitidos o vibraciones en el teléfono celular de un hombre casado pueden provocar bromas sobre la llamada de "el gato (el amante)". Investigaciones sobre la juventud llevadas a cabo por una variedad de organizaciones, muestran que los jóvenes son sexualmente activos a la misma edad que sus padres, pero la diferencia es que sus padres estaban casados y ellos no. Estos y otros fenómenos indican que ya no se considera al sexo como el medio para la reproducción de niños o de herederos para que trabajen en la granja, sino más que eso, dicen los expertos. "Por medio de nuestro asesoramiento escuchamos a muchos jóvenes, tanto muchachos como muchachas, hablar sobre su placer", dijo Hoang Tu Anh, un doctor de la Consultora de Inversión en la Promoción de Salud, una organización no gubernamental. "En los últimos dos o tres años, ha habido un aumento en las historias breves o novelas sobre sexualidad femenina escritas por mujeres", agregó Tu Anh. El grupo administra un sitio llamado www.tamsubantre.com que proporciona un foro para que la gente charle sobre el matrimonio, las relaciones, la salud sexual y reproductiva, bajo los auspicios de un moderador. Donante como el Fondo para la Población de Naciones Unidas y demás respaldan un programa de llamadas los domingos por la noche en la radio Voz de Vietnam llamado "Ventanas del amor", un foro para personas de todas las edades. "Es bastante significativo que, al menos en apariencia, todo este cambio no ha resultado en una ruptura de la cohesión social", dijo Ian Howie, el representante de UNFPA en Vietnam. "La velocidad del cambio parece haberse acomodado".