Pensamiento Crítico

Las empresas mediáticas y la verdad sobre el Tibet

Por Michel Collon | Rebelión | 30 Marzo 2008
Tras nuestra último «especial Tíbet» hemos recibido muchísimos correos. Es imposible contestar a cada uno. Les ruego que me disculpen. De los correos recibido pueden relevarse tres tendencias (recordemos que nuestro mail se envía a cincuenta mil destinatarios y llega a personas de distinta orientación política, y no exclusivamente de izquierdas). 1. Muchos nos agradecen nuestro trabajo y difunden su contenido. 2. Muchos otros tratan de dialogar y nos plantean preguntas constructivas, lo cual está de acuerdo con nuestro objetivo. 3. Otros, sin embargo, están tan indignados que se contentan con tratarnos con toda clase de etiquetas. Pero ¿puede existir diálogo con etiquetas? Nosotros respondemos: ¡hechos, hechos y hechos! Una precisión: no se trata aquí de defender todo lo que hace Pekín (por ejemplo, todo lo que ocurrió durante la revolución cultural). Se trata del derecho de los ciudadanos a recibir una información correcta y exhaustiva. Indispensable para poder formarse una opinión. Y, para ello, es necesario oír la versión de los dos bandos. ¿Cómo valoraríamos a un juez que se niega a oír a las dos partes? Desde hace cuatro años, este portal informa sobre las mentiras mediáticas. Si hubo desinformación en Irak, Yugoslavia, Palestina, Venezuela y en todos los grandes conflictos en los que los intereses estadounidenses y europeos están en juego, ¿por qué el Tíbet iba a ser una excepción? Aunque del contenido de los artículos sólo responden sus autores, nos gustaría plantear tres preguntas: 1. Si lo que ocurre en el Tíbet está tan claro, ¿por qué nos han presentado tantas mentiras mediáticas a lo largo de estos últimos días? 2. ¿Por qué no se nos explica que estos acontecimientos han sido preparados por la CIA con métodos que ya han se emplearon antes; por ejemplo, contra Vietnam o para derrocar a Salvador Allende? 3. ¿Por qué se ocultan los intereses estratégicos que tienen los EEUU en esta región? A continuación citamos el documento fundador de la política de Bush: el ya conocido Project for a New American Century (PNAC). En él China aparece como el obstáculo principal a la dominación mundial de los EEUU. Cada uno debe formarse su opinión sin dejarse impresionar. MICHEL COLLON y el equipo Investig'Action Cinco preguntas sobre el levantamiento en el Tíbet Por Peter Franssen Este boletín está íntegramente dedicado a los acontecimientos que han tenido lugar en el Tíbet . El pasado viernes 14 de marzo se produjo un levantamiento en Lhasa, capital de la Región Autónoma del Tíbet. Estos acontecimientos han dado lugar a protestas por todo el mundo contra la intervención de la policía antidisturbios y del ejército chino. A continuación le presentamos cinco preguntas esenciales y un esbozo de respuesta para cada una de ellas. 1. ¿Que ocurrió realmente? En Occidente la opinión pública tuvo la impresión que unos manifestantes pacíficos, dirigidos por monjes, habían desfilado en las calles de Lhasa para reclamar libertad, y que la policía china y su ejército habían intervenido de forma muy represiva. Entre siete y diez días después muchas personas seguían manteniendo esta versión de los hechos. Nancy Pelosi, presidenta del Parlamento estadounidense y número dos en la jerarquía política de su país, es una de ellas. Pelosi afirmó públicamente que el comportamiento de China era «un desafío a la conciencia del mundo entero». Ver el artículo: http://www.iht.com/articles/ap/2008/03/21/news/Pelosi-Dalai-Lama.php «Si no hablamos ahora, nunca más tendremos derecho a hablar», añadió esta señora. El Dalai Lama le dio las gracias afirmando que los EEUU eran «los campeones de la libertad y la democracia». El Dalai Lama puede afirmar que tiene suerte de ser tibetano y no vivir en Vietnam, Laos, Camboya, Afganistán o Irak, por sólo citar algunos de los países en los cuales EEUU, esos «campeones de la libertad y la democracia», han desencadenado guerras. Guerras que, además, han contado con la bendición de ese pacifista de eterna sonrisa que es el Dalai Lama. Dos días después de la declaración de Nancy Pelosi, el alemán Hans-Gert Poettering, presidente del Parlamento Europeo, afirmaba que «si el gobierno chino sigue esta línea dura contra el Tíbet, tendremos que plantearnos el boicot a los Juegos Olímpicos». Ver el artículo: http://www.ft.com/cms/s/0/7f31888c-f8e5-11dc-bcf3-000077b07658.html Esta propuesta de boicot ya la había hecho días antes el ministro francés de Asuntos Exteriores, Bernard Kouchner. Su homólogo alemán, Frank Walter Steinmeier, también lanzó una advertencia a China, declarando que su actuación en esta crisis podría comprometer el buen desarrollo de los Juegos Olímpicos. Ver el artículo: http://ap.google.com/article/ALeqM5h79xS2DH2a0P1VYcF_2aHikRFJtAD8VHTPG0 Podemos plantearnos la sinceridad de Pelosi, Poettering, Kouchner o Steinmeier. Sin embargo, todas las declaraciones, los reportajes, los videos y las fotografías de los testigos directos de estos acontecimientos demuestran precisamente lo contrario de lo que estos políticos pretenden. Actualmente, podemos afirmar, con toda seguridad, que el pasado 14 de marzo no se produjeron manifestaciones, sino un verdadero motín. Grupos de jóvenes (en ocasiones acompañados por monjes), armados de cuchillos, sables, machetes, piedras y cócteles molotov, prendieron fuego a comercios, vehículos y domicilios privados. A excepción de los turistas, todos los no tibetanos estuvieron amenazados. No sólo los chinos han fueron atacados y apaleados (a veces hasta la muerte), sino también los musulmanes hui. La violencia fue brutal y de naturaleza étnica y racista. A continuación recogemos una serie de testimonios provenientes en su mayoría de fuentes occidentales. - «Frente a nuestro hotel prendieron fuego a cuatro edificios» «En el cruce que se encuentra enfrente de mi hotel pude observar cómo unos tibetanos enfurecidos apedreaban a los chinos montados en motocicleta que pasaban por ahí. Cuando alguno de ellos caía de su motocicleta, le apaleaban de forma atroz» declara un turista holandés en el periódico De Volkskrant. Ver el artículo http://www.volkskrantreizen.nl/blogpost.php?username=reisredactie&webtitle=nederlanders_over_onluste&usergroup=redacti - «No se libraban ni los ancianos» El periódico francés Le Parisien publicó una entrevista con un turista canadiense, John Kenwood. El testigo relata cómo una banda tiró de la bicicleta y la emprendió a puñetazos y patadas con un hombre de avanzada edad. Un occidental que pasaba por ahí consiguió salvarle. Ver el artículo http://www.leparisien.fr/home/info/international/articles/SCENES-DE-LYNCHAGE-DE-CHINOIS-PAR-DES-TIBETAINS_296267549#header - Las imágenes del motín Aquí encontrarán unas imágenes en las que se ve a un hombre enfurecido que ataca a un chino en motocicleta. Al chino le alcanzan seis o siete pedradas. Otros hombres se abalanzaron sobre él, le derriban de la motocicleta y siguen golpeándole. El chino cae al suelo y recibe, otra vez, puñetazos y pedradas. Un poco más tarde ingresó en un hospital. Había perdido un ojo. Aviso: estas imágenes son muy violentas. http://www.youtube.com/watch?v=Jr3vhPo0pK0 - Tampoco se libraron los hospitales ni las escuelas El balance es muy elevado: 13 muertos y 325 heridos; 422 comercios, 120 casas particulares, 6 hospitales y 7 escuelas sufrieron ataques de diverso grado. Ver el artículo http://english.peopledaily.com.cn/90001/90776/90882/6376824.html - Cinco chicas quemadas vivas Un grupo de manifestantes incendió un comercio en Lhasa. En él trabajaban seis vendedoras. Cinco murieron, quemadas vivas. La mayor tenía 24 años, la más joven 18. Ver el artículo http://www.chinadaily.com.cn/china/2008-03/20/content_6553129.htm - «Manifestantes no: ¡criminales!» Un artículo del periódico alemán Jungle Welt afirma que no se trataba de manifestantes, sino de criminales. Ver el artículo: http://www.jungewelt.de/2008/03-20/059.php - «A mi alrededor todo estaba en llamas» El periodista Benjamin Morgan entrevistó a varios turistas extranjeros que volvían de la capital tibetana, Lhasa. A los turistas les costaba encontrar las palabras adecuadas para describir las brutalidades que habían presenciado días antes. Ver el artículo: http://www.smh.com.au/news/world/crackdown-as-10-burnt-to-death-in-Tíbet-riots/2008/03/15/1205472170804.html - «Atacaban con piedras, cuchillos de carnicero y machetes» El testimonio del español Juan Carlos Alonso. Ver el artículo: http://www.straitstimes.com/Latest%2BNews/Asia/STIStory_217614.html - Los heridos cuentan sus experiencias Desde su cama del hospital, dos musulmanes nos cuentan sus experiencias. Ver el artículo: http://news.xinhuanet.com/english/2008-03/16/content_7802771.htm - Los musulmanes también fueron agredidos Desde Lhasa el periodista James Miles explica la forma en la que los amotinados atacaron a todo el que no era tibetano. Ver el artículo: http://www.economist.com/daily/news/displaystory.cfm?story_id=10870258 - «Pude observar cómo golpeaban a varias personas hasta la muerte» Un turista danés ofrece su testimonio. El artículo está en danés, pero aquí podrá leer un extracto en inglés: http://www.guardian.co.uk/world/feedarticle/7386817 - Un turista: «El barrio musulmán quedó completamente destruido» Comercios saqueados, incendiados... Todo el barrio musulmán quedó destruido. Ver el artículo: http://www.arabtimesonline.com/client/pagesdetails.asp?nid=13971&ccid=18 2. ¿Cuál era el objetivo de estos levantamientos? Provocar al gobierno chino ¿Hubo un levantamiento espontáneo? ¿Se trata de un estallido de ira popular que, desgraciadamente, acabó mal? Esta es la versión que quiere darnos a entender el Dalai Lama. Sin embargo, las organizaciones extremistas han admitido que habían planeado los acontecimientos. La táctica prevista era provocar a las autoridades chinas. El 15 de marzo, es decir, el día después del motín, The Seattle Times publicó un artículo que llevaba por título «Examinar a China». Tsewang Rigzin, presidente de la muy extremista Liga de la Juventud Tibetana, declaró que los JO constituían una ocasión única de transmitir su causa a la opinión mundial. «Queremos sondear a China. Queremos que enseñe su verdadero rostro. Por esta razón les provocamos de esa forma» Ver el artículo: http://seattletimes.nwsource.com/html/nationworld/2004284049_Tíbetanalysis.html Los acontecimientos siguieron el guión previsto. En este video podemos observar, tras 90 segundos, a un hombre de pie sobre el techo de un coche de la policía armado con dos palos. Se trata del dirigente de una de las bandas violentas. Este hombre es miembro de la Liga de la Juventud Tibetana y es conocido por los servicios secretos de la policía china. Ha pasado a la clandestinidad. Este hombre formaba parte de un grupo de 40 tibetanos que, un mes antes de los hechos, recibieron un cursillo intensivo de tres días en la ciudad india de Dharamshala, donde se encontraba el Dalai Lama. Uno de los instructores era nada más y nada menos que el redactor en jefe de The Voice of Tibet, una emisora de radio pagada por la CIA. Durante el cursillo se trataron temas como el enfoque de los medios de comunicación, la situación del Tíbet, la importancia de los JO, la importancia de una acción coordinada sobre el terreno... Pueden acceder al artículo que trata este tema en el siguiente enlace: http://www.phayul.com/news/article.aspx?id=19302 Los dos manuales que se utilizaron en este cursillo ya se habían utilizado antes, por ejemplo en Europa del Este, donde jóvenes de organizaciones de extrema derecha, Otpor (Serbia) y Pora (Ucrania), dirigidos y formados por la CIA y por otros servicios de información, asistieron a estos cursos para preparar la famosa «revolución naranja». En 2006 el Instituto Albert Einstein tradujo estos dos manuales. El prólogo de uno de ellos es del mismísimo Dalai Lama. Pueden leerlo completo en el siguiente enlace: http://www.aeinstein.org/organizationsTibetanFDTD.html Restaurar la teocracia La declaración del presidente de la organización de las juventudes que se presenta aquí abajo, concuerda con los objetivos del levantamiento fijados por cinco organizaciones tibetanas separatistas. En este texto se ve claramente que las cinco organizaciones pretendían desencadenar una revuelta que anunciaría el fin de la «ocupación». Estas cinco organizaciones son: el Congreso de la Juventud Tibetana, la Asociación de Mujeres Tibetanas, el Movimiento Gu-Chu-Sum del Tíbet, el Partido Nacional Democrático del Tíbet y los Estudiantes por un Tíbet Libre. En su tabla de reivindicaciones podemos comprobar que su objetivo es el retorno del Dalai Lama al Tíbet, a quien «conviene dar el lugar que le corresponde por derecho como dirigente legítimo del pueblo tibetano». Estas organizaciones pretenden, por tanto, el retorno de la teocracia al Tíbet. Es lo mismo que si los fundamentalistas católicos reclamasen la restauración del orden feudal de la Edad Media en Europa, «devolviendo al Papa su lugar legítimo» a la cabeza del poder temporal. - Declaration Tibetan Uprising (Declaración sobre la insurrección tibetana) 4 de enero de 2008. Ver el artículo: http://tibetanuprising.org/2008/03/11/background/ Optar por la escalada de violencia Ante la opinión pública el movimiento tibetano parece muy amistoso y pacífico, esencialmente espiritual y dedicado a la elevación de las almas. Pero lo ocurrido en Lhasa nos presenta una realidad muy diferente. Seis días después de los muertos en Lhasa, tras lo cual cabía esperar cierto arrepentimiento de los instigadores de los disturbios, los actos violentos, por el contrario, se reprodujeron. El 20 de marzo miembros de las cinco organizaciones separatistas mencionadas anteriormente se reunieron con el Dalai Lama y le pidieron que hiciera un llamamiento directo a la violencia. - Tibetan Youth Congress meets Dalai Lama Meyul (El Congreso de la Juventud Tíbetana se reúne con el Dalai Lama) 20 de marzo de 2008. Ver el artículo: http://meyul.com/2008/03/20/tibetan-youth-congress-meets-dalai-lama/ Por el desmembramiento de China Algunas de las principales personalidades del movimiento tibetano pretenden desmembrar China y su deseo es que no sólo el Tíbet, sino también la Región autónoma de Xinjiang y la de Mongolia interior se separen de China. Las cinco organizaciones antes mencionadas iniciaron una «marcha por la paz» que partió el pasado 10 de marzo de la ciudad india de Dharamsala. Esta marcha tendrá una duración de cinco meses y tiene previsto cruzar la frontera entre India y el Tíbet el próximo 8 de agosto, es decir, el día de la inauguración de los JO. Pero en la marcha no sólo participan tibetanos. Como ellos afirman, lo hacen «con poblaciones de otros territorios ocupados, como Mongolia y Turkmenistán oriental (Xinjiang)». Estos «territorios ocupados» también deben ser liberados. - Tibetaanse Vredesmars: 'Return Home March' Passie voor de Rechten van de Mens (Marcha tibetana por la paz: «La marcha del retorno al país», una pasión por los derechos humanos), 8 de marzo de 2008. Ver el artículo: http://passievoormensenrechten.web-log.nl/passie_voor_mensenrechten/2008/03/127-tibetaanse.html 3. Mentiras mediáticas: ¿con qué objeto? La mayoría de los políticos y medios de comunicación occidentales han condenado a China por lo ocurrido en Lhasa. Pero ¿cómo reaccionarían si bandas de jóvenes revoltosos se pusieran a robar y a incendiar los comercios de Avenue Louise en Bruselas? ¿No reclamarían una intervención policial enérgica y duras sanciones? El viernes 14 de marzo, durante todo el día, la policía fue muy cautelosa en Lhasa. Sin embargo en nuestros medios de comunicación pudimos leer que China había actuado con «violencia excesiva». Para transmitir este mensaje a la opinión pública algunos medios de comunicación han jugado sucio. Han tratado de convencernos de que los asesinos y los incendiarios eran combatientes por la libertad, duramente reprimidos. Se han propuesto desacreditar la actuación china a toda costa. Ese viernes 14 de marzo los tibetanos en Lhasa fueron «abatidos como perros», pretende la cadena ABC. Ver