Escúchenos en línea

El antisandinismo y su hoguera

27 Junio 2014

Por Edwin Sánchez

El antisandinismo se ha reducido a un grupo virulento que se cree accionista mayoritario de la verdad. Desde ese extremismo pretende ser el juez "infalible", y los demás, para ser absueltos o condenados, deben someterse a sus valoraciones trufadas: o están conmigo o son mis enemigos.

Como el antisandinismo ha caído en decadencia, porque para llamarse oposición no se requiere serlo, desde su extremismo redactan una Nicaragua a su gusto y antojo, despreciando las más elementales reglas del periodismo clásico, mandando al carajo el "sentido infalible de la exactitud" que predicaba el viejo John Hohenberg.

Recientemente, el propio líder empresarial José Adán Aguerri, debió salirle al paso a estos tendenciosos artesanos del maniqueísmo y los artificios.

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada ofreció las evidencias: "Un infundado titular de portada de ´La Prensa´ de la semana pasada (…) indicaba que nuestro trabajo gremial estaba suplantando el rol de la Asamblea Nacional. La realidad es todo lo contrario".

De fondo, lo que le arde a los ultraconservadores es que los agentes económicos no le hacen caso al "¡uyuyuy los sandinistas!", y muy a su pesar, prospera el Modelo de Alianzas promovido por el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, GRUN.

Tanta es la amargura, al no lograr impedir esta concordia por el bien común de Nicaragua, que han vilipendiado al fuerte sector empresarial.

Ni el Gobierno ni el COSEP, los trabajadores y los variados gremios productivos, que dialogan y ponen su granito de mostaza para el desarrollo, pueden dejar que la economía sea contaminada por intereses de políticos sin visión de nación ni arraigo nacional.

Ofensa a líderes espirituales

Víctimas constantes del linchamiento mediático también son los sacerdotes y pastores. ¿El "pecado"? Reconocer las políticas sociales del sandinismo en favor de los damnificados que dejó la codicia organizada.

La familia propietaria del rotativo puede tener una planilla "sumisa a su voluntad", y despedir a quien se atreva a pensar distinto, sobre todo cuando un mínimo líder "democrático" les exige la cabeza de un talentoso profesional por no tolerar sus puntos de vista, pero creer que así como manejan su empresa funciona el resto de la sociedad, es ofender a Nicaragua.

Si religiosos que no representan a la nación lucen su antisandinismo, son "profetas", pero si otros líderes espirituales hablan sin prejuicios o rencores, los denigran como "curas sumisos a su voluntad (del Presidente), o de "obedientes pastores…" que "sacan provecho de su compromiso incondicional…".

De hecho, la Iglesia Evangélica siempre fue menospreciada por el diario, cuyos dueños ven por encima del hombro a sus dirigentes. Por ser una voz diferente a la tradición antisandinista del negocio y bendecir a los gobernantes y autoridades "que están en eminencia", como ordena la Biblia, las portadas están negadas al liderazgo protestante. La única forma de burlar la censura y obtener algún encabezado, sería reproducir los mismos editoriales de los propietarios. De lo contrario, la Inquisición mediática no tendrá escrúpulos en atizar la hoguera de los escarnios.

Más desinformación

Si los empresarios y productores o la sociedad eclesiástica no ven en blanco y negro al país, no es porque sean sandinistas, sino porque con extremismos trasnochados y resentimientos rezagados, Nicaragua no va a ninguna parte.

Por supuesto, lo que hoy le ha ocurrido al señor Aguerri, y a los clérigos y pastores, apenas son una muestra de lo que es la norma.

Otros nicaragüenses de buena voluntad, que dirigen un centro de medicina natural, tampoco se salvaron del lodo maligno: "Hasta en medicina, Nicaragua sigue los lineamientos dictados por el grupo político económico del Alba. Ahora asume como tarea promover y ofrecer tratamientos médicos alternativos de hidroterapia y fangoterapia al público general en el Centro Medicinal Aguas Milagrosas, del municipio de San Francisco Libre". (La Prensa, 28 de febrero 2013)

La verdad no es materia prima de los dueños del medio. El Primer Centro Medicinal de Hidro y Fango Terapia es de la Asociación de Educación Popular Carlos Fonseca, y no "obedece" a "dictado" alguno ni a ningún "grupo político", como tampoco los curas y líderes evangélicos "obedecen" a nadie más que sus conciencias.

Si realmente el diario se ajustara a los hechos, debió decir que la fundación de este programa fue por iniciativa del maestro Orlando Pineda y la solidaridad de la comunidad española de Alicante, Burgos y Barcelona, y Arquitectos sin Fronteras, en los albores de este siglo. Ni siquiera existía el ALBA. Sin embargo, la injuria es parte de la línea de satanizar todo, por muy beneficioso que sea para los pobres.

La lista de los difamados es larga. No hace mucho, le tocó el turno al Canal 12. Una funcionaria de la empresa debió decirlo en altas y claras voces, al ser víctimas de la intolerancia:

"Quiero decir claramente la gran falsedad que el diario ´La Prensa´ ha publicado la venta de Canal 12; es triste, realmente, porque yo trabajé 12 años en ´La Prensa´ y el tiempo que yo estuve ahí había profesionalismo y respeto, obviamente eso ya no existe. Porque la noticia que fue publicada,…de la forma en que la publicaron, quiero decirles --- nosotros, mi familia, tenemos respeto y compromisos con nuestros televidentes y patrocinadores--- señores, es falso de toda falsedad lo del diario ´La Prensa´.

"(…) aquí estamos, no estamos de rodilla, no estamos en venta, porque la conciencia no se compra, y el Canal 12 no está en venta, y no hemos hablado con nadie referente a ninguna cosa que se llame compra. Realmente me da tristeza porque yo siempre he oído, desde que tengo uso de razón, el eslogan del diario ´si lo dice La Prensa es verdad´. Es puramente un eslogan, porque el respeto ya se perdió.

"(…) Alguien con mucha fuerza quería ocasionarnos daños, pero no nos ocasionan daño, porque somos fuerte, porque mi familia somos uno; Mariano tiene 20 años de luchar por el canal y no va a ser un medio escrito que se va a tomar la libertad de difamar y mentir algo que es ilógico, falta de profesionalismo…". (Fernanda Valle, Canal 12, 8 de abril 2014).

Ninguna democracia se construye con infamias ni agraviando a los que, en vez de ser parte del coro de los odios supremos, prefieren bendecir a Nicaragua.

Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play