Pensamiento Crítico

Las siete vacas gordas de la globalización. Reflexión sobre Génesis 41:17-18

Roberto Pineda, Pastor de la Iglesia Luterana Popular de El Salvador. | Adital | 26 Agosto 2006
El conocido sueño del faraón del Nilo, interpretado por el hebreo José de siete vacas gordas y siete vacas flacas, puede ser también interpretado como de un mundo en el que existen siete países ricos que explotan a siete países pobres. Y las vacas gordas se comen a las vacas flacas. Y en determinado momento los países pobres se organizan y luchan por sus derechos. La resistencia a los imperios acompaña la historia de la humanidad. Donde hay opresión hay resistencia nos enseña Mao. Y en cada época surge una subjetividad de la resistencia que va dibujando los rostros de los manifestantes, que escriben los manifiestos e izan las banderas de la protesta y la rebelión. Así como también los poderosos organizan las redes ideológicas de la opresión y las cadenas para amarrar los sueños del futuro. En nuestra época de globalización neoliberal el capitalismo es una hidra con siete rostros, siete culturas, siete tecnologías, siete ejércitos, siete religiones, siete idiomas, siete economías en un solo imperio planetario que camina con un rumbo preciso: lograr la máxima ganancia. Estamos hablando de la pandilla de los siete grandes, las siete vacas gordas de la globalización neoliberal: USA, Canadá, Japón, Francia, Alemania, Reino Unido e Italia.

La vaca gorda estadounidense

El mito de fundación de este imperio relata de llegada a bordo del Mayflower de exiliados religiosos en 1620 que desembarcan en Plymouth, en la bahía de Massachussets. Huyen de la persecución religiosa en Inglaterra desatada por el rey Jacobo I, que gobernó entre 1603 y 1625 e impuso la religión anglicana a sus súbditos. Estos peregrinos llamados puritanos crean las semillas del imperio al esclavizar y exterminar a los pueblos originales que los reciben amigablemente. Luego sus granjeros y comerciantes realizan una revolución independentista en 1776 y se liberan de Inglaterra. Ya en 1824 pone sus ojos sobre Venezuela oliendo petróleo. Y se inventan el lema América para los americanos. Y luego en 1845 su apetito expansionista se tragó a la mitad de México. En 1898 se anexó a Cuba, Puerto Rico, la zona del canal de Panamá y Filipinas La guerra ha acompañado su destino manifiesto. Y luego invade Haití y Nicaragua. Y luego invade Corea y Vietnam. El actual faraón de la dinastía Bush invadió Afganistán e Irak y amenaza a Irán. Y continúa ocupando ilegalmente a Puerto Rico. Son los amos del planeta junto con la Exxon, el Citigroup, el Banco de America, la General Electric, Chevron, Conoco-Phillips y Microsoft.

La vaca gorda canadiense

La vaca gorda canadiense mantiene un bajo perfil e incluso se presenta internacionalmente como defensora de los derechos humanos. Fue también colonia británica. Es un inmenso territorio. Por mucho tiempo ostentó el título de dominio. Su autocalifica como una monarquía constitucional parlamentaria. Sus indígenas fueron forzados a vivir en reservaciones. En 1867 se creo la Confederación Canadiense. En 1869 el grupo étnico de los metis, que hablan el michif, encabezados por Louis Riel capturaron Winnipeg y establecieron un gobierno provisional. Un año después fueron derrotados y en 1885 Riel fue ejecutado. Las primeras naciones, los inuits, llamados esquimales, y los metis han sido discriminados. En Canadá coexistieron dos poderos coloniales, los franceses y los ingleses, que se disputaron las riquezas naturales de este enclave. Y este hecho marca su actual identidad multinacional.

La vaca gorda japonesa

Japón fue un país que sufrió la humillación de las potencias coloniales europeas. En 1868 se produce la revolución meiji que trasfiere el poder de los shogunes al emperador. Había que competir con Occidente en su propio terreno, el del mercado y la industria. Es de este proceso que surge un Japón imperial, de 1912 a 1945. Un Japón que se convierte en un nuevo centro de poder mundial. Un Japón que invade a otros países para explotarlos. La ocupación de Taiwán comenzó en 1895. En 1910 se apoderó de Corea y de regiones de China que luego llamó el Manchukuo, así como heredó las colonias alemanas en el Pacífico. En 1942 invadió Filipinas. En 1945 los Estados Unidos vomitan bombas nucleares sobre Hiroshima y Nagasaki y el Japón se rinde, el emperador renuncia a su pretensión de divinidad. Es el reino de Mitsubishi, de Toyota, de Nissan, de Matsushita.

