Diálogo y entendimiento Sandinista/Revolucionario

25 Junio 2013

Por Carlos Midence.

El sandinismo y, desde luego la Revolución que de él germinó, desde sus inicios, hasta en la actualidad, siempre con el objetivo de alcanzar el bienestar máximo para el pueblo de Nicaragua, ha tenido que resistir, no sólo a los poderes imperiales/coloniales y a sus interpósitos regímenes, sino a lo que los teóricos políticos llaman sujetos o poderes fácticos. Así podemos señalar al mismo Augusto C. Sandino, quien resistió y expulsó al imperialismo/colonialismo en las montañas segovianas, la Revolución Sandinista en su primera etapa que resistiera a la injerencia armada del imperialismo/colonialismo una vez más, la resistencia sandinista a la dictadura somocista, así como la práctica resistente al neoliberalismo en los 16 años de desastre y, en la actualidad, es decir, en la segunda etapa del proceso revolucionario, tiene que resistir a los ya citados sujetos fácticos.

Entendemos por sujetos fácticos aquellos grupos que, amparados en las libertades públicas que un gobierno como el Sandinista en la Nicaragua de hoy promueven para la bienandanza de la nación, actúan de forma perjudicial y malintencionada con el ánimo de tratar de desestabilizar el proceso de restitución de derechos impulsado desde el 2007 en nuestro país por el Comandante Daniel y la Poeta Rosario, como dirigentes del proceso de transformación social, económico, político.

Es a esos sujetos o poderes fácticos, los cuales en Nicaragua están conformados por los medios de comunicación antiprogresistas, tanto nacionales como extranjeros, ONG y pequeños grupos desgajados de los partidos de derecha, que el Gobierno Revolucionario hoy en día debe resistir. No obstante, el punto de inflexión en estos momentos es que el pueblo nicaragüense como verdadero garante de su proceso democrático/revolucionario está organizado en torno a su defensa, alrededor de brindarle un respaldo total y absoluto como se demostró en la marcha en defensa de la Seguridad Social y lucha de los Adultos Mayores.

Ejemplo de la actuación perversa de los poderes o sujetos fácticos

Examinemos algunos ejemplos de la forma despiadada en que actúan tales sujetos en nuestro país. La reciente demanda de los adultos mayores, la cual ha sido reivindicada por el Gobierno Sandinista y abordada por los cauces institucionales pertinentes, ha sido en los últimos días, manipulada y aprovechada, no sólo por sujetos políticos de la derecha, sino por interpósitas agencias del imperialismo/colonialismo, es decir ONG, en nuestro país que, bajo la máscara y el ropaje de los derechos humanos, lo que hacen es manipular una justa demanda y, por lo tanto tratar de desestabilizar la bienandanza de las transformaciones sociales, políticas, productivas y económicas impulsadas por el Gobierno Sandinista.

Así pues, esta misma acción trae aparejada otra forma vil de manipulación. Recientemente un determinado periódico nacional publicó una foto, muy al estilo de un conocido diario español, en el que se muestra imagen de ancianita que no pertenece a nuestra realidad, es decir, son escenas ocurridas en otro país y publicadas como si acontecieron en Nicaragua. Esto implica una severa aplicación de la más brutal violencia simbólica a nuestro pueblo, en tanto se presenta una realidad tergiversada, manipulada, trasplantada, manoseada, cuando en verdad la realidad es totalmente diferente en Nicaragua.

En este hecho vemos como se conjugan determinados poderes fácticos en pos de un objetivo: asediar un proceso que hasta ahora no sólo ha conseguido dotar de verdaderos servicios a nuestros hospitales y centros educativos, por ejemplo, sino de reducir de forma significativa la pobreza, la insalubridad, el analfabetismo y a su vez ha promovido el trabajo y el bien común en todos los sectores y espacios en nuestra nación. Estos avances han sido posibles mediante la instalación y el fomento de una verdadera Democracia, entendiendo ésta como un bien en sí mismo.

Ante tal manipulación, ya apuntábamos que el pueblo nicaragüense de forma monolítica opta por movilizarse en respaldo y apoyo al proceso revolucionario. Es así que nuestro pueblo, junto a su vanguardia, como una misma estructura de cambio social se manifiesta por la defensa de la Seguridad Social y la lucha de los Adultos Mayores reflejada en tan gigantesca marcha. No obstante, es válido señalar que el Gobierno Revolucionario, bajo las orientaciones del Comandante-Presidente Daniel Ortega y la Poeta Rosario Murillo, una vez más ha dado muestra de una Democracia impecable, conciliadora, unificada, dialogante, que promueve el entendimiento, el consenso como única vía para resolver los problemas que se presentan en el itinerario del proceso de cambio. Es por ello que el Gobierno Sandinista, ha estado y siempre estará consciente que toda demanda justa venida del pueblo es propia, es suya, pues, parafraseando a ese gran cantautor leonés Pablo Martínez Téllez, el guadalupano: ¿quién ha dado esperanza y restituido los Derechos a este pueblo?, sólo el Sandinismo no más.

Comentar     Arriba