La calle está dura para los ex PLI

13 Julio 2016

Por Juan Carlos Santa Cruz Clavijo *
En estos días que la Corte de Justicia ha fallado a favor de Pedro Reyes han comenzado una serie de dimes que te diré que parecen no tener fin. No dramaticemos, porque esta era una querella judicial como cualquier otra.
En la decisión del máximo tribunal de justicia hay beneficiados y perjudicados.  Obviamente que los perjudicados son Eduardo Montealegre y su grupo. Como es sabido en Nicaragua se ha discutido mucho acerca de los liderazgos. Daniel Ortega es un líder político que se lo ha ganado fajándose desde la llanura en medio de 15 años de hostigamiento liberal y ha mantenido ese liderazgo gobernando para el pueblo.
Eduardo Montealegre tiene liderazgo a su manera, es decir gente que votaría por él. Luego están sus seguidores, es decir, fundamentalmente los que han estado mamando la teta como diputados sin hacer nada y ganando grandes sueldos y exoneraciones. Muchos de ellos tenían grandes expectativas que lo reeligieran aunque sea como suplentes, y también había otros que aspiraban a serlo. De la noche a la mañana se le vino abajo la estantería.
Estos seguidores son ilustres desconocidos de la población y por supuesto nadie votaría por ellos. Es decir, existen porque Eduardo Montealegre lo decidió así. Cuando vino el balde de agua fría les entró incertidumbre porque nadie les conoce y Montealegre no está pensando en su futuro.
Seamos pragmáticos, Montealegre es un ricachón que no necesita del sueldo de diputado, en cambio ellos se quedaron colgados de la brocha. La gente del MRS lo que le interesa es la desestabilización del Gobierno y tienen de qué vivir así esta situación les viene como anillo al dedo.
En estos momentos hay caras largas, que primero tienen reacciones emotivas, pero luego serán más racionales. Algunos irán desmoralizándose porque hablaron feo de Arnoldo Alemán, pero otros, quizás busquen ese alero, porque recordemos que vienen las municipales y aunque sea de Concejal pueden quedar.
Así es la política. Los intereses de Montealegre no son los de la mayoría de sus seguidores. Ellos aspiraban a un hueso, y si no lo hay, entonces ellos se estarán preguntando si hay una razón sólida para protestar en las calles, porque el antecedente de los miércoles está muy fresco.
Tengo a bien recordarle que el polvo y los solazos no son buenos para los venerables ancianos que se les ha visto muy activos. Con todo respeto le sugiero a las familias que se preocupen más por ellos para que no anden desorientados en las calles y se los pase llevando algún motorizado.
En suma, la calle está dura, y hay que buscar qué hacer porque los caprichitos del niñito rico no los llevará a ser diputados, ni concejales, ni nada, y no es posible que anden exponiéndose al sol de pura gorra.
Todos saben que el niñito rico no está pensando que le regresen el PLI, su nota es la conspiración, la desestabilización y aunque parezca mentira, su especialidad es la negociación  bajo cuerda, por supuesto para sus intereses personales.
Ellos en cambio están preocupados por su hueso, y la calle está dura, así que tal vez Arnoldo no es tan malo como dicen.
*Sociólogo

Comentar     Arriba