Escúchenos en línea

Osama, Obama, Siria y el Imperio: Cuando Hollywood se hace realidad

09 Septiembre 2013

Por Marcio Raúl Vargas Arana, Izquierda Visión *

Todos los seres humanos podemos recordar aquel famoso 11 de septiembre del 2001, cuando las cadenas de TV del mundo mostraban imágenes impresionantes de las dos Torres del WTC caerse como castillos de naipes. Ataques al Pentágono y un avión que se dirigía a la casa blanca que todo hace indicar fue derribado.

Lo primero que pensamos muchos es que estábamos en un mundo surrealista donde la realidad se había convetído en película; inclusive un filme del Gobernator Schwarzenegger fue censurado en esa época porque en una de las escenas casualmente atacaban unos terroristas islámicos el World Trade Center, pero no era nada nuevo, Hollywood lo había tocado en cientos de cintas algunas de clase B de las que vemos en generalmente en las salas de Cines.

Como en toda película de ficción siempre existe el "Héroe" ( En este caso Bush) y el Villano perfecto (Osama Bin Laden); el cine gringo ha jugado durante toda su existencia con estos paradigmas. Recuerden que antes eran los Comunistas los seres que querían conquistar la tierra y amenazaban el orden mundial; los "Americanos", como se hacen llamar, defendían al mundo de semejantes criaturas que querían esclavizar a las personas.

Bin Laden se presentó como el principal sospechoso y después de ese terrible ataque a civiles, que muchos dudan del autor intelectual, Osama pasó a ser el "Malo de la película" y Bush el "Salvador del mundo".
Lo interesante es que en todo argumento dramatúrgico existen los aliados del mal.

Poco tiempo después de una invasión a Afganistán, ya que la guerra a ese pobre país donde paradójicamente Osama fue entrenado por la CIA para combatir a los soviéticos se extendió y no encontraban al enemigo número uno del imperio, salió el malo Saddam de Irak con unas supuestas armas de destrucción masiva que nunca encontraron, el mismo guión que usan ahora con Assad en Siria.

Hussein terminó ahorcado y todo el mundo fue testigo, ya que si de algo se caracterizan los imperialistas es mostrar el cadáver de sus enemigos. Lo hicieron con El Ché Guevara, pero debo confesar que me da naúseas comparar al gran revolucionario con Bin Laden, un terrorista fabricado y entrenado por USA.

El título del filme se llama "Guerra contra el terrorismo" y es sin duda de largo- metraje, pero pasaron los años y la década pasada fue convirtiendo a Estados Unidos en enemigos del planeta. No sólo eran los terroristas, los comunistas, los de izquierda latina, ahora ocupaban a los islámicos, los villanos eternos de sus ficciones, pero el mundo se fue cansando y esa guerra contra Irak y Afganistán desgastaron a la super potencia más poderosa del planeta.

Los guionistas siniestros tenían que cambiar el argumento y el siglo XXI nos trajo al primer presidente "oscuro" de los Estados Unidos de América que no sólo cambiaban de personaje con una imagen carismática y un "Yes, we can" que le hizo ganar una elección prometiendo la salida de las tropas de Irak, reforzar Afganistán porque ahí era el foco terrorista, cerrar la cárcel genocida de Guantánamo, pero nada de esto pasó porque los Productores de este Largo-Metraje lo tenían todo planeado.

Osama durante muchos años se mantuvo como una especie de "Dr. No" que no podía nadie ver, del que se decía vivía en cavernas, que parecía salido de un descongelador cuando sus mensajes amenzantes se pasaban por TV.

Fue cinematográfico ver al Presidente yanqui anunciar su muerte no en la sala de conferencias acostumbrada, sino en uno de los largos pasillos de la casa Blanca con una alfombra roja donde caminó y relató una operación muy propia de Rambo, es decir, una tropa Elitte que "hizo justicia" sin ninguna baja en Pakistán. Bueno ya saben la historia, esta Película que ya se convirtió de terror sigue coincidiendo con una baja en su popularidad, con una terrible invasión a Libia hace dos años y con una segura a Siria. Bueno ésta ya será la segunda parte.

El cuerpo de Osama que supuestamente fue lavado y, siguiendo las tradiciones islámicas, envuelto en una sábana blanca, con dos tiros, nunca fue mostrado al público porque le querían dar a la peli supuestamente una clasificación de
PG y no R. ¿Desde cuándo los gringos piensan en herir la sensibilidad del espectador?. Miren ahora por CNN, FOX NEWS y AlJazeera como pasan en horario regular las supuestas armas químicas utilizadas en Damasco de forma cruda para crear una matriz de opinión en contra del gobierno Sirio que tiene dos años de combatir a mercenarios, irónicamente en su mayoría de Al-Qaeda.

Luces, Cámara y Acción: El nuevo Filme Gringo se llama "La tercera guerra mundial". Ya Osama pasó de moda. Necesitan nuevos enemigos y como hicieron con Hussein, luego con Gaddafi y ahora con Bashar al-Assad es compararlos con Hitler para justificar un magnicidio.

Preparen sus palomitas y por un segundo recuerden que esta película seguro no tendrá final feliz.

Lástima que los "extras" son millones de víctimas civiles en todo el planeta de estas dos producciones.

*El autor es Director de Cine.

Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play