El imperio está herido

21 Noviembre 2008
Por Herman Van de Velde Cooperante residente en Estelí herman.vdv@cicapnic.org "Nicaragua entera se viste de rojinegro con abrumador respaldo a gobierno sandinista", así 'suena' el significativo título de un artículo en el sitio web de la Radio La Primerísima después de que el Consejo Supremo Electoral reconoció la victoria popular y declaró ganador al FSLN en 105 de los 146 municipios en las elecciones municipales del 9 de noviembre pasado, incluyendo 13 de las 16 cabeceras departamentales en disputa. Entre ellas la capital, Managua. El imperio está herido. "Éxitos sociales del sandinismo se traducen en las urnas" titula un artículo de Sergio Ferrari y Gerald Fioretta, donde hacen un análisis racional y real de la situación post-electoral, enfatizando, en el caso de Managua en la "confrontación emblemática de clases transportada al terreno electoral" a través de las candidaturas del banquero Eduardo Montealegre, como candidato del gobierno de EE.UU. y del poder económico nicaragüense y al otro lado Alexis Argüello, símbolo de lucha y querido popularmente por sus tres coronas mundiales en boxeo, símbolo de las clases empobrecidas por tantos años de políticas neoliberales. El imperio está herido. Porque en su representación política en Nicaragua para estas elecciones (PLC) nuevamente hay una lucha interna, donde Montealegre, a través del desconocimiento de su derrota pretende reemplazar definitivamente, en cuanto a liderazgo político de la (extrema) derecha a Alemán, condenado a 20 años por corrupción y por lo mismo abandonado por el gobierno de EE.UU. El imperio está herido. Porque no ganó su ficha. Además, no sólo no ganó, sino también está en debacle definitivo su figura política, está acabada después de perder unos presidenciales y ahora unos municipales. Su única alternativa ahora es descalificar estas elecciones, un plan, al estar consciente de su eminente derrota de antemano, que ya venían ejecutando desde mucho antes de las elecciones. El imperio está herido. Y teme, ahora por Venezuela y El Salvador. En Venezuela, con un triunfo seguro del PSUV y en El Salvador con un triunfo esperado y pronosticado del FMLN. El imperio está herido. Porque se le va de su mano su patio trasero ("trasero pateado"), porque América Latina avanza en su verdadera independencia, porque sigue construyéndose una América Latina Unida y Solidaria basada en las ideas de Sandino, Martí y Bolívar, de tantas y tantos héroes más, con un lugar privilegiado y protagonista de los pueblos indígenas, de la clase empobrecida en general... El imperio está herido. Porque su estrategia de incidencia a través de los medios de comunicación afines, algunas ong's y a través de la disidencia sandinista, ahora identificada con y en la (extrema) derecha, fracasó. De este último (MRS) sólo quedaron sus estructuras y alguna membresía frustrada por reveses políticos anteriores, a lo interno del FSLN, ya que, como en Estelí, sus bases regresaron al FSLN y repudian la actuación de su antigua dirigencia al ir de mano a mano con quienes representan los intereses del imperio en Nicaragua. El imperio está herido. Y considera como única alternativa provocar y promover la inestabilidad política en Nicaragua, no importándoles las consecuencias económicas, en primer lugar para la población empobrecida. El imperio está herido. Pero el pueblo salió ganando, el pueblo votó por el progreso socio-económico y ganó. Pero el pueblo, también se dio y se da cuenta del peligro que sigue significando el imperio, de lo que es capaz el imperio con sus aliados internacionales e internos en el país... aún más ahora que está herido. El imperio está herido. Y el pueblo estuvo y está alerto ante sus ataques. La defensa de este voto, de esta victoria no termina hoy con la oficialización de los resultados finales, la defensa de la victoria será necesaria, día a día hasta lograr nuevas victorias y seguir profundizando aún más esta democracia popular que estamos construyendo... Celebremos esta victoria con más trabajo, con más obras sociales, con más participación popular, con más calidad de vida, con seguir contribuyendo a y en la construcción de esta Nicaragua Libre Linda. ¡FELICIDADES pueblo de Nicaragua!
Comentar     Arriba