Pensamiento Crítico

Los debates de Pepe Mujica

Por Redacción | Diario La República | 05 Abril 2016

“El capital financiero se ha hecho dueño de la cancha”

Más alejado de lo que él mismo llama “el menudeo político”, Mujica muestra hoy una nueva faceta. Le preocupa más ser un disparador de debates sociales que involucrarse directamente en la lucha directa entre oficialismo y oposición.

Así se traduce de la larga entrevista que mantuvo con LA REPÚBLICA en su chacra horas antes de viajar a Japón.

Pone el ojo en algunas luchas que considera urgentes y pide a la sociedad que se atreva a plantearlas y considerarlas en profundidad. Esta nota refleja algunos de sus “urgentes” pedidos de debate, que van desde la transparencia empresaria, la corrupción de los evasores, las seis horas de trabajo, la incidencia de la TV ordinaria en el crecimiento de la violencia en la sociedad, entre otros temas.

La ruleta monetaria

Justo horas antes de que saltara uno de los escándalos financieros más grandes de la historia, el expresidente asegura que una de las causas de la crisis económica que sacude al mundo obedece a que “el capital financiero se ha hecho dueño de la cancha en gran medida, frente al capital productivo y se volvió hondamente especulativo”.

Propone cambios fuertes. “Todo el mundo le pide cristalinidad al Estado y está muy bien. Pero, ¿no será la hora de pedirle cristalinidad a las empresas.

No será la hora de saber cuánto gana una empresa y de saber cuál es la situación económica real en la que se encuentra para que los trabajadores no le pidan imposibles, pero también para saber cuánto le corresponde pagar de impuestos al empresario?”.

“Tenemos que ir a un mundo en el que las cosas sean claras para todos”, asegura.

Mete el dedo en la llaga y considera que esta es una de las mayores corrupciones del mundo actual. “Al Estado se lo evade en pila y es un oficio de especialistas. ¿Por qué pasa esto? porque tenemos un mundo de tramposos. Y como son tantos, no se puede castigar, entonces hay que tratar de cambiar y reencausar las cosas”.

“Este un tema que merece discutirse largo, hay que acomodar la cabeza y darse cuenta que un mundo en el que la transparencia sea para todos por igual, a la larga nos va a dar más beneficios”.

El capital financiero se ha hecho dueño de la cancha y exige cada vez más ganancia, y en menos tiempo. Se mueve de un lado al otro sin consistencia y eso afecta al capital productivo.

“Las fábricas necesitan 3 0 4 años para instalarse, pero al capital financiero no le interesa la producción, busca especular, juega a la ruleta monetaria. Está en la suba y baja de moneda. Cada vez más recursos se vuelcan en eso. Gran parte de la plata de los bancos va a comprar vieja deuda y no a la producción. Eso viene pasando cada día más y hay un enlentecimiento global de la economía del mundo”.

“¿Cuanto tiene que ganar el que invierte el 25% o el 30% del capital?, porqué no discutir también eso. Parece imposible pero va a ser inevitable. Así como lo planteo parece revolucionario, pero la claridad también la tienen que tener las empresas. Tenemos que saber cuánto tienen que pagar de impuestos, de salarios. Tenemos que ir a un mundo en el que las cosas sean claras para todos por igual”.

“Si uno sabe la ganancia de una empresa puede saber si hay coima o no y en qué gasta. En el mundo de hoy, se tiene que saber todo. He conocido empresas que han sido sostenidas por bancos del Estado porque se intentaba salvarlas pensando que ocupaban a mucha gente, pero las empresas se terminaron cayendo y el banco perdiendo. Todos terminamos perdiendo. Eso no es sano”.

El peligro que viene

Para el expresidente, uno de los desafíos más duros que se viene en el Uruguay pasa por aceptar que la economía “se enlenteció” y que será imposible seguir creciendo un 5 o un 6%.

“Después de 10 años de bonanza económica hay un reclamo que no está de acuerdo con las posibilidades que da hoy la economía y es probable que nuestra sociedad, en sus términos medios, tenga un grado de exigencia que no se puede responder”.

