La doble moral neoliberal

03 Septiembre 2014

Por Edwin Sánchez

Ahora que han surgido "expertos" en esoterismo igual que a estas alturas los "especialistas" en Canales Interoceánicos son Legión, hay que revisar la cara oculta de Managua, antes del retorno del Frente Sandinista al poder.

Se ha hecho un alboroto con los "árboles de la vida". Pero se "olvidan" monumentos de evidente contenido pagano construidos antes del sandinismo. Y de algún lado salieron los recursos para erigirlos, como el Obelisco y el conjunto dedicado a Juan Pablo II, por ejemplo.

Bueno, es posible que años atrás, cuando se hizo el obeliscoide denominado Faro de la Paz y toda su composición, por ejemplo, no había niños de la calle, la gente se transportaba en Tren Bala, y vivía tan feliz que nadie quería irse del país.

De las pirámides, ni hablar. Si ya estaba la del hotel, el presidente Arnoldo Alemán quiso hacer una también: la pirámide truncada de Metrocentro.

Por si faltara algo que rememorara a los egipcios en esos tiempos de faraónica "democracia", los neoliberales decidieron construir un obelisco tropical cerca del Xolotlán.

Así que ahí nomás, en una rápida lista, tenemos un pre obelisco, un obelisco completo, una pirámide y una pirámide truncada. Esto sin meter el búho pintado en el mural del Parque de la Paz.

El ave rapaz, para los esotéricos, es "guía y tótem" de psíquicos, adivinos y videntes desde la antigua Babilonia, porque ve "entre las sombras", además de ser "protector de los muertos". ¿Cuántos búhos vigilan las cámaras funerarias de Ramsés, Nefertiti y tutti cuanti?

Entonces, como los que gobernaban y mandaban hacer sus monumentos, en una versión bananera de los reyes-dioses de Luxor, eran de derecha, nadie miró mal estos ostensibles signos de la oscuridad, presentados como "obras que iluminaban" capital.

 "Obelisco contra fuerzas negativas"

Conozcamos el significado del obelisco: "Pilar de piedra usada en el culto, especialmente del Dios Sol egipcio Amón-Ra. De cuatro lados y hechos de piedra. Aparentemente ellos simbolizan los rayos del sol naciente y la esperanza del faraón para rejuvenecimiento y nueva vitalidad. A veces se utilizaban en las tumbas para representar la esperanza de la resurrección". (Portal Mario Olcese Sanguinetti)

"La aguja de piedra tiene por función perforar las nubes y dispersar las fuerzas negativas que siempre amenazan con acumularse, bajo la forma de tormentas visibles o invisibles, por encima del templo; era como un símbolo del rayo petrificado… Lo mismo que las pirámides, este monumento tenía primitivamente relación con el culto solar. (La historia de los obeliscos. C. Lunghi)

De las pirámides, ya no digamos. Sus fanáticos las consideran dotadas de "poderes sobrenaturales y místicos", para otros emanan "paz", y algunos recomiendan construirla sobre el lugar donde viven o trabajan.

Durante el gobierno de doña Violeta, entre el 94 y el 96, fabricaron una pequeña pirámide para colocarla en la azotea del edificio Plaza El Sol, sede central de la Policía. De esta herramienta "encantada" quedó solo la base. Y nadie dijo nada sobre esa mutación esotérica de los "demócratas".

La forma geométrica incompleta, como la de la rotonda, podría caber en la definición del autor Mario Roso: "pirámide iniciática, en la que la humanidad desarrolla su vida", aunque otros la relacionan con la anarquía, coronando la expansión desordenada de la Managua de los 90-2000…

A los mentores del neoliberalismo no se les ocurrió indagar qué alta magia "inspiró" estos monumentos, mucho menos especular como ahora "¿en manos de qué ´fuerzas cósmicas, vibras y similares´ estaba cayendo el país?",

Hay que revisar la "coyuntura astral" de la época y qué "logia" se impuso en los gobiernos neoliberales cuando se tomaron tales decisiones. Hasta un prominente personaje del gabinete de Chamorro andaba "ilustrándose" en una conferencia del multimillonario "mesías" Moon.

