Pensamiento Crítico

Indígenas del Brasil, con pocos motivos para celebrar

Por Natasha Pitts | Adital | 19 Abril 2012

El 19 de abril, Día del Indio, debería ser de conmemoración, sin embargo, la población indígena brasilera no tiene mucho que celebrar. Pasaron 20 años y las tierras tradicionales todavía no fueron demarcadas, falta asistencia en las áreas de salud y educación, falta respeto por la cultura y la tradición indígena, las tasas de asesinatos y suicidios no son bajas. Además, persiste la criminalización de los líderes indígenas.

En medio de este conjunto de problemas, Edina Pitarelli, concejera del Concejo Indigenista Misionero (Cimi), Regional Norte I, señala un motivo para celebrar. "Necesitamos celebrar la relación cariñosa que los pueblos indígenas tienen con la naturaleza, la Madre Tierra. Necesitamos felicitarlos por eso, pues sin ellos la situación ambiental sería más grave aún", recuerda.

Fuera de eso, Edina afirma que encuentra más motivos para lamentar, ya que la situación indígena se deteriora cada día más y empeoró bastante en los últimos años.

"Hoy, tenemos que lamentar el hecho de que el 50% de las tierras indígenas todavía no fueron demarcadas, lo que debería haber ocurrido con todas las tierras antes del año 1992. Tenemos que lamentar y repudiar la PEC 215, que quiere pasar del Ejecutivo al Congreso Nacional la responsabilidad sobre la demarcación de Tierras Indígenas lo que lesiona los derechos de los indígenas. Tenemos que lamentar además el modelo de educación que no respeta la forma propia de organizarse de los pueblos indígenas", critica.

Según Edina, otro problema grave se encuentra en el área de la salud. La Concejera revela que en los dos últimos años la situación empeoró considerablemente. En el Valle de Javari, en Atalaia del Norte, municipio del Amazonas, la población indígena está muriendo por falta de atención médica. Una epidemia de hepatitis tomó la región e infectó al 87,5% de la población indígena local.

La asistencia de salud debería ser dada por la Secretaría Especial de Salud Indígena (Sesai), pero esto no ocurre. El Gobierno Federal está en deuda con los pueblos indígenas y no viene prestando la atención debida. La falta de prevención y control de algunas enfermedades permitió que la malaria, la tuberculosis y hasta las helmintiasis -enfermedad de fácil tratamiento- se esparcieran entre adultos y niños.

La situación ambiental y la inversión en grandes obras, temas discutidos en todo el mundo, también afectan directamente a los pueblos indígenas, que están viendo que sus tierras son ocupadas por emprendimientos como hidroeléctricas y minas. Al reivindicar sus derechos territoriales, los líderes indígenas son atacados, criminalizados y hasta inclusive asesinados, como ocurrió en Mato Grosso do Sul, con el cacique Nísio Gomes, atacado a tiros por pistoleros en noviembre de 2011.

En este contexto de grandes obras, Edina afirma que una de las grandes demandas de los pueblos indígenas es la consulta cuando haya obras que afecten sus tierras.

"Los pueblos indígenas quieren que se respeten sus derechos. Quieren que la Convención 169 de la OIT [Organización Internacional del Trabajo] sea cumplida, pero actualmente lo que se ve es que el Gobierno los ignora totalmente y no tiene en consideración los derechos indígenas. El Gobierno Federal, en los dos últimos años, ni siquiera puso en la pauta las cuestiones indígenas, lo mismo ocurre con el Poder Judicial. Y además, la fuerza articulada del Legislativo representa una violencia contra los pueblos indígenas", critica.

Sobre la fecha

El Día del Indio fue instituido por medio del Decreto-Ley nº 5540, el dos de junio de 1943, por el entonces presidente Getúlio Vargas. La fecha 19 de abril fue elegida para recordar al Primer Congreso Indigenista Interamericano, en 1940.