Escúchenos en línea

El ProValores en el nuevo currículo

05 Junio 2014

Por Miguel De Castilla Urbina (*)

De las cinco Líneas de Política Educativa del Gobierno Sandinista previstas en el Plan Nacional de Desarrollo Humano, la tercera se refiere a los valores que privilegiará la educación que se iniciaba en el año 2007, contrarios a los valores comerciales, cuasirreligiosos e ingenuos de los dieciséis años precedentes.

Durante el proceso de elaboración del nuevo currículo, en enero del 2008, cuando a través de la Consulta Nacional de Currículo ya se tenían en mano los aportes relacionados con medioambiente, cultura de paz, relaciones familiares, derechos de la niñez, etc., y se había acordado el enfoque de los Ejes Transversales en el currículo, se decidió construir un Eje síntesis, referido a los nuevos valores que promovería la educación en su nueva etapa, el que a la postre se llamó Programa ProValores.

El Programa ProValores fue ideado para contribuir al fortalecimiento de los valores con un enfoque de ciudadanía y responsabilidad personal y social, promoviendo la práctica de los valores en la vida cotidiana, de cara al desarrollo armónico de la vida en sociedad.

Desde el punto de vista curricular, el ProValores impregna todas las asignaturas como eje temático y eje transversal, articulado al Currículo Nacional Básico, en los niveles Preescolar, Primaria y Secundaria y para ser realizado durante todo el proceso de ejecución del currículum diario, semanal, mensual y anual. Es un programa flexible, contextualizable y ajustado a todos los escenarios de la vida nacional, de cara a promover la práctica de los valores en el proceso de estrechar los lazos entre las escuelas, las familias y la comunidad.

Sin olvidar que la práctica de los valores es tarea de todos y todas y de todos los días, el Programa ProValores para su ejecución ha sido organizado en familias de valores mensuales. Así, a los meses de mayo, le corresponde la familia de valores familiares; a los meses de junio los valores ecológicos y de la niñez y la adolescencia, y al mes de julio, el mes que conmemora la Revolución Sandinista, los valores nacionales. Otros valores como la salud, la educación y la economía corresponden a otros meses del año.

La idea de un programa educativo de promoción de los valores en los centros educativos, sin más pretensión que buscar alcanzar una sociedad sana, coincide plenamente con los valores que el Gobierno promueve a través de diferentes programas, especialmente el de la campaña de los cuatro vivires: vivir limpio, vivir sano, vivir bonito, vivir bien. Una campaña que, como el ProValores, busca crear las condiciones subjetivas camino a una Nicaragua unida en paz y prosperidad para todos y todas.

(*) Docente universitario e investigador.

Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play