“Es cierto que las nuevas generaciones no tienen porque tener en cuenta cómo era antes, no se vive con el recuerdo del pasado sino con la esperanza del mañana. Pero nos cuesta entender que hay un crudo enlentecimiento de la economía mundial. Cuando Alemania le dice que puede ser que crezca un 1,5% y todos los países centrales manifiestan una verdadera incertidumbre. Hay un problema de la economía mundial. En ese marco nosotros, pequeño país exportador, sentimos también el problema”.

“Y la gente está acostumbrada a exigencias lógicas que no se van a poder cubrir y eso produce un malestar incluso en gente nuestra”.

“Esto termina generando discrepancias en lo interno de la propia izquierda. La frazada no da para cubrir esto dicen unos. Sí, pero siempre tenemos que sacrificarnos nosotros, dicen otros… la izquierda tiene que entrar a plantear otras cosas que hoy están subordinadas en el horizonte”.

Las 6 horas: una necesidad de carácter estratégico

Otro tema polémico que el expresidente Mujica propone debatir como sociedad es el de las 6 horas de trabajo obligatorio.

Explica que entre las discusiones que seguramente se van a comenzar a escuchar con más fuerza es “el debate por generalizar por lo menos las 6 horas”.

“Ese va a ser seguramente el debate que va a venir y el aumento en las prestaciones de seguridad social. Vamos a vivir una convulsión por ello y todo en el medio de una creciente inestabilidad laboral, con la angustia que ello implica”.

“A las 6 horas las veo como una necesidad de carácter estratégico, no quiere decir que todas las empresas lo puedan hacer pero hay que tener avances”.

5 definiciones de Mujica

1 – Mercosur o nuevos tratados

“Hay que tratar de conseguir todos los tratados que se puedan pero no nos podemos desprender de los que tenemos. Es el dilema de Tarzán, si soltamos una liana ya tenemos que estar agarrados de otra, sino nos damos contra el suelo. No puedo boconear que voy a hacer esto, si todavía dependo de aquello”.

2 – Libre comercio

“Estamos en un mundo muy mentiroso, lo que menos hay es libre comercio. El proteccionismo de los países industrializados es muy severo y no solo usa los aranceles. Y nosotros somos dependientes de ese mundo”.

3 – Brasil

“Está muy feo Brasil. Es un país muy complejo con 30 y pico de partidos, hay un montón de partidos locales en los distintos estados. Conformar una mayoría significa negociar con todos y cada uno pide un montón de cosas, es un sistema muy malsano desde hace mucho tiempo. Y todos los partidos tienen gente enchastrada, hay 41 acusaciones y solo 9 pertenecen al PT, es una gangrena muy peligrosa”.

4 – Valenti

“Yo no he podido hablar con él, no sé como anda, pero bueno, tener alguna discrepancia no es el fin del mundo y a la edad de nosotros, genio y figura hasta la sepultura”.

5 – Candidatos del FA

“Son todos buenos. Todos distintos pero buenos. Unos pondrían más el acento en una cosa que en otra”.
 

“Mostrar violencia todo el día, no es libertad de prensa”

“Y no estoy hablando de medios opositores, es peor, si fueran solo opositores no es nada”, recalcó.

La creciente sensación de inseguridad y la polémica desatada entre gobierno y oposición por el tema, también mereció un amplio análisis del expresidente Mujica en su charla con LA REPÚBLICA.

Y es aquí donde expone otro de sus pedidos centrales de debate social.

“¿Cuál es la causa de la violencia creciente en la sociedad?” El senador acepta que si bien hay varias, hay una que merece ser discutida sin miedo y sin “mala intención”, la violencia que muestra las 24 horas la televisión.

“Está bien discutir sobre la seguridad, porque notoriamente hay problemas. Pero después de discutir las medidas que se puedan tomar, habría que discutir también ciertos cambios en la formación psicológica delictiva de nuestra sociedad”.

“Si un botija que está saliendo del cascarón ve, desde las 6 de la mañana hasta las 10 de la noche, 20 o 30 homicidios por televisión, y un pregón permanente de la violencia y del asesinato, a la larga eso se registra subliminalmente y repercute en la violencia de la sociedad”.

Enlatados

“Eso no es normal. Debemos discutir sobre lo que estamos difundiendo masivamente en nombre de la libertad de prensa. Que no es ninguna libertad de prensa, sino gastar poco para entretener a la gente. Se compra enlatados y se mete adentro crímenes y violencia”.

“Educamos horriblemente con ese ejemplo y no quiero decir que sea la única causa de lo que está pasando hoy, pero no creo que eso sea libertad de prensa, ni que le esté haciendo bien a la sociedad”.

“Y no estoy hablando de medios opositores, es peor, si fueran solo opositores no es nada. Se deslizan por un carril que son las leyes del mercado, compran enlatados ordinarios basados en el crimen y en el medio meten mucha propaganda”.

“No lo hacen por maldad ni bondad, solo por negocio. Estamos viendo un montón de inmundicia y eso no tiene nada que ver con las opiniones políticas ni con la libertad de prensa”.

“Eso no es libertad. Dicen que hay que dejar que la gente elija. ¿Que los niños elijan y decidan? ¿No habrá algo que pensar en todo ello? La falta de respeto que se ve a diario. Eso no lo polemizamos, solo hablamos de hacer más cárceles”.

“Estamos cada día más locos. Hay hinchas de un cuadro de fútbol que tratan de gallina a otro y lo matan. Es inexplicable. Yo conocí presos comunes y es un error decir que no tienen códigos, pero parece que hoy todo ha quedado por el mal camino, es una humanidad sin freno. Eso también habría que discutirlo, y sin mala fe”.

“Lo peor no es Trump, sino los que lo votan”

José Mujica
 

La reciente visita de Obama a Cuba y Argentina fue considerada por el expresidente Mujica como una señal de seducción y una nueva estrategia norteamericana.

“Obama vino a seducir, pero dentro de 8 meses no sé quien va estar en la Presidencia y qué es lo que piense. Conozco a Obama, pero no me jugaría las dos patas, más de una vez la política norteamericana pega volantazos. Y si entra Trump, dios nos libre. Y lo peor no es Trump, sino la gente que lo vota”.

“Hay un margen de opinión pública adentro de EEUU que es una verdadera alarma mundial. Porque locos sueltos siempre hubo, el problema es cuando a los locos les dan pelota”.

“¿La visita a Cuba? Fue un cambio de táctica de EEUU al mostrar más apertura, y una jugada de riesgo para la revolución cubana que quiere salir del estancamiento económico y sabe que tiene que correr un riesgo. Y lo va a hacer porque apuesta a que el grado de politización y de fidelidad de la gente con la revolución es más grande que la tentación que puede plantear el turismo y todo lo que se viene”.

“¿Guantánamo? es otra derrota de Obama. Y el bloqueo va a estar latente pero va a haber un afloje creciente en medidas”.

¿Volvería a traer hoy a refugiados de Guantánamo?

“Tal vez no, porque estamos en otras condiciones. Y desgraciadamente las sociedades modernas cada vez están más ricas y cada vez más egoístas. Empezando por los emigrados. La conducta de la gente que salió es pésima. De una absoluta falta de solidaridad con los que estaban allá. Porque si ellos hubieran cultivado otra imagen, hubieran facilitado que otros pudieran salir. Lo único que hicieron fue que tres o cuatro gobiernos de América latina que estaban por tomar una medida parecida se retrajeran, ¿a quién perjudicaron?, a los otros presos de Guantánamo. Eso es propio del egoísmo contemporáneo”.

“Usted no puede venir a una casa ajena con una cultura distinta a querer imponer su credo, como decía el Quijote “donde fueres haz como vieres”. Es elemental. Hay también uruguayos egoístas que dijeron que porqué les damos un plato de comida en lugar de darles a los de acá y lo dijeron algunos que mantienen caballos de carrera para timbear”.

¿Qué Mujica se viene?

“Voy a seguir militando y ayudando a mis compañeros en lo que pueda. Y seguir hasta que me llamen del otro lado. Siempre voy a estar haciendo cosas”.