La vaca gorda francesa

La historia del imperio colonial francés comenzó en 1605 con la fundación de Port Royal, en la colonia de Acadia en Norteamérica, en lo que es ahora Nueva Escocia, Canadá. Unos años después, en 1608, fundan Québec, la capital en ese entonces de la enorme colonia de Nueva Francia (llamada también Canadá).En 1699, fundaron Louisiana, en la cuenca del río Mississippi. Luego se apoderaron de Guayana Francesa, en 1624 y de las islas caribeñas Guadalupe y Martinica en 1635. En Martinica en 1660 los pobladores desafiaron a los invasores que destruían sus bosques para plantaciones de caña. En 1664 fundaron la colonia de Saint-Domingue, conocida luego como Haití. Y los franceses también dirigieron su espada colonial hacia África. En 1624 invadieron Senegal en África occidental. En 1664, establecen colonias en la India en Chandernagore, en 1673 en Bengala. Se fundaron también colonias en el Océano Indico, en la Île de Bourbon (Reunión, 1664), Île de France (Mauricio, 1718), y las Seychelles (1756). En el siguiente siglo conquistaron Argelia, Túnez e invadieron Indochina. En la actualidad es el imperio de las multinacionales Accenture, Accor, Airbus, Air France, Bouygues, Carrefour, Crédit Agricole, EDF, France Télécom, Lafarge.

La vaca gorda británica

A partir de la segunda mitad del siglo XVIII, el naciente Imperio Británico ya había comenzado a expandirse hacia aquellas regiones del mundo que estaban fuera del control español. A través de su compañía comercial, East India Company, logró penetrar en la India, gobernada entonces por el Imperio Mughal, desmantelando su naciente producción industrial, de manera tal que el 1 de noviembre de 1858, la Reina Victoria fue proclamada por el gobierno inglés como Esperadora de la India. Gran Bretaña fue un inmenso imperio colonial. Se apodero de Egipto. Con importantes puertos de escala para que su Marina Real asegurara el dominio de los mares como Malta, Corfù e Islas Jonicas en el Mediterráneo, Gibraltar El Cabo, Isla Mauricio, Adén y Ceilán en la ruta hacia la India; Singapur y Hong Kong en la ruta de China. Factorías comerciales como Sierra Leona y Gambia. Colonias de plantación como Jamaica, Honduras y Guyana. Dominios o colonias de poblamiento blanco como Canadá, Sudáfrica, Australia y Nueva Zelanda. Y la joya de la corona: la India.

La vaca gorda alemana

Alemania invadió cuatro naciones en África: Togo, Camerún, Namibia y Tanzania y Witulandia (territorio de Kenya). Son conocidos como los más brutales colonizadores de ese continente. Y como los demás imperios iniciaron estas aventuras coloniales con supuestos viajes científicos y de exploración, así como con misiones evangélicas para distribuir biblias. Y luego enviaban las tropas y los busques de guerra, y amenazaban y bombardeaban las costas para lograr la rendición de los "nativos."Y luego llegaban las compañìas comerciales. Es el reino de Siemens y Lufthansa.

La vaca gorda italiana

Italia también se construyo un imperio a la medida de sus apetitos imperialistas. Y no se fue muy lejos ya que aprovechando las rivalidades entre Inglaterra y Francia logro apoderarse de Eritrea, Somalia y Libia. Y en estos lugares construyo factorías, centros de explotación y comercialización de productos operados por compañìas coloniales. Como un buitre que espera pacientemente los restos de un cadáver, Italia se aprovecho también de la crisis del imperio turco y de la debacle del imperio Austro Húngaro y en 1912 obtuvo la Tripolitania de Turquía, en 1920 Rodas y el Dodecaneso, en 1919 Tirol, Trieste, Friuli y las islas dálmatas. En 1936 como imperio fascista de Mussolini conquista Etiopia. Es el reino de Parmalat y FIAT. Cada una de estas siete vacas gordas es responsable del sufrimiento de millones de personas. Y para mantener su sistema de dominación global construyen sofisticados equipos militares y despliegan bases militares por todo el mundo. Amenazan a los pueblos del mundo con invasiones. Y en esta situación de opresión es que surge la esperanza, la resistencia, el sueño que otro mundo es posible... Amén.