Pensamiento Crítico

Cambio climático: Tormentas más fuertes y mayores daños

Cubadebate | Cubadebate | 11 Octubre 2018

Las noticias muestran la devastación de Michael en la Florida. Japón fue golpeado por fuertes lluvias en julio, y en septiembre el huracán Florence desbordó presas y lagunas en Carolina del Norte, mientras un tifón arrasaba Filipinas. Para los climatólogos, la evidencia apunta a que el calentamiento global lleva al planeta a una era de lluvias más salvajes y peligrosas, con consecuencias desastrosas y duraderas.

“Donde llueve, hay precipitaciones más fuertes”, dijo Raghu Murtugudde, profesor de Ciencia de Sistemas Terrestres en la Universidad de Maryland, quien hace poco editó un libro acerca del clima extremo en los trópicos. “Es la clásica analogía de los dados cargados”.

Los dados, añadió, están “mostrando ciertos números más a menudo” en la forma de clima extremo. ¿Cómo? Los gases de efecto invernadero que los humanos han soltado en la atmósfera han calentado el planeta y ahora se almacena tanta humedad en el aire que aumenta el riesgo de precipitaciones más extremas.

La buena noticia es que las inundaciones y las tormentas no matan a tantas personas como alguna vez lo hicieron. Hay sistemas de alerta temprana en funcionamiento. También refugios. La gente ha aprendido a evacuar zonas peligrosas, entre ellas lugares que tienden a inundarse.

Las malas noticias son todo lo demás. Incluso después de que las aguas disminuyen, el desastre tras una tormenta puede percibirse durante mucho tiempo.

Un estudio de más de 6 500 ciclones halló que las tormentas tropicales, en especial si caían con frecuencia, podían alterar de manera sustancial la trayectoria económica de un país. Los investigadores hallaron que en los países afectados por tormentas los ingresos nacionales no habían alcanzado su ritmo de crecimiento previo incluso quince años después de la catástrofe.

En promedio, las inundaciones y las tormentas han desplazado a casi 21 millones de personas al año a lo largo de la última década, de acuerdo con el Centro de Monitoreo de Desplazamiento Interno. Esa cantidad es tres veces el número de personas desplazadas por conflictos.

En todo el planeta, según Munich Re, la reaseguradora más grande del mundo, las inundaciones y tormentas devastadoras han sido más del triple desde principios de la década de los ochenta. Sus pérdidas económicas también han aumentado drásticamente, con dos años récord en la última década en los que los daños superaron los 340 mil millones de dólares. La empresa dijo que 2017 fue “un llamado de alerta”.

“La baja velocidad de adaptación a los mayores riesgos es mi principal preocupación”, comentó Ernst Rauch, climatólogo jefe en Munich Re. “Todos sabemos, o todos deberíamos saber, que los riesgos están cambiando”.