Pensamiento Crítico

El impacto del fracking

| TeleSUR | 06 Noviembre 2014

¿Una bendición para el petróleo doméstico estadounidense y la producción de gas o una amenaza ambiental para la población local?

Una explosión de gas natural sacudió el este de Ohio el martes. En la ciudad de Beallsville, situada en el condado de Jefferson, un pozo perforado envío gas metano en el aire. Cuatrocientas familias tuvieron que ser evacuadas, de acuerdo con The Columbus Dispatch, un periódico de Ohio, y una empresa especializada tuvo que ser contratada para cerrar el pozo y evitar que el gas se escape al aire.

"El fuego ha sido reparado", dijo un asistente de la línea de emergencia en la oficina del condado de Jefferson. Pero los funcionarios que manejan el departamento de emergencias del condado de Jefferson dijeron al periódico The Columbus Dispatch que les preocupa lo que esos gases podrían hacer a las personas y hogares en el largo plazo.

El pozo, ubicado en las cercanías de Bloomingdale, había sido "fracked" para extraer el gas natural. Bloomingdale, como Beallsville, son pueblos rurales. Los dos pueblos se encuentran a unos 15 kilómetros al suroeste de Steubenville y 140 millas al este de la capital de Ohio, Columbus.

¿Qué es el Fracturamiento Hidráulico? (Fracking)

Ohio es uno de varios estados de la unión que se ha convertido en un punto controversial para el fracturamiento hidráulico o "fracking", que es un método de extracción del gas natural y petróleo que implica la perforación horizontal para romper la capa de roca de esquisto profundo para liberar el gas natural. Junto con el este de Ohio, el fracking es más común en los estados de Texas, Louisiana, Pennsylvania, Dakota del Norte, y el norte de York, todas estas, regiones donde hay una presencia significativa de la capa de roca de esquisto.

El gas natural, que se asienta profundamente en las capas minerales y muy por debajo del suelo, se libera mediante el bombeo de millones de galones de agua a alta presión, mezclados con un cóctel químico y de arena para disolver los minerales en el lecho de la roca de esquisto. Estos productos químicos mezclados con el agua se inyectan en pozos. La elevada fuerza del material inyectado puede causar derrames o fugas, especialmente en pozos mal construidos, y potencialmente puede liberar gas metano en el aire.

Después que el sitio se fractura, los perforadores separan las aguas residuales, que luego es tratada, desechada o reutilizada. La investigación científica ha documentado que los productos químicos encuentran su camino de regreso a los acuíferos de agua dulce. Un estudio reciente de la Universidad de Duke detectó niveles elevados de radio en las aguas residuales que fueron vertidas desde una planta de tratamiento de este tipo, en el oeste de Pennsylvania.

Los productos químicos utilizados en la fracturación incluyen compuestos radiactivos. De un total de 650 productos químicos utilizados normalmente, un informe del personal del Comité de Energía y Comercio de la Cámara, identificó 29 carcinógenos conocidos, entre ellos benceno altamente tóxico, con riesgos para la salud humana y que contenía contaminantes peligrosos.

Estudios

Un Estudio Exploratorio de la Calidad del Aire Cerca de Operaciones de Gas Natural y Humano y la Evaluación de Riesgo Ecológico, se llevó a cabo en el condado de Garfield, Colorado, entre julio de 2010 y octubre de 2011. Se llevó a cabo la investigación por parte de los investigadores de The Endocrine Disruption Exchange, una organización sin fines de lucro que examina el impacto de la exposición a sustancias químicas en el medio ambiente y en la salud humana.

En el estudio, los investigadores tomaron muestras del agua y el aire alrededor de un pozo cada semana durante 11 meses, a partir de la perforación del pozo hasta que comenzó la producción de gas natural. Los investigadores encontraron evidencia de 57 sustancias químicas diferentes en sus ensayos, 45 de las cuales creen que pueden afectar a la salud humana. En casi el 75 por ciento de todas las muestras recogidas, los investigadores detectaron cloruro de metileno, un disolvente tóxico que la industria no había revelado previamente como un ingrediente en sus operaciones de perforación.

Aparte de la contaminación química, otra preocupación ambiental sobre el fracking es que puede causar pequeños terremotos, según el Servicio Geológico de Estados Unidos. Los temblores son demasiado pequeños como para causar peligro a la seguridad pública, pero los terremotos provocados por la eliminación de las aguas residuales sin duda pueden causar daños. El Consejo de Relaciones Exteriores citó informes de que más de un centenar de pequeños terremotos se registraron en Youngstown, Ohio, en el 2011, un número notable para una ciudad que no se asienta en una línea de falla. La causa de los terremotos se atribuyó a un pozo de inyección.

Aparte de los efectos localizados, la extracción de gas natural tiene implicaciones ambientales globales. Esto debido a que el gas metano al que se accede por extracción y el dióxido de carbono liberado durante el proceso de combustión del metano, son los dos gases de efecto invernadero que contribuyen al calentamiento global y al cambio climático.

Este tipo de operaciones de perforación se han hecho exentas de las regulaciones federales sobre la eliminación de residuos en los Estados Unidos.