el artículo: http://www.abcnews.go.com/International/Story?id=4468783&page=4 El International Herald Tribune comunicó a sus lectores que había 30 tibetanos muertos por la represión china. Ver el artículo: http://www.iht.com/articles/ap/2008/03/15/asia/AS-GEN-India-Tibet-Deaths.php Radio Free Asia presentó un video en su página web con la información de que cientos de personas «protestaban pacíficamente en Lhasa hasta que la policía china mató a dos de ellos». Parece que esta emisora de la CIA se cree sus propias mentiras, ya que en el video sólo se ven vehículos y edificios consumidos por las llamas. Ni un solo policía. http://meyul.com/ Las mentiras mediáticas desmontadas por la crítica Los estudiantes chinos en el extranjero quedaron indignados por el tratamiento de estas noticias en los principales medios de comunicación occidentales. Por eso decidieron abrir una página web: http://www.anti-cnn.com/ donde refutan estas mentiras mediáticas. Puede encontrar un resumen de estas mentiras y su refutación en este video de 4 minutos. http://www.youtube.com/watch?v=uSQnK5FcKas Reporteros sin vergüenza A excepción de las organizaciones que giran en torno al Dalai Lama, la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) se ha destacado especialmente en esta campaña de mentiras contra China. RSF pretende ser una organización independiente que defiende la libertad de prensa y los derechos humanos en todo el planeta. Tiene bastante influencia sobre los medios de comunicación occidentales, aunque, como organización, no es más que una fábrica de mentiras. RSF no ha parado de publicar artículos que fomentan el odio y que culpan a China de los disturbios y de las víctimas. No podía faltar un llamamiento a boicotear los Juegos Olímpicos. Ver el artículo: http://www.rsf.org/article.php3?id_article=26254 RSF está dirigido y en parte sufragado por la CIA. Su jefe es Robert Ménard, un hombre que mantiene estrechas relaciones con la mafia de Miami. RSF afirma que Cuba es «la prisión de periodistas más grande del mundo». Una afirmación sorprendente, si tenemos en cuenta que durante estos últimos cuarenta años 791 periodistas fueron asesinados en América Latina y ni uno solo lo fue en Cuba. Robert Ménard y su equipo son también muy activos a la hora de criticar a China. Ménard es el hombre que, la semana pasada, trató de sabotear la ceremonia de encendido de llama olímpica. Aunque los medios de comunicación sigan creyendo las mentiras de Ménard, la UNESCO no se equivoca; hace poco, esta organización puso término a su colaboración con RSF. ¿La razón? En varias ocasiones RSF había hecho gala de falta de ética al tratar a ciertos países de manera muy poco objetiva. Ver aquí un artículo sobre la decisión de la UNESCO: http://www.cubanews.ain.cu/2008/0313fracasaintento.htm 4. ¿Es el movimiento tibetano espontáneo e independiente? En China viven unos 5,4 millones de tibetanos, es decir el 0,4% de la población total del país. El pequeño valiente David contra el gran maléfico Goliat: esta es la imagen que se ofrece a la opinión pública. También en esta ocasión, la verdad es muy diferente. El principal apoyo del movimiento tibetano son los EEUU y más concretamente la CIA y el Ministerio estadounidense de Asuntos Exteriores. Desde hace más de medio siglo, el Dalai Lama mantiene estrechas relaciones con estos dos pilares de la política exterior de los EEUU. El Dalai Lama se marchó de su país para refugiarse en India a petición de la CIA y a cambio de una gran cantidad de dólares, a pesar del acuerdo con el gobierno de Beijing. Desde hacía años la CIA venía preparando una rebelión armada en el Tíbet. La rebelión estalló en 1959. En esa época la CIA tenía un campo de entrenamiento en Colorado, donde instruía a cientos de tibetanos en las técnicas de guerrilla y terrorismo. Este programa se desarrolló hasta 1961. Pero el conflicto de baja intensidad (LIC) que mantiene la CIA en el Tíbet siguió desarrollándose hasta la actualidad. Tan sólo se han modificado los métodos y las tácticas del LIC. Puede