Pensamiento Crítico

10 pasos para sanar la herida del esclavismo y del genocidio en El Caribe

Por Equipo Otramerica | Otramerica.com | 18 Marzo 2014
El Caribe fue el epicentro del mercado de personas esclavizadas que alimentó las plantaciones coloniales durante siglos. Ahora, los países que forman parte de la Comunidad de El Caribe (CARICOM) han acordado un “Plan de Reparación” que deben asumir los países europeos que se beneficiaron durante 400 años de la esclavización y promovieron 100 años adicionales de segregación racial.

El 10 de marzo la Comunidad del Caribe (CARICOM), conformada por los países emancipados de Reino Unido, Francia y Holanda, dio un paso fundamental en el proceso de justicia y reparación por los siglos de esclavismo en sus territorios. Los jefes de Estado de 14 países aprobaron el Programa de Justicia Reparatoria del Caribe que incluye 10 puntos contundentes. Se trata de los siguientes:

  1. Una disculpa formal y completa de los gobiernos europeos en contraposición a las vagas “declaraciones de pesar” que han hecho algunos de ellos.
  2. La repatriación de aquellas personas descendientes de los esclavizados que quieran retornar a África, teniendo en cuenta que más de 10 millones fueron robados de sus hogares y tratados como propiedad de europeos. El programa de retorno debe incluir mecanismos de integración.
  3. Un Programa de Desarrollo de los Pueblos Originarios para la rehabilitación de los supervivientes, teniendo en cuenta el genocidio cometido contra ellos y que ha supuesto que la población de 3 millones de personas originarias de 1700 haya quedado reducida a unas 30.000 en la actualidad.
  4. Creación de las instituciones culturales necesarias para que las historias de las víctimas y de sus descendientes puedan ser relatadas.
  5. El pago de un plan que remedie la Crisis de Salud Pública en El Caribe, una región con un alto índice de enfermedades crónicas que se derivan de la experiencia nutricional, la brutalidad emocional y el estrés asociados a la esclavitud, el genocidio y el apartheid.
  6. Erradicación del analfabetismo, especialmente en las ex colonias británicas, ya que ese país dejó a las comunidades afro e indígenas en estado general de analfabetismo.
  7. Programa de Conocimiento de África para que las personas de ascendencia africana conozcan sus raíces.
  8. Reparación sicológica para los afrodescendientes.
  9. Transferencia de tecnología para un mayor acceso a la ciencia y a la tecnología, teniendo en cuenta que durante el colonialismo, El Caribe fue excluido de los procesos de industrialización y condenado a ser productor y exportador de materias primas.
  10. Cancelación de la deuda externa para hacer frente a la “trampa fiscal” que enfrentan los gobiernos de la región que sufrieron la esclavitud y el colonialismo.

Hilary Beckles, presidenta de la Comisión de Reparación de CARICOM (CRC) se mostraba esta semana contenta por la aprobación del plan por parte de los jefes de Estado porque “las reparaciones por la esclavitud y el siglo de apartheid racial que lo reemplazó hasta los años cincuenta [del siglo XX], resuenan como un reclamo popular hoy en día en las comunidades del Caribe por el daño persistente y el sufrimiento vinculado a los crímenes contra la humanidad cometidos bajo el colonialismo”.

El bufete de abogados Leigh Day, asesor de la CRC, apuesta por una conferencia internacional en Londres en junio en la que participen los países miembros del CARICOM y los países europeos colonialistas, con especial énfasis en Reino Unido, Holanda y Francia. De no avanzar en un acuerdo, la CARICOM está dispuesta a llegar a los tribunales internacionales, como lo explicaba su presidente por tempore Ralph Gonsalves, jefe de Estado de San Vicente y Granadinas, donde se realizó la cumbre del 10 y el 11 de marzo: “Creemos que tenemos a la ley y los acontecimientos de nuestro lado en relación al legado del genocidio de nativos y la esclavitud de africanos”.

La CRC fue creada por el CARICOM en 2013 y trata de encontrar caminos para la descolonización estructural y la reconciliación de los países de El Caribe con las antiguas metrópolis, culpables de la esclavización de personas africanas, del genocidio indígena y de las políticas de apartheid en la etapa de emancipación.

Esta es la primera vez que los países de El Caribe hacen el reclamo de forma unida, pero no es una petición inédita. En 1999, la Comisión Africana de la Verdad por la Reparación Mundial y la Repatriación exigió una compensación a “occidente” de 777 trillones de dólares por el expolio y el secuestro de hasta 18 millones de personas en el llamado tráfico negrero. En 2004, afrodescendientes demandaron sin éxito a Lloyds en Londres, una de las empresas surgidas y enriquecidad gracias al tráfico de personas esclavizadas. También exigieron -sin éxito- una compensación al gobierno británico los rastafaris retornados a África, el gobierno de Guyana o los de Jamaica y Antigua y Barbuda.

Los países que conforman la CARICOM son Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice, Dominica, Granada, Guyana, Haití, Jamaica, Montserrat, Santa Lucía, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y Granadinas, Surinam, y Trinidad y Tobago.