Comentarios sobre el borrador de la Ley de Banda Ancha

12 Mayo 2015

Por Manuel Díaz *

Esta semana La Prensa me envió el borrador de la “Ley de Promoción y Desarrollo de la Red Nacional de Servicios de Telecomunicaciones de Banda Ancha” para que lo leyera y les diera mis impresiones. En 24 horas hice lo posible por descifrar su lenguaje oscuro y vago, típico  de los abogados (no es discriminación, yo soy abogado) e hice las siguientes anotaciones:

Declárese el servicio de Banda Ancha como servicio público básico.

Mientras en Estados Unidos y el Reino Unido debaten si Internet debería ser un servicio público, en Nicaragua declaramos a “Internet de Banda Ancha” como servicio público. El “banda ancha” es para ubicarnos al lado de los países nórdicos de Europa. Lo malo es que dudo mucho que tal declaración tenga algún efecto practico en la expansión de la fibra optica y el LTE. Pero es bonito leerlo.

Velar porque los usuarios de los servicios de telecomunicaciones de última milla, reciban las velocidades de banda ancha contratadas.

Una cosa es el objetivo romántico de la ley (promover la banda ancha, que todo mundo sabe tomará mucho tiempo y será extremadamente difícil), pero otra cosa es que se planteé metas totalmente realizables y necesarias en el día a día. Por fin el Estado protegerá a los usuarios de Internet como usted o como yo (de “ultima milla¨) cuando la conexión a Internet que compramos diga 10Mbps y en realidad sean 8Mbps.

Neutralidad de la Red: Es la que permite la comunicación punto a punto sin alterar su contenido, es decir, que los Operadores no deben bloquear, interferir, discriminar, entorpecer ni restringir el tráfico de los usuarios.

La buena noticia es que el concepto está presente en la ley. La mala es que no se usa en ninguno de los artículos. ¿Qué debemos entender por eso? La ampliación de este tema pondría fin a cualquier argumento político de los que actualmente andan rondando.

Plan Nacional de Banda Ancha: Documento emitido bajo la dirección de TELCOR, que establece una visión de mediano y largo plazo para la ampliación de cobertura de redes y servicios de Banda Ancha en el país, estableciendo metas concretas de desarrollo, sobre la base de una evaluación y diagnóstico de situación actual.

La ley funciona como una especie de complemento a una estrategia de banda ancha que, lamentablemente, no está disponible en la actualidad.

Artículo 5.- Los agentes económicos calificados, ya sean nacionales o extranjeros interesados en realizar actividades de los servicios de telecomunicaciones de Banda Ancha, requerirán de concesión o licencia debidamente otorgada por TELCOR, con duración de 20 y 10 años respectivamente y estar domiciliados en el país; aquellos operadores que ya cuentan con un título habilitante deberán renovarlo en un plazo de 180 días después de la entrada en vigencia de la presente Ley.

Artículo 13.- Los Operadores de Servicio de Banda Ancha incluirán en el cálculo de sus tarifas un cargo por el servicio de regulación del 1.5% de la facturación y será enterado mensualmente a TELCOR en los 10 primeros días del mes subsiguiente a partir de los 60 días de la entrada en vigencia de la presente Ley.

Estos son los dos artículos que tienen más preocupados a los actuales proveedores de Internet. Y la verdad, tienen razón de estarlo. Viene un reordenamiento que suele ser disruptivo en cualquier negocio establecido.
Para los usuarios de Internet, veo sólo cosas buenas.

Artículo 24.- Los Operadores deberán garantizar la continuidad de la prestación de los servicios a través de la Red Nacional de Banda Ancha, implementando las medidas de seguridad y protección de la información del tráfico, asegurando la privacidad e inviolabilidad de las comunicaciones de los usuarios así como procurar la protección contra programas o aplicaciones maliciosas y ataques cibernéticos.

Al igual que con la “neutralidad de la red”, la ley reconoce la importancia de no filtrar la información que recorre las tuberías digitales.

Artículo 28: La administración del registro de nombres de dominio .ni, como función administrativa a cargo del Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos, TELCOR Ente Regulador, cuyo ejercicio podrá ser conferido a personas jurídicas o naturales nacionales, que pasarán a ser Operadores de conformidad con la presente ley y su reglamento. La duración del convenio podrá ser de 10 años, prorrogables.

Por fin la oficina de registro de dominios “.ni” pasará a manos del Estado y será posible convertirse en registrador autorizado. Nosotros en Listo Marketing podríamos empezar a ofrecer el servicio de registro de direcciones con terminación “.ni” como actualmente lo hace la UNI.

Articulo 50.- A fin de promover en la población el acceso de los servicios de telecomunicaciones de Banda Ancha, se reduce al 50% la tasa del Impuesto Selectivo de Consumo (ISC) para equipos terminales de usuarios finales por un periodo de cinco años a partir de la entrada en vigencia de esta Ley.

Otro beneficio para los usuarios de Internet: una rebaja en las tabletas, teléfonos inteligentes y computadoras que usan banda ancha. Aunque estamos seguros que seguirá siendo más barato traer los dispositivos de Estados Unidos.

Artículo 22.- Cuando los Operadores programen suspensiones a los servicios de banda ancha, deberán informarlo a sus usuarios y a TELCOR con cuarenta y ocho horas de anticipación.

En la última visita que me hizo en técnico representante de mi proveedor de Internet para revisar por qué a veces mi conexión baja de 10Mbps a 1Mbps (bajada), me di cuenta que en la mayoría de los casos, lo que pasa es que el área técnica por reparar un problema de conexión, afecta por horas a todo un lote de usuarios. Eso es una “suspensión programada”. Estoy seguro que si tuviéramos vigente esta ley, sería mucho menos común.

Conclusiones

En términos generales la ley es positiva para el desarrollo tecnológico de Nicaragua.

Contrario al enfoque que los opositores al Gobierno están tratando de darle, la ley se refiere más a las tuberías (red de banda ancha) y no al flujo de información que pasa por esas tuberías.

Dicho de manera sencilla, el Estado pretende montar una red de tuberías rápidas que llegue a todo el país, para que cualquiera se pueda pegar. Como lo hace Enacal actualmente. Nada más que en vez de transportar agua, transportarán datos.

Para ello va a crear una oficina que se encargará de administrar las tuberías. ¿Podrá esa empresa filtrar los datos que pasan por las tuberías? Según la ley, no, pues reconoce la “neutralidad de la red” y habla que los Operadores deben garantizar la privacidad y la “inviolabilidad de las comunicaciones”.

Los que sí deben preocuparse son los actuales proveedores de Internet. La fiesta sin supervisión estatal ha terminado. Vienen regulaciones, renovaciones de licencias, nuevos cobros y mucha competencia. Lo cual, hasta ver prueba de lo contrario, es beneficioso para nosotros los usuarios y empresarios de Internet.

Pueden descargar el documento completo (MS Word) de aquí.

Para comparar pueden descargar el Estudio de Planes de Banda Ancha en América Latina publicado por la Asociación Iberoamericana de Centros de Investigación y Empresas de Telecomunicaciones

Fuente: www.listomarketing.com

* Manuel Díaz: Asesor de Marketing Digital. Represento a Listo Marketing (antes Webbasica), una agencia de Marketing Digital en Nicaragua con más de 12 años de experiencia

Comentar     Arriba