¿Qué hay en el fondo del conflicto electoral?

23 Noviembre 2008
Por Emilio Mancilla mancilla.emilio@yahoo.com Estos días han circulado las más diversas noticias sobre las elecciones Municipales en Nicaragua. Estos días el Frente se proclama vencedor absoluto con 106 Alcaldías. Estos días Montealegre, el expresidente Alemán y todo el PLC proclaman que todo eso es un inmenso fraude. Estos días los Liberales se reunieron cerca de un Hotel en una de las principales avenidas de Managua. Serían 1000 personas– en mayoría del Movimiento de Renovación Sandinista que se ha unido a los del PLC formado por liberales del partido de alemán. Ellos iban a iniciar una marcha. Esa marcha no se dio, pues fueron cercados por varios miles de sandinistas, muchos de ellos armados con palos y con morteros y hasta con algunos machetes. Al día siguiente en ese mismo sitio se reunieron al menos unos 10 mil sandinistas en gran fiesta para celebrar su triunfo. Ya no había jóvenes con palos. Fueron como 4 horas de fiesta–baile y alegría. Y volvió a aparecer en público la pareja presidencial que en los 8 días de turbulencia no había aparecido. Estos días han sido así. A nivel oficial el Consejo Supremo Electoral (CSE) proclamó el triunfo arrollador del Frente dando los nombres de los ganadores, pero inicialmente no dio, no ha dado como manda la Ley los resultados en detalle de las Juntas Receptoras de Votos(JRV) cuantos votaron por cada candidato, cuantos marcaron anulando su voto –su porcentaje , y el porcentaje de la abstención. Daniel Ortega da un decreto diciendo que ya no hay marcha atrás, pues ya habló el CSE que es la máxima autoridad en la materia y es el que puede declarar los ganadores y seria el único que podría –en un caso eventual– declarar nulas las Elecciones. Por su parte el PLC y sus aliados dicen que van a recurrir a la Asamblea para que declare nulas las elecciones. Los sandinistas dicen que eso seria anticonstitucional. Los liberales responden que la Asamblea puede dar las leyes pertinentes y que con sus aliados tienen los 47 votos suficientes para ganar esa votación. Como ven todo esta muy revuelto. Y así revuelto aparece en las TV, periòdicos y estaciones de radio según sus diversas afiliaciones o afinidades partidarias. Como suele pasar por acá. El fin de semana es calmo.Como si no pasara nada. Pero mañana lunes recomienza la batalla. Si pensamos que hay detrás o en el fondo de todo esto, podemos fijarnos en algunos actores principales. Montealegre aunque él es del ALN, ha corrido como el candidato del PLC a la Alcaldía de Managua. a) Él ha tomado y quiere quedarse con el liderazgo de su partido desplazando a Alemán– el expresidente y en teoría reo. b) Más que la Alcaldía a él le interesa el liderazgo nacional y en las siguientes elecciones, las presidenciales, ser el candidato del PLC o el que señale al candidato. c) Su ficha principal en este juego ha sido: denunciar el Fraude, y no solo en Managua, sino a nivel Nacional. El se muestra como víctima del fraude. Alemán se siente desplazado, pero todavía tiene mucho poder en el partido. Parece que sigue vivo el pacto con Daniel Ortega, pacto que tiene solamente un como paréntesis en tiempo de elecciones para luego repartirse las cuotas de poder. Según palabras un poco enigmáticas de René Herrera, allegado a Alemán y miembro del CSE y que reconoció como válidas las elecciones, ganó el Frente por acuerdo de Alemán y Daniel .Pero Herrera no dice a cambio de qué cedería Alemán estas elecciones. ¿Será su libertad del juicio que tiene en su contra? El Frente según se le acusa, lo que quiere es mantener y aumentar su poder de modo que siga adelante su plan en dos líneas: a) Hacer cambios Constitucionales que modifiquen el tipo de gobierno presidencialista a uno más de tipo parlamentario. Y en este caso, Daniel seria el Primer Ministro. b) Hacer cambios en la Constitución de modo que se permita la reelección continua. Y así podría seguir en el poder. Claro que para hacer estos cambios Constitucionales tendría que contar con los votos de los diputados liberales fieles a Alemán y no a Montealegre. ¿Qué más hay de fondo? En teoría se trata de una lucha por un lado de la oligarquía con sus dos componentes representados por Alemán y por Montealegre y por otro lado de un Proyecto Popular herencia de la Revolución con proyectos sociales como los que actualmente impulsa el gobierno. Yendo más al fondo el conflicto electoral manifiesta la contradicción entre el proyecto procapitalista del Imperio y los proyectos de tipo popular en la línea de un socialismo latinoamericano como se va dando en Ecuador, Bolivia, Venezuela. Y el Frente asegura estar en esta línea y con esta compañía. Ante este planteo, los Liberales y sus aliados, dicen que lo que hay de fondo es la clara pretensión de Daniel de imponer una Dictadura familiar ( èl y su esposa al frente). Y los críticos– también los de la misma izquierda– señalan que cómo el Frente pretende encabezar un Proyecto Popular anticapitalista cuando sus dirigentes principales se han vuelto empresarios muy ricos. Sus críticos aseguran que dentro del Frente tiene más poder el sector empresarial que el sector Popular. A todo esto el Frente responde: vean mis obras. Lo que estamos impulsando en salud, educación, vivienda, y proyectos como Hambre 0 y Usura 0, son proyectos para el Pueblo Pobre y con participación activa del Pueblo Pobre. Este es el panorama real y lo que parece hay de fondo. Lo otro que si hubo fallas y un fraude casero o si hubo un inmenso fraude, es muy difícil de dilucidar pues de ambas partes dan pruebas y contrapruebas. Es cierto que hubo fallas e irregularidades. La pregunta es si fueron tales como para anular las elecciones o no. En cuanto a los casos, unos casos se extrapolan; unos datos son reales, otros parecen ser sembrados. Están los números en el conteo de las boletas, y están los números de participantes en las movilizaciones en las calles. Dicen los liberales que les impidieron el trabajo a sus fiscales en las Juntas y en el conteo final en el Centro Nacional de Cómputos. Pero uno se pregunta y ¿cómo tan fácilmente se dejaron sacar u obstaculizar o fácilmente se fueron o cedieron para luego acusar de fraude? Tenemos todo esto y otros muchos datos e incidentes en contradicción permanente. Dentro de este panorama con sus confusiones y contradicciones, quiero terminar esta reflexión con dos consideraciones: a) Si el Frente tiene tanta fuerza de convocación como lo mostró estos días y en especial este viernes en la noche ¿por qué para defender su voto recurrió también a jóvenes armados con palos, piedras y aun machetes? El programa claro, los candidatos mejores, los votos en las urnas, la transparencia en el CSE y las concentraciones multitudinarias entusiastas y pacíficas, deberían ser el camino para mostrar su fuerza y para mostrar que no va a permitir le arrebaten el triunfo con campañas mediáticas ni a nivel nacional ni a nivel internacional. b) En todo este análisis podemos equivocarnos, pero tal vez como decía Frei Betto en uno de los 10 principios del militante de izquierda, si me equivoco, prefiero equivocarme estando del lado del pueblo –con todo y sus errores y limitaciones, y no equivocarme estando del lado del proyecto de los poderosos.
Comentar     Arriba