Escúchenos en línea

Pensamiento Crítico

Solos y frustrados como su amo quedaron los lacayos del Grupo de Lima

Por Hernán Mena Cifuentes | Agencia Venezolana de Noticias | 11 Enero 2019

Los gobernantes de Estados vasallos miembros del Cartel de Lima que instaron a Maduro a renunciar a su segunda investidura como Presidente de Venezuela, por considerarla ilegítima, se lamen hoy las heridas del fracaso, viendo cómo la mayoría del mundo, los pueblos y gobiernos de 94 naciones soberanas, ratificaron la legitimidad de su mandato y del histórico acto de su asunción, enviando delegaciones presididas por presidentes, cancilleres y funcionarios del más alto nivel.

Digna de destacar fue la negativa de México a suscribir la vergonzosa declaración del cartel limeño, opuesta a la del régimen de Peña Nieto, que con los de Uribe, Santos y Duque en Colombia se convirtió en abanderado de la conjura injerencista contra Venezuela, accionar al que AMLO puso fin rescatando el pensamiento de Benito Juárez, que sostiene que "Así como entre los individuos, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la Paz".

"No nos inmiscuiremos en los asuntos internos de otros países", afirmó el mandatario izquierdista, lo cual acerca a la realidad el pronóstico de Maduro que vislumbra el retorno de los gobiernos socialistas a la región este año, según el cual:

"Los proyectos políticos neoliberales en América Latina y el Caribe son inviables, y van a provocar resurgimientos de una nueva ola de transformaciones populares que ahora van a ser más revolucionarias y más radicales que las que conocimos a principios de este Siglo XXI".

El escenario de cambio planteado por Nicolás Maduro tiene altas probabilidades de convertirse en realidad por coincidir el tiempo fijado para el mismo, con la celebración este año, de comicios presidenciales en Bolivia, El Salvador y Uruguay, países con gobiernos socialistas que tienen apoyo de sus pueblos, lo mismo que en Argentina, Guatemala y Panamá, con regímenes neoliberales cuyos gobernantes arrojaron a sus pueblos a abismos de pobreza, hambre, desempleo y demás plagas sociales.

De allí que sus pueblos, que los repudian busquen retornar al mundo de progreso y bienestar en que vivieron bajo gobiernos de izquierda, como lo predijo el humilde Presidente-Obrero que el jueves fue juramentado contra los malos deseos de 13 vasallos imperiales para gobernar la Patria de Bolívar y de Chávez, hasta 2025 y, ¿Por qué no, si el pueblo venezolano que es libre y soberano, más allá de ese año?

Descarga la aplicación

en google play en google play