Escúchenos en línea

Ada Luz Monterrey, sandinocomunista

29 Septiembre 2013
Ada Luz Monterrey, sandinocomunista

Por Edwin Sánchez

(En recuerdo a la revolucionaria sandinista, esta entrevista realizada en diciembre de 2006)

Hace 15 años en una bodega de una propiedad que perteneció al senador somocista Pablo Rener, luego convertida en la casa de la UPN, nació la primera radio dirigida por y hacia un género: la mujer.

"No existe en los anales de la radiodifusión una emisora con enfoque de género", dijo la licenciada Ada Luz Monterrey, la "madre" de esa quinceañera que nació en un pesebre, en la extrema pobreza, apenas con 100 vatios, como ella misma señala.

La periodista es una dama de acción. Siempre trata de unificar su ideología con su labor. Es de las que siguen creyendo en las grandes utopías de la humanidad, en la justicia y en la igualdad.

De hecho, Radio Mujer parece ser su cuartel, y aunque es capaz de recitar frases de Marx o de Lenin, lo cierto es que Ada Luz se ha vuelto, tal vez sin reconocerlo en voz alta, en una pragmática: ha reivindicado por ejemplo a mujeres ilustres de ideología opuesta a la suya, incluso, se animó a tratar con la hija del caudillo del PLC a pesar que durante su presidencia estranguló económicamente a la emisora.

Cuando ideó el proyecto de una emisora eminentemente para el llamado sexo débil, Ada Luz apenas estaba despertando en una realidad que jamás había atisbado: el fracaso de la revolución sandinista. La derrota electoral en 1990, precisamente a manos de otra mujer, Violeta Barrios de Chamorro, fue "un dolor indescriptible" para sus sueños incluso de niña, porque desde temprano, su papá, un obrero, le cantaba los temas de Sandino y enfocó su vida a las luchas revolucionarias

Pragmatismo

Fue cuando quiere contar con un medio para las mujeres sandinistas y prepararse para la próxima contienda electoral. Pero fue bajo el gobierno de Chamorro, y durante un seminario auspiciado por el Instituto de la Mujer, que conoce la concepción científica del género y, pragmática, entiende que debe abrir las ondas hertzianas para otras mujeres con distintas posiciones políticas.

"A mí se me desploma el mundo y no sé a dónde agarrar como periodista. Y concibo una emisora para mujeres sandinistas", refiere la directora del espacio noticioso "El Atabal", que enfrentó directamente al somocismo en los años 70, al punto que fue censurada en varias ocasiones, perseguida política y hasta exiliada.

La radio entonces ya no fue partidaria. "Me apropio de lo que ha sido patrimonio histórico de las feminista, hago una reflexión y cambio mi concepción".

– ¿Significó algún problema interior?

Sí, tuve algunas crisis inclusive, porque algunas mujeres tenían otra visión de lo que debería ser la radio, y entramos en conflictos, en fuertes contradicciones en cuanto a su concepción, que la radio debía ser de denuncia. Es hasta los 15 años que logramos el entendimiento con las que llaman en Nicaragua las mujeres feministas, que fue un sector bastante crítico y adverso al proyecto de Radio Mujer. Pero hemos logrado alianzas estratégicas y hoy todos esos sectores de mujeres y algunos que se opusieron son parte del proyecto. Es uno de los grandes éxitos de la radio, haber superado las contradicciones por diferencias políticas, ideológicas, religiosas, inclusive hasta de género.

– ¿Cómo es esta contradicción entre el mismo género? ¿cuál era la cosquillita?

El estigma de sandinista. Hubo gran desconfianza al inicio, porque llegaron a pensar que la radio seguía siendo el proyecto sandinista que yo concebí. Y no creyeron. Tuvieron sus suspicacias, sus dudas, de quién estaba detrás de la emisora. La práctica demostró que esa desconfianza era infundada, porque los resultados es lo más importante en ese escabroso camino de la reconciliación entre nosotras las mujeres.

– ¿En estos 15 años ha trabajado al margen de consignas de la coyuntura electoral, en el trabajo de reconciliación?

En una línea estratégica. Inclusive, aquí se ha reivindicado hasta funcionarios del somocismo, como la diputada del PLC que fue viceministra de Educación de Somoza, Alba Rivera de Vallejos. Visibilizar y rescatar históricamente a las mujeres en Nicaragua. Se le rescata como a la primera mujer alcaldesa de Nicaragua, en Waspán. Olga Núñez de Saballos, senadora de Somoza, primera abogada de Nicaragua. Ni siquiera el estigma que tienen de somocista ha impedido que la radio se sensibilice ante la situación de las mujeres. Miriam Fonseca fue la primera mujer alcaldesa de Managua.

Siempre van a existir contradicciones, diferentes puntos de vistas, con temas sensibles como el aborto –me reservo mi opinión en estos momentos. Priorizar lo que nos une y discutir después lo que nos desune para ir logrando un consenso.

– ¿Cómo está la captación de audiencia?

En las encuestas a nivel nacional hay un fenómeno interesante. Hemos detectado que en algunos sectores hay mayor audiencia de hombres. Algunos programas lo escuchan más hombres que mujeres. No se excluye a esa audiencia de hombres y de jóvenes.

«Debemos soñar alto»

La pequeña sala de la emisora parece más bien un resumen de imágenes de la historia reciente de Nicaragua, donde, por supuesto, las protagonistas más ilustres son las mujeres. Y en este álbum que será más parte de la historia del país que de la misma Ada Luz, destacan personalidades que están en pleno desarrollo, como Hilary Clinton o la misma futura Primera Dama, Rosario Murillo. Vidas a las que todavía les faltan muchos capítulos y que en estas instantáneas aparecen con la fundadora de Radio Mujer.

