Pensamiento Crítico

La danza del dragón en el desierto

Por M K Bhadrakumar | Asia Times Online | 02 Febrero 2012

No hay registro de dragones en la vida nómade del desierto de Negev, que data de al menos 4.000 años (algunos dicen 7.000). Eso puede estar a punto de cambiar en el Año del Dragón.

Los beduinos del Negev pronto serán testigos de la presencia de una línea férrea construida por los chinos serpenteando entre la mezcla de montañas marrones, rocosas y polvorientas y los wadis (1) y profundos cráteres que llevan hacia el norte desde la ciudad turística de Eilat en el Golfo de Aqba hace el este del Mediterráneo.

Habiendo desarrollado fuertes intereses a ambos lados de la barrera divisoria del Golfo Pérsico - los estados del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) e Irán - China está dando un impresionante salto como gran jugador en la geopolítica del Oriente Medio al elevar sus lazos con Israel al rango de sociedad estratégica.

Paradójicamente, justo en el momento en que los Estados Unidos están tratando de echar la red sobre el dragón en el Mar Amarillo y "contenerlo" en el Pacífico Asiático, éste aparece en una maniobra lateral en la ciudadela de las geoestrategias estadounidenses en el Medio Oriente. Las implicaciones geopolíticas de este hecho son profundas.

Entre la cacofonía de tambores de guerra en el Golfo Pérsico y en el Levante, pasó casi desapercibido el hecho de que el intercambio de felicitaciones entre Beijing y Tel Aviv la semana pasada que marcó el vigésimo aniversario de los lazos diplomáticos entre los dos países adquirió una repentina efusividad que mucho más allá de lo que demanda el mero protocolo.

Diplomacia para todas las épocas del año

El Primer Ministro israelí Benjamín Netanyahu dijo que su país y China hacen una "exitosa combinación" y que podía ver una "dramática expansión" de esos lazos. "Creo que apenas hemos rasgado la superficie de las relaciones entre Israel y China", dijo en una celebración en Tel Aviv el jueves pasado.

En su mensaje de felicitación por el aniversario, el Presidente Hu Jintao dijo que China "da gran importancia al avance de los lazos sino-israelíes y que está listo para hacer esfuerzos con Israel". Por su parte, el Primer Ministro Wen Jiabao comentó que China e Israel tienen "un enorme potencial y amplios prospectos de cooperación", y que Beijing está "listo para continuar expandiendo y profundizando" ese lazos elevándolos "a nuevas alturas".

Al hablar en la ceremonia en Tel Aviv, Netanyahu directamente invitó a Beijung a trabajar con Israel para "enfrentar los retos de asegurar la paz en el Oriente Medio". Y el embajador de China en Israel, Gao Yanping, que estuvo presente, respondió:

La ampliación del desarrollo de las relaciones entre China e Israel no solo es benéfica para ambos países y pueblos, sino que además conducen en gran medida a la estabilidad regional, la paz mundial y la prosperidad global.

Al enfrentar la transformación que está teniendo lugar en la región [léase, la Primavera Árabe] y en el mundo, las relaciones entre China e Israel se encuentran en nu nuevo nivel histórico. En los años que vienen, deberíamos continuar trabajando juntos, creciendo juntos y teniendo éxito juntos.

Pensamientos embriagadores y audaces para una región que los ángeles temen pisar. Pero la madurez de los lazos entre China e Israel hoy es tal que mientras Gao estaba hablando en Tel Aviv, su contraparte en las Naciones Unidas en Nueva York, el embajador Li Baodong, tomaba nota del "empate" del proceso de paz en el Oriente Medio y reiteraba el fuerte apoyo de China a un estado palestino como parte de una solución de dos estados, restaurando el "derecho legal" del pueblo palestino.

"China apoya el establecimiento de un estado palestino independiente que disfrute de total soberanía, con Jerusalén Este como su capital y basado en las fronteras de 1967. China apoya la membrecía de Palestina en las Naciones Unidas", dijo Li, que siguió con una rotunda condena de la reciente decisión del gobierno israelí de dar su aprobación a los planes de expansión de nuevos asentamientos. Dijo:

China siempre está contra el establecimiento por parte de Israel de asentamientos judíos en los territorios palestinos ocupados, inclusive Jerusalén Este. Urgimos a Israel a cesar la construcción de asentamientos inmediatamente, ser prudentes en su actuar y trabajar activamente en colaboración con los esfuerzos de la comunidad internacional para promover la paz, y crear las condiciones para que se reanuden las negociaciones de paz palestino-israelíes.

Li parecía imperturbable por los cálidos sentimientos que estaban siendo expresados entre las dirigencias china e israelí el mismo día que le tocó hablar.

Se repite el portafolios paralelo de la sorprendente diplomacia china el el Oriente Medio puesto en evidencia durante la reciente gira de Wen Jiabao por los estados del CCG. (China sopesa "el lado correcto de la historia" en el Golfo, Asia Times Online, 17 de enero, 2012).

La diplomacia china hacia el Oriente Medio avanza hábilmente por tres vias paralelas con Irán, el CCG e Israel. Esto puede parecer improbable con el trasfondo del surgimiento de Irán y la correspondiente hostilidad que despierta en Israel y los estados del CCG. Pero Beijing no ve contradicción alguna en eso, y hasta está tratando de hacer que las vías se complementen. Posiblemente, algún día lo hagan.

La gran belleza de todo esto es que los tres bandos del Oriente Medio - Irán, el CCG e Israel - por igual quieren tener las mejores relaciones con China y compiten abiertamente por la preferencia del dragón. Esto va a plantear un acertijo imposible de resolver para otras potencias que aspiran por tener influencia en la región, sean Occidente, Turqía o Rusia.

"Aprecio la necesidad de China de asegurarse un abastecimiento regular de las fuentes de energía con el fin de continuar su impresionante crecimiento. Creo que es posible reemplazar el petróleo iraní," dijo Netanyahu. Él todavía espera que China abandone el hábito del petróleo iraní, aunque Beijing no tiene intenciones de erosionar su relación con Irán. El comercio entre China e Irán florece con unos 45 billones de dólares, comparados a los 8 billones del comercio entre China e Israel.

"Confluencia entre continentes"

A pesar de todo, Israel está haciendo una oferta a partir de las masivas reservas de petróleo y gas en la provincia de la cuenca del Levante en el este del Mediterráneo. El área, que comprende unos 83 mil kilómetros cuadrados, cubre un territorio marítimo y terrestre que incluye la Franja de Gaza, Israel, el Líbano, Siria y Chipre. El Reconocimiento Geológico de los Estados Unidos estimó en 2010 que el área contiene una media de 1.7 millones de barriles de petróleo explotable y una media de 122 trillones de pies cúbicos (tpc) de gas explotable.

Según los estimados anteriores, esas reservas asegurarían la seguridad energética de Israel, pero estimados más recientes a la luz del descubrimiento de nuevos yacimientos es que son mucho mayores de lo requerido para satisfacer las necesidades de Israel.

El desarrollo de inmensas obras de infraestructura es parte del paquete, incluyendo instalaciones para la licuefacción del gas a ser construidas en la costa de Israel y rutas de transporte que lleven a mercados viables para las exportaciones israelíes de recursos energéticos. Estas seductoras perspectivas de cooperación explican la confianza de Netanyahu en que el comercio bilateral con China fácilmente se duplique en el futuro cercano. (China ya figura como el tercer socio más importante de Israel luego de los EE.UU. y la Unión Europea.)

El ministro de transporte israelí Yisrael Katz visitó a Beijing en septiembre y recientemente ha sido citado diciendo "la capacidad profesional de las compañías chinas en la construcción de sistemas de vías férreas y redes de transportes está entre los mejores del mundo."

El Ministro de Transporte israelí ha subrayado que Israel preferiría que las empresas estatales de China emprendan la construcción de la denominada línea férrea "Med-Red" a través del valle Zin del desierto de Negev que conecta el Mediterráneo israelí y el Mar Rojo con las ciudades costeras de Haifa y Eilat.

Rápidamente, siguiendo las discusiones de Katz en Beijing, China comenzó a trabajar en una propuesta conjunta con Israel para la vía de comunicación a Eilat. Las compañías chinas e israelíes pueden ejecutar en conjunto el proyecto y, posiblemente, China puede invertir en él.

Ahora, los dos yacimientos israelíes de gas más grandes - Leviatán y Timar - se encuentran 130 y 80 kilómetros de la ciudad portuaria de Haifa. Mientras que se estima que Leviatán tiene reservas por 16 tcf de gas, las reservas de Timar llegan a por lo menos 8.4 tcf. (Recientemente, dos campos más de gas - Sara y Mira - fueron descubiertos frente a la ciudad portuaria de Hadera, al sur de Haifa.)

La propuesta de un enlace mixto facilitaría el transporte de gas natural líquido desde la costa israelí del Mediterráneo a la costa del Mar Rojo, desde la cual puede ser embarcado hacia China a través del Océano Índico. Al mismo tiempo, esta vía de comunicación potenciaría el rango de las exportaciones chinas al centro y sur de Europa y los Balcanes.

La relación entre China e Israel ha sido compleja. Ha tenido sus altos y sus bajos. Pero el Ministerio de Relaciones israelí tuvo justificación para asegurar, en un comunicado la semana pasada, que los dos países en estos momentos "gozan de un florecimiento de las relaciones en los años recientes".

Sin dudas, 2011 ha sido un buen año. En mayo, el comandante de la armada china, el almirante Wu Shengli visitó Israel, lo que fue seguido en agosto por la visita del jefe del Ejército Popular de Liberación, el general Chen Bingde. Ésta fue la primera visita de un jefe militar chino a Israel.

En el ínterin, el Ministro israelí de Defensa Ehud Barak visitó China en junio, que también fue el primero en su clase- En julio, los dos países concluyeron un acuerdo de cooperación económica. Para citar a Netanyahu, "los lazos bilaterales son importantes para nosotros; por lo tanto, estamos comprometidos con expandirlos rápidamente en una serie de campos. Para este fin, he emitido una directiva para aprobar cualquier invitación para visitar China."

Claramente, Israel y China estan dispuestas a establecer un compromiso profundo y altamente estratégico. Netanyahu dijo en una reunión el gabinete en Tel Aviv el domingo que tiene la intención de llevar adelante las propuestas redes de vías férreas y carreteras para conectar Eilat al norte de Israel como una "confluencia entre continentes". Siguió señalando el interés de China en el proyecto.

Beijing ya se habría dado cuenta del inmenso potencial estratégico de una audaz ruta de transporte a través del desierto de Negev, saltándose el congestionado Canal de Suez de Egipto, lo que conectaría al Asia con Europa. Casi parece como que a Washington se le enredaron los papeles.

El embajador M K Bhadrakumar fue diplomático de carrera en el Servicio Exterior de la India. Entre sus destinos estuvieron la Unión Soviética, Corea del Sur, Sri Lanka, Alemania, Afganistán, Pakistán, Uzbekistán, Kuwait y Turquía.

Notas:

(1) Uadi o Wadi, es un vocablo de origen árabe utilizado para denominar los cauces secos o estacionales de ríos que discurren por regiones cálidas y áridas o desérticas. (Fuente: Wikipedia)

Traducido por Jorge Capelán.