tener más información al respecto en el siguiente enlace: http://www.atimes.com/atimes/China/JC26Ad02.html Financiación a través de la CIA La influencia de los EEUU sobre el movimiento tibetano es evidente cuando observamos que son principalmente ellos los que sufragan este movimiento. En 1998, el periodista Jim Mann escribió un interesante artículo en el periódico australiano The Age apoyándose en documentos oficiales de las autoridades estadounidenses. Entre otras cosas, este artículo revela que durante los años 60 la CIA entregaba 1,7 millones de dólares anuales al movimiento tibetano en el extranjero. El Dalai Lama recibía directamente 180.000 dólares anuales. Ver el artículo: http://listserv.muohio.edu/scripts/wa.exe?A2=ind9809c&L=archives&P=14058 Naturalmente, podemos preguntarnos cuál es la calidad democrática del Dalai Lama si su movimiento recibe apoyo económico de una organización responsable de millones de muertos en muchos lugares del planeta. Financiación a través de la NED Durante el mismo periodo y el siguiente, la CIA tuvo que afrontar críticas por aplicar el programa Phoenix en Vietnam, que costó la vida a 26.000 personas, el golpe de estado contra el presidente Allende en el Chile y el apoyo a los escuadrones de la muerte en América Latina. Por esta razón, una parte de las actividades del CIA se transfirieron a un nuevo organismo, llamado cínicamente National Endowment for Democracy (NED, Dotación Nacional a favor de la Democracia). Desde entonces, gran parte del dinero que ha recibido el movimiento tibetano sale de sus arcas. También se sufragó, entre otros, a la International Campaign for Tibet (ICT), una organización cuyo objetivo es alinear a la opinión pública mundial con la posición del Dalai Lama. El consejo de administración de la ICT está formado, entre otros, por el agente de la CIA y presidente checo Vaclav Havel y por el antiguo presidente de Lituania Vytautas Landsbergis. Estas dos personas son también miembros del Comité Internacional por la Democracia en Cuba, un club elitista de extrema derecha. Pueden admirar a este grupo en el siguiente enlace: http://www.cubanismo.net/teksten_nl/democratie/eu_voor_cuba.htm Otro beneficiario del dinero estadounidense es el Tibet Fund (Fondo Tíbet). Esta organización tiene como objetivo convencer a los tibetanos y al resto del mundo de la legitimidad del Dalai Lama. En 2001, Sharon Bush era su directora: nada más y nada menos que la cuñada del actual presidente de los Estados Unidos. Otro grupo que recibe dinero de la NED es la Tibet Information Network (Red de Información sobre el Tíbet), cuya sede se encuentra en Londres. Este grupo tiene también una vocación propagandística. Está dirigido por Richard Oppenheimer, un periodista que trabajó durante 22 años para la BBC. También la Tibetan Literary Society (Sociedad Literaria Tibetana) cobra del NED para la publicación del periódico Bod-Kyl-Dus-Bab (Tibet Times). En las hojas de pago de la NED también aparece el Tibet Multimedia Center, que difunde cintas de audio y vídeo con mensajes del Dalai Lama. La Tibetan Review Trust Society también cobra de la NED para realizar sus emisiones en tibetano y en chino. En el informe de la NED de 2006 (http://www.ned.org/grants/06programs/grants-asia06.html#chinaTibet) se puede observar que 5 organizaciones tibetanas recibieron fondos que, conjuntamente, ascienden a un total de 173.000 dólares. La lista no es exhaustiva por el «carácter confidencial» de ciertas donaciones. Financiación a través del ministerio estadounidense de Asuntos Exteriores El NED no es el único proveedor de fondos al movimiento tibetano. El Dalai Lama y su entorno también reciben grandes sumas de dinero a través del Bureau of Democracy, Human Rights and Labor (DRL - La Oficina para la Democracia, los Derechos Humanos y el Trabajo) del Ministerio de Asuntos Exteriores. El DRL recibe dinero del estado que puede utilizar para favorecer la «democracia y los derechos humanos» en todo el mundo. Destina la cuarta parte a organizaciones que se interesan por la «democracia y derechos humanos» en China. La mayoría son tibetanas. El año pasado el DRL donó 23 millones de dólares. Un tercio de este dinero se entregó a la NED, el resto lo repartió el propio DRL. Entre otros, al Tibet Fund antes mencionado. El último informe anual del Tibet Fund data de 2005. Ver aquí el documento en PDF: http://tibetfund.org/annual_reports/2005report/2005_annualreport.pdf En él podemos observar que ese año tenía un presupuesto de 5 millones de dólares, de los cuales la mitad provenía del gobierno estadounidense, especialmente de la Oficina de Población, Refugiados e Inmigración del Ministerio de Asuntos Exteriores. Esta Oficina es una sección del DRL. Ese año 2005 el Dalai Lama recibió directamente 500.000 dólares del fondo. Financiación proveniente de Europa El gobierno estadounidense es el principal proveedor de fondos del movimiento tibetano. Por lo tanto, es comprensible la predilección del Dalai Lama por la política exterior de EEUU. Pero los gobiernos europeos tampoco se quedan cortos. Gran parte de los pagos al movimiento tibetano no se realizan directamente, sino por medio de fundaciones como, por ejemplo, la Friedrich Naumann Stiftung Foundation y la Heinrich Böl Stiftung Foundation. El Dalai Lama, agradecido, otorgó en 2005 el premio Light of Truth (Luz de la verdad) al conde Otto Lambsdorff, presidente de la Friedrich Naumann Stiftung. Aquí podrán leer un informe sobre este asunto: http://www.savetibet.org/nl/news/news.php?id=12 5. ¿Condena toda la comunidad internacional a China? De creer las informaciones occidentales, China está completamente aislada y por tanto todo el modo condena su actuación. En realidad, desde el pasado 14 de marzo, un centenar de países han expresado su apoyo a China. Las palabras «comunidad internacional» en boca del presidente estadounidense Bush, del presidente francés Sarkozy y de la canciller alemana Merkel, no les representan más que a ellos mismos. Asia, América Latina y África no se suman a este tinglado. Recordemos que la «comunidad internacional» de George W. Bush también apoyaba la guerra contra Irak. Pero si observamos con más detenimiento, eso no era cierto en absoluto. Según Vietnam, Camboya y Bangladesh, China actuó correctamente Los gobiernos de Vietnam, Camboya y Bangladesh fueron los primeros en expresar su apoyo a China. El viceministro vietnamita de Asuntos Exteriores declaró: «Vietnam apoya plenamente al gobierno chino en relación a las medidas aplicadas para estabilizar la situación en el Tíbet». Ver el artículo: http://news.xinhuanet.com/english/2008-03/21/content_7832281.htm Hugo Chávez apoya a China y los Juegos Olímpicos El presidente venezolano ha expresado su rechazo a los desmanes de los incendiarios de Lhasa. Está convencido de que los EEUU son los responsables de estos acontecimientos. Ver el artículo: http://www.standaard.be/Artikel/Detail.aspx?artikelId=B080326 Rusia, Bielorrusia, Pakistán, los países árabes... No sólo los vecinos directos de China han expresado su apoyo a Beijing. Ver el artículo: http://www.chinadaily.com.cn/china/2008-03/21/content_6554245.htm Los países de Asia central, Sierra Leona, Benin, Siria, Mongolia, Nepal, Tayikistán... La lista es larga. En relación con los motines en Lhasa, el ministro sirio de Asuntos Exteriores declaró: «Siria condena los acontecimientos y a los que están detrás. Expresamos nuestra solidaridad y nos declaramos a favor de la posición de China». Ver el artículo: http://news.xinhuanet.com/english/2008-03/22/content_7836298.htm «Cuba condena los recientes acontecimientos de corte separatista acaecidos en el Tíbet» En estos duros términos el gobierno cubano ha condenado el levantamiento de Lhasa. Cuba también ha declarado que «los actos de agresión contra 19 embajadas y consulados chinos en 16 países constituyen una gravísima violación al espíritu y a la letra de las Convenciones de Viena sobre relaciones diplomáticas y consulares». Ver el artículo: http://www.ansa.it/ansalatina/notizie/notiziari/cuba/20080322215634620241.html