Vemos también a Rigoberta Menchú, en otra aparece María Dolores Alemán, hija del ex presidente Alemán. Todo un abanico de mujeres de ideologías e intereses diametralmente opuestos, como serían los de la Premio Nobel o de la misma ex presidenta Chamorro Barrios.

Con todo y que sale platicando con la ex Primera Dama de los Estados Unidos, Ada Luz no esconde su marxismo. Es más, enarbola con todo su orgullo una frase que acuñó Anastasio Somoza Debayle en las postrimerías de su despótico régimen: "Sandino-comunistas", como tildaba a los revolucionarios.

"Soy una mujer periodista que quiso derribar los esquemas impuestos en la sociedad injusta en que vivimos; una hija de obrero como yo, que no ha heredado un medio de comunicación porque no tiene derecho o tiene que pertenecer a la clase dominante. Y se derrumbaron mitos, y se demostró que debemos soñar alto y no pensar que nacimos para ser empleados de determinado medio toda la vida; que cuesta, sí, pero es posible. Y una periodista lo está demostrando que se puede en una sociedad desigual, siendo chinela de gancho, de origen pobre, sostener un medio de comunicación".

– Este origen social lo decís a voz pública mientras otros lo ocultan como página delictiva en su vida, ¿cómo haces para sacar pecho?

Es algo que siempre he reivindicado en mi vida, mi origen de clase, porque para mí la historia de la lucha de clases está vigente siempre.

– Eso suena como que estoy escuchando a la última bolchevique.

La historia de la humanidad es la lucha de clases. Que ahora se hace de manera diferente no significa que su esencia sigue siendo la misma: la lucha entre los opresores y los oprimidos, y soy una excluida del sistema como hija de un obrero, pero con perseverancia derrumbé todos esos muros que negaban mi derecho a realizar mi sueño. Escribo un libro sobre "Los secretos de RM. El poder de la palabra", para contarle a las nuevas generaciones de periodista en qué consiste ese proceso de derrumbar mitos y esquemas y lanzarse a la lucha

«Yo no voy a renegar»

Ada Luz señala que nació para periodista, y desde niña, "por mi formación política-ideológica entendí que para mí el periodismo iba a ser mi instrumento político-ideológico para la defensa de los oprimidos. Nunca estudié periodismo pensando en escribir notas sociales, sino como instrumento para reivindicar los derechos de los desgraciados como yo. Así nos dicen: los desgraciados".

En un momento de la entrevista saca del baúl una frase de Somoza que utilizaba peyorativamente para calificar a los guerrilleros del FSLN: Sandino-comunista. "Yo no he renunciado a mi ideología política. Aquí algunos tienen miedo de decir que son sandino-comunistas, como nos decía Somoza. Yo soy sandino-comunista

– ¿Le agarraste la palabra a Somoza?

Es cierto, por lo menos yo lo soy. Yo no voy a renegar.

– ¿Sos la última bolchevique?

Alguna gente lo interpreta de manera inadecuada, cuando dicen la última creen que porque no hay más bolcheviques. Pero existimos muchas más. Quiero decir que algunos inclusive me han querido vulgarear. Este término lo escribió en END Manuel Eugarrios en un reportaje sobre la UPN, y se refirió a mí como la última bolchevique.

Ada Luz dice que "hemos demostrado cómo fuimos en ese proceso excluidas del sistema de la comunicación. Es algo nuevo, había desconfianza. El sandinismo no estaba gobernando. Sería importante destacar que en estos 15 años contamos con dos trasmisores de cinco kilos y otro de 10. Inauguramos la página web. Tenemos unas seis emisoras con enfoque de género en la Costa Norte y Sur.

Y una alianza con alrededor de diez emisoras que trasmiten nuestros programas específicos con enfoques de género. Esas emisoras están en Jalapa, Nueva Segovia; son parte de la hermandad radial. Fundó en los años 80 Radio Zinica, de Bluefields, primera emisora trilingüe: español, mískito, español.

Hoy la radio de las damas y las niñas cuenta con digitalización total que se adelantó a emisoras que llevan hasta 40 años. "Aquí es la diferencia entre un periodista que dirige un medio y un empresario, jamás voy a ser empresaria. Dirijo la emisora en calidad de periodista, de comunicadora, no para acumular capital, sino para desarrollar".

La estación genera empleo para 35 familias. "Aquí trabajan 11 mujeres periodista. Hay red de corresponsales en las regiones, incluyendo la Costa".

– ¿Cómo te ha tratado la democracia, ahora en su versión neoliberal? ¿Ha resultado en apoyo democrático a la libertad de expresión?

Importante es destacar que doña Violeta, con todas las debilidades de su gobierno, inauguró Radio Mujer. Ya eso fue un hecho significativo. Yo era despiadada, acabábamos de perder el sueño y ella tuvo la deferencia de inaugurar la Radio. Con ella la emisora no tuvo problemas en cuanto a negarme la publicidad. Es cierto que era muy poquito, pero la Radio entra en una crisis de sobrevivencia después. Siempre he dicho que Radio Mujer es una sobreviviente de este sistema.

Es una heroína quien logre llevar a su hijo hasta 15 años en este sistema, donde nos estamos quedando con el deber a morir y no con el derecho a vivir, que de una u otra manera lo va eliminado este sistema neoliberal, el más inhumano que ha existido en el mundo. En tiempos de Alemán hipotequé mi casa donde vivo para no cerrar la emisora. Se me retiró toda la publicidad. Fue una lucha a muerte con el gobierno del doctor Alemán.

Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play