Por esto ¿quién responde?

01 Febrero 2016

Juan Carlos Santa Cruz C. *

En una sociedad moderna la convivencia y el respeto hacia los demás son fundamentales . En Nicaragua hace falta mucha caña que moler para decir que todos o la mayoría nos respetamos. Veamos algunos ejemplos que lesionan la vida ciudadana sin que nadie reaccione para resolverlos.

  1. La trasnacional Unión Fenosa en su tarea de corte de ramas de los árboles llena calles y caminos con los mismos, es decir los lanza como basura a la calle, y nadie le dice nada. Haga la prueba usted como ciudadano de cortar un árbol y lanzarlo a la calle y de inmediato le llegarán como tres dependencias públicas para amonestarle y multarle.

  2. Hablando de basura sería bueno que visiten el mercado de Masaya. Al ingresar hay un inmenso cauce. La Alcaldía decidió techarlo, y cuando llevaba hechos unos 20 metros o más, parecería que el supervisor no estuvo de acuerdo y procedieron a desmantelar lo con grandes mazos, para luego intentar reconstruirlo. Todo el cemento armado cayó al cauce y se formó una verdadera represa. En este momento hay varias toneladas de basura y mucha agua putrefacta. El colmo, este horrible basurero provocado por la Alcaldía está frente a la entrada de los negocios de artesanías. Y eso que Masaya es ciudad turística.

  3. También Nindirí es ciudad turística. Ahí el turista que quiera caminar por sus calles tiene que hacerlo con botas de hule . Por todas las calles céntricas corren verdaderos arroyos de agua sucia. Existe más de una docena de trabajadores que diariamente barren los residuos que navegan en estas aguas. Como es sabido todas las casas tienen grandes terrenos por lo que lo lógico sería que la Alcaldía con esos mismos trabajadores ayude a la gente a desviar esa agua hacia sus terrenos, y que paralelamente prohíba lanzarla a la via pública. No obstante la Alcaldía ha gastado bastante dinero haciendo canaletas en los cruces de las calles para que el agua corra más veloz. Dos de estos afluentes desembocan frente al mismo Instituto de Enseñanza Secundaria.

  4. Grandes empresas con inmensos camiones se han apoderado de algunas calles como la cercana a la rotonda del periodista. En otros repartos residenciales se instalan cadenas con rótulos “no parkin”, es decir, no estacionar. Como es sabido la calle es pública y èsto es un abuso, y para colmos otros le agregan un rotulito amenazante “articulo 2”, cuando el mismo corresponde a la ley de transito somocista.

  5. Si los eficientísimos inspectores municipales le sorprenden mal estacionado segu ramente le multarán y con lujo de prepotencia enviarán su vehículo arrastrado por una grúa la que le cobra 3000 córdobas para trasladarle hasta el depósito de vehículos de la Alcaldía, aunque a veces la distancia no llegue a los 600 metros.

  6. Ojalá no le haya tocado la mala suerte que junto a su casa se haya instalado un taller de motocicletas. Imagínense a veces, hasta cinco motos aceleran al mismo tiempo y al máximo de su potencia. Debe ser insoportable el calvario de aquellas personas que quieran escuchar música, ver televisión, dormir, o que por desgracia se encuentren enfermas de los nervios.

  7. Si alguien se le ocurre ingresar a uno de los almacenes del gallo más gallo como el de Masaya que está frente a la misma policía, seguramente saldrá aturdido. Pobre la salud ocupacional y los derechos humanos de los trabajadores que tienen que aguantar todo el día esa música a increíble volumen. Y en este ítem van las vigilias de algunas iglesias evangélicas y las coheterías a las tres y media y cuatro de la madrugada de algunas iglesias católicas.

  8. Y para finalizar si usted es un conductor tiene que estar presto para encontrarse circulando contra la via y a todo galope a un carretón con caballo, y luego le encuentra cruzando campantemente la luz roja.

    * Sociologo

Comentar     Arriba