Pensamiento Crítico

Lo que López Obrador hará en México

Por Jacobo Zabludovsky | Diario El Universal. | 25 Junio 2012

Cuando platica entre amigos Andrés Manuel López Obrador habla más aprisa.

"Pues no tanto. No se me da mucho hablar de corrido, pero sí seguro. Y bastante tranquilo, conociendo de los temas, dando a conocer mis propuestas, porque eso fue lo que recomendó la gente, mis asesores, que son los ciudadanos. La gente con la que hablo todos los días. Ellos son los que me van guiando, asesorando antes en los actos, en las entradas a los actos, en las salidas, en las vallas a donde voy dando la mano y llevando a cabo una especie de diálogo popular. La gente me va diciendo, me va aconsejando, voy recogiendo los sentimientos de la gente, y en los últimos días insistían mucho en que yo no me enojara, que no atacara, que presentara propuestas. Eso era lo más conveniente: proponer que se conozca el proyecto para que la gente tenga información y no se deje engañar, y que tampoco los espanten con el miedo al cambio. Entonces, les hice caso a mis asesores y nos fue bien".

Usted ha calificado la presidencia de Felipe Calderón como ilegítima, pero también dice que no va a ejercer venganza, sino que va a aplicar la justicia. ¿La justicia alcanza a una presidencia ilegítima?

"El país requiere de la unidad de todos, está muy mal. Requerimos la reconciliación, necesitamos la unidad y queremos ir al cambio por el camino de la concordia. Entonces, si pensamos en venganzas nos vamos a empantanar. Necesitamos apostar a una etapa nueva poniendo por delante la justicia, pero no con un afán persecutorio. Se acostumbraba o se sigue pensando que si llega un nuevo gobierno para justificarse de que las cosas van a ser distintas o para legitimarse para obtener credibilidad dan golpes espectaculares, metiendo en la cárcel a uno, dos, tres y luego se cae en lo mismo, es decir, la misma corrupción, la misma impunidad, y no se cambia realmente la actuación de los gobernantes". 

En las campañas ha habido cambios.

"Se pusieron muy nerviosos a partir de que empezó a caer Enrique Peña Nieto, porque no tenían un plan B, estaban en la autocomplacencia, pensaban que la campaña publicitaria iba a bastar para sentar en la silla a Peña Nieto. Estaban muy confiados; de repente, se empieza a desinflar Peña Nieto, que es para mí el candidato de los que realmente mandan en el país. Echaron a andar desde hace algún tiempo una operación de recambio. Como percibieron que no les iba a funcionar el PAN empezaron a hacerlo a un lado, a manejar la idea de que las cosas iban a mejorar en México si regresaba el PRI a la presidencia. Y empezaron a proyectar a Peña Nieto. De repente ya no les funciona la estrategia, lo descubren los jóvenes que desde hace un mes iniciaron un movimiento extraordinario, movimiento estudiantil noble, fresco, creativo, jóvenes que van al grano, van al fondo del asunto. Dicen ¡no! a Peña Nieto porque está siendo impulsado por la publicidad, porque lo quieren imponer las televisoras, en particular una televisora. Nos va aumentando el apoyo de la gente, ellos empiezan a desesperarse y lo primero que hacen es ponerse de acuerdo con Fox y sale Fox a decir que había que votar por el que llevaba la delantera. Si fuese así, excelente, porque tendrían que estarme apoyando a mí porque yo llevo la delantera. Pero, en fin, desesperado, sale Fox y en verdad es una vergüenza lo que hace, porque no merece su partido ese trato, la candidata de su partido, el partido que lo llevó a la presidencia. Bueno, pues con todo ese desfigure, con el nerviosismo empiezan a convocar. Tengo información de que Vicente Fox está mandando cartas a las casas pidiendo el voto por Peña Nieto y lanzándose en contra mía. Un cambio verdadero para beneficio del pueblo y para beneficio de la nación".

¿Qué sigue?

"Voy a crear un consejo consultivo para el rescate de la república, a crear consejos ciudadanos por secretaría, que me van a ayudar para garantizar que los contratos de obras, de compras, de bienes y servicios en el gobierno sean transparentes. Cuando fui jefe de gobierno se dio el caso de la compra de 40 trenes para el Metro, con 400 vagones. No se habían podido comprar los trenes en gobiernos anteriores por la rebatinga, por el quererse quedar con el contrato y sacar provecho. Formé un comité ciudadano y lancé la convocatoria, la licitación y surge este comité ciudadano de profesionistas, periodistas y el director de la Facultad de Ingeniería de la UNAM, un grupo. Y esto ayudó a que el contrato se llevara a cabo conforme lo establecido. Ahorramos dinero, se compraron los trenes a la mitad de precio de lo que habían costado los trenes comprados con anterioridad. Ganó Bombardier y un compromiso fue que hicieran los trenes en Ciudad Sahagún para que crearan empleos en México. 

"Esto es lo que quiero hacer".