Los vientos vienen de gloria

17 Junio 2013

Juan Carlos Santa Cruz Clavijo*.

La oposición con su bajo perfil estaba en silencio, desmotivada, entre sus quejidos agónicos , y hasta se dice que varios hacían maletas de retiro, secundados por frases descarnadas de "no puedo más y aquí me quedo".

El plan techo, la operación milagro, todos con vos, hambre cero, usura cero,crisol, calles para el pueblo, nueva matriz eléctrica, los tenía ojijuntos y babeantes sin saber qué hacer.

Mientras Daniel anunciaba "la tierra prometida" refiriéndose al canal interoceánico, la derecha abandonaba su parálisis mental motivados por la noble tarea –dicho por ellos- del patriotismo, la dignidad nacional, la democracia, y yo le agrego la "defensa del salario patriótico" pagados generosamente por ciertas embajadas y organismos internacionales que no vale la pena mencionar.

Si no fuera por aquello "que somos pocos y nos conocemos", los discursos de los diputados de la oposición , eran para enredar a desprevenidos, porque hasta que parecía cierto lo que decían. Lejos quedaron los juicios por corrupción en el caso de los CENIS de Eduardo Montealegre, y las huacas de Alemán por corrupción, y la venta hasta el ultimo hierro del ferrocarril, la privatización de la luz, electricidad, teléfonos, enseñanza, de la Presidenta Violeta Barrios.

Para la oposición y ciertos ONG ha comenzado una especie de "nuevas aventuras" para tranquilizar a ciertas manos pachonas que les están pidiendo cuentas. En principio el esquema mental del Obispo Matta ya fue reproducido por un diputado del MRS en una entrevista en la prensa, en la que augura con "precisión meridiana" que la violencia social es inevitable. El Obispo Mata tiene el mérito de su capacidad creativa al ser el único en Nicaragua que ve guerras y guerreros en todas las montañas. Los que repiten sus palabras habría que advertirles esa es una idea original de Mata y que no hay sitio para copiones de ciudad.

Hace unos días el sr. Sergio Boffelli –un antisandinista centrado- decía en la Prensa lo siguiente, refiriéndose a la oposición: "El punto de partida pudiera ser comprender que no están llamados a convencer a los nicaragüenses de sus problemas, sino convencerse ellos mismos de las diarias dificultades que estos enfrentan, y sus más sentidas aspiraciones. Rescatar la democracia no es tarea de las próximas generaciones, sino de la actual". Y cerraba con un punto que no causó chiste "el liderazgo opositor no debe tener pasado cuestionable".

Pocos días después aparecieron ciertos gurú para despistados ,especializados en la "razón de la sinrazón que a su razón se dice", anunciando que la oposición se ha tomado las calles para defender la soberanía nacional, refiriéndose a los/as 300 marchistas que llegaron a la Asamblea Nacional. Acto seguido jóvenes belicosos, seguramente operando por encargo, derribaron las mallas de seguridad y lanzaron pintura a los policías. Por supuesto que estaban en directo en sus medios de comunicación, y hasta se quedaron con sus editoriales listos, para ser firmados, rubricados y sellados por los inefables del Cenidh. En la prisa les ocurrió un contratiempo porque la "violencia policial de Ortega" no funcionó, y todo se convirtió en un fiasco porque la policía estaba desarmada y se hizo a un lado, mientras los "jóvenes luchadores por la libertad" se retiraban prestos, todo indica que a reclamar su paga, porque al fin y al cabo no fue culpa de ellos que la policía les ignorara.

La diferencia entre la decisión del Comandante Ortega de hacer el Canal, y la de otros gobernantes , es que asumió con seriedad su rol de Estadista. No es un super hombre, pero tuvo la sensibilidad humana de pensar en el presente y futuro de los pobres. En tanto que los anteriores gobernantes congelaron la idea del Canal porque sabían que este era un paquete que "por derecho propio" le pertenecía a su amo en los Estados Unidos. Al ver a los diputados dar brincos de supuesta furia, propinar golpes en las mesas, y hasta ensayar gestos previos al llanto, la primera impresión es que están hablando en serio, luego se concluye que lo del proyecto del canal los tiene sin cuidado, es más nunca les interesó, sino que sus cuasi llantos se deben a que le otorgaron la concesión a empresarios Chinos y no a los norteamericanos.

Seguramente ya les llegó el regaño por su incapacidad de no haber dado el visto bueno al proyecto en su agosto liberal, y que para colmos ni siquiera tienen el numero de diputados para hacer quórum.

Los teóricos de las hecatombes económicas y políticas, como la violencia de guerras y guerrillas made in obispo Matta deberían pulsar el sentimiento popular, y cuando lleguen al pueblo oirán como una especie de murmullo que se acrecienta más y más, hasta que podrán oir los mensajes de apoyo al Presidente Ortega. Seguramente eso les desagradará y se esforzarán por darles la espalda (como siempre), y entonces, en ese momento llegarán a ellos con toda nitidez voces multitudinarias que al unísono van coreando "victoria, victoria, los vientos vienen de gloria, y a ustedes si no los despeina el viento, los despeinará la historia¡¡".

*El autor es Sociólogo

Comentar     Arriba