Pensamiento Crítico

Discurso de Trump sobre la frontera, entre frases falsas e inexactas

Por Martha Andrés Román | Prensa Latina | 09 Enero 2019

El discurso del presidente Donald Trump sobre la frontera sur de Estados Unidos estuvo marcado por pronunciamientos falsos o inexactos que muchos medios se apresuran hoy a rebatir con datos de la propia administración.

Mis compatriotas estadounidenses, esta noche les hablo porque hay una creciente crisis humanitaria y de seguridad en nuestra frontera sur, expresó el mandatario republicano durante el mensaje pronunciado este martes en vivo desde la Oficina Oval, en el cual volvió a defender la construcción de un muro en los límites con México.

En esa alocución el jefe de la Casa Blanca se refirió a temas como crímenes cometidos por los inmigrantes indocumentados y la cantidad de drogas que entra por el sur del país, al tiempo que reiteró que México pagará por la barrera a través de un nuevo acuerdo comercial.

Las televisoras CNN y NBC, los diarios USA Today y The New York Times, y el portal digital Político, entre otros medios, analizaron las frases del mandatario y coincidieron en que muchas no eran verdaderas, resultaban engañosas o carecían de contexto.

Para apoyar su declaración de que existe una creciente crisis humanitaria y de seguridad en la frontera, el gobernante afirmó que cada día los agentes de aduanas y de la Patrulla Fronteriza se encuentran con miles de inmigrantes ilegales que intentan ingresar a esta nación.

Sin embargo, Político consideró que la noción de que el número de cruces ilegales representa una 'crisis' no es cierta.

La cantidad de personas atrapadas en ese acto (que es el dato empleado para realizar un estimado de la cifra de cruces ilegales en general), se mantiene por debajo de los niveles de la administración de Barack Obama (2009-2017) y muy inferior a los de la década de 1990 y principios de este siglo.

Durante el año fiscal 2018 la Patrulla Fronteriza arrestó a 396 mil 579 personas en la línea divisoria con México, mientras durante la década anterior esa agencia detuvo a un promedio anual de 400 mil 751 personas, señaló la publicación.

Entre sus argumentos sobre la necesidad de levantar el muro, expresó que la frontera sur es un conducto para grandes cantidades de drogas ilegales, y en específico dijo que por esa vía entra el 90 por ciento de la heroína recibida en el país.

Cierto es que semanalmente cientos de estadounidenses mueren por sobredosis de drogas que involucran a esa sustancia (los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades calcularon un promedio de 300 por semana en 2017, como mencionó Trump), y que la mayor parte de la heroína vendida aquí proviene de México.

Pero el presidente no aclaró que la gran mayoría de esas drogas ingresan a través de los puertos legales de entrada a lo largo de la frontera, no en los grandes tramos intermedios donde quiere erigir su pared.

Según datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, durante los primeros 11 meses del año fiscal 2018, el 90 por ciento de la heroína interceptada en la frontera, el 88 por ciento de la cocaína, el 87 por ciento de la metanfetamina y el 80 por ciento del fentanilo fueron detectados en uno puerto legal, citó USA Today.

'A lo largo de los años, miles de estadounidenses han sido brutalmente asesinados por aquellos que ingresaron ilegalmente a nuestro país, y miles de vidas más se perderán si no actuamos en este momento', dijo en otro momento de su discurso el mandatario que suele criminalizar la inmigración.

Político consideró que tal frase es una distorsión de la verdad, ya que varios estudios muestran que los inmigrantes tienen menos probabilidades de cometer delitos que los estadounidenses nativos.

Un informe de 2018 realizado por el libertario Instituto Cato encontró que los inmigrantes ilegales tenían un 25 por ciento menos de probabilidad de ser sentenciados por homicidios que las personas nacidas en Estados Unidos.

Desde su etapa como candidato republicano, cuando la construcción de una barrera fronteriza se convirtió en una de sus principales promesas de campaña, Trump manifestó que México pagaría por ella, un pronunciamiento continuamente negado por las autoridades de ese país y que no se ha concretado.

El mandatario, quien exige al Congreso cinco mil millones de dólares para la pared, ha dicho más recientemente que el muro será costeado indirectamente por el nuevo acuerdo comercial alcanzado con la nación latinoamericana y Canadá para sustituir el Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Así lo reiteró en la alocución de anoche, pero CNN recordó que ese pacto aún no ha sido ratificado por los legisladores, y apuntó que, incluso si aumenta los ingresos fiscales, no hay nada que destine ese dinero a la obra fronteriza, pues será el Capitolio el encargado de asignar esos fondos.

Otra de las declaraciones de Trump fue que, a petición de los demócratas, levantará una barrera de acero en lugar de un muro de hormigón, pero los miembros del partido azul han rechazado una pared en cualquiera de sus formas.

Los demócratas solo han dejado la puerta abierta para financiar una barrera fronteriza como parte de un acuerdo de inmigración más amplio, precisó CNN.