En medio de todo esto, fue precisamente en los años del gobierno de doña Violeta que el neoliberalismo constituyó la puerta de entrada del culto de los chamanes célticos llamado "Noche de Brujas", o "Halloween". Una ruptura cultural apuntalada por una invasión de origen demoníaco, disfrazado de "inocente festividad infantil".

¿Cuántos "apóstoles" del neoliberalismo no celebraron el aquelarre vistiendo a los hijos y nietos del poder de vampiritos, diablesas y brujas nórdicas?

Por ser una "fiesta" anglosajona, nadie desde la "democracia" defendió los valores de nuestra morena cultura judeocristiana ante semejante embestida, ni siquiera el ministro del Opus Dei. La razón: Frankestein se veía más bonito y chelito que un pobre Agüizote de Masaya.

"Tribium", trivium o ¿tibio?

Una profesora universitaria, experta al parecer en semiótica del inframundo, ha elaborado su propio "Código Da Vinci" para "descodificar", desde esta Inquisición invertida, al Gobierno de Nicaragua.

Resulta, dice, que "Ellos (el gobierno) trabajan con tres elementos "Cristiano, Socialista, Solidario"… Siempre trabajan con el tribium, o sea con el número cabalístico tres, que para los judíos significa plenitud…".

Debemos aclarar que no existe el "tribium", a menos que haya fundado otra hermandad desconocida que a Umberto Eco se le escapó incluir en el catálogo de los misterios y las fraternidades secretas de la "Editorial Garamond", en "El péndulo de Foucault".

En realidad, la palabra es trivium y es una falacia satanizarlo, sobre todo si se es responsable de una cátedra en el Alma Mater por excelencia de Nicaragua.

Las siete artes liberales se componen del trivium y del cuadrivium. El primero significa en latín "tres vías o caminos"; agrupaba las disciplinas relacionadas con la elocuencia, según la máxima Gram. loquitur, Dia. vera docet, Rhet. verba colorat ("la gramática ayuda a hablar, la dialéctica ayuda a buscar la verdad, la retórica colorea las palabras").

Así comprendían la gramática (lingua –"la lengua"-), dialéctica (ratio – "la razón"-) y retórica (tropus "las figuras"). De esta manera se organizaron los estudios formales en la Antigüedad y la Edad Media. (Portales Wikipedia, Glosario de Filosofía y Trivium & Quadrivium). La misma Iglesia Católica aprovechó el sistema.

Hay una mala intención al demonizar al Gobierno Sandinista para engañar a la gente, al insistir textualmente: "Todo esto si se ve en completo, se ve la iconicidad de la imagen (?) nos dice que hay algo oculto, esotérico. Yo no creo que esto se deba trabajar de esta manera".

¿Y la Nueva Era?

En los gobiernos anteriores, "el número tres" siempre marcó el mensaje de los lemas, sin que ningún "exégeta" "descubriera" la "conspiración" de algún cenáculo místico. Aquí algunos ejemplos:

"Obras, no palabras"; "Yo tengo fe", en el tiempo de Alemán. Bolaños, en su propia Biblioteca, hasta se alaba en tercera persona: "Sus dos frases populares resumieron una propuesta realista: "hagamos un trato" y "remanguémonos las camisas". Además, el plan "libra por libra", y el central de la campaña: "Sí, se puede".

Para rematar, en pleno auge de la New Age y el advenimiento de la Era de Acuario, el neoliberalismo "demócrata" en su etapa más cruda bautizó su periodo como "el Gobierno de la Nueva Era". Y como Bolaños patrocinaba a sus medios de derecha, todos lo admiraron bobaliconamente como una "gran propuesta", "original".

 Si el presidente Daniel usara ese lema, toda la provincia medieval de la derecha hubiera preparado un enorme horno calentado siete veces más. Pero no se quedan con las ganas: ahí está la hoguera mediática…

Aciprensa informa que los objetivos de la NE "recogen elementos de las religiones orientales, el espiritismo, las terapias alternativas, la psicología trans-personal, la ecología profunda, la astrología, el gnosticismo y otras corrientes".

¿Cuál es la razón de manipular, rasgarse las vestiduras y mirar con el-ojo-que-solo-ve-lo-que-me-conviene", sin observar lo demás? La única explicación es que cuando hay mala voluntad contra alguien o algo, cualquier cosa.

Solo Jesús, único puente entre Dios y la humanidad, libera del odio.

Comentar     Arriba