De visas y turistas

17 Marzo 2009
Por Jerson Bejarano "Ahora podrán venir a Nicaragua sin muchas complicaciones, simplemente toman su pasaporte y se vienen, en las fronteras, en el aeropuerto o en el puerto de entrada les darán el permiso para ingresar al país, o lo que se llama visa de frontera y aquí los esperamos con los brazos abiertos", declaró recientemente Mario Salinas, Ministro de Turismo. Personalmente no creo que el relajamiento de los controles fronterizos, incentive el turismo extranjero. Y hay más riesgos de seguridad de los que se tenían antes. Yo sé que los narcos tienen recursos para entrar con o sin visados, como dijo Coronel Kautz, pero ¿qué hay con los Pedofilos? Coronel pone de ejemplo solamente a los gringos, ya se sabe que buscando una complacencia ideológica (yanki, imperialista), pero también los europeos, canadienses, asiáticos, africanos, etc, albergan criminales, como en todas partes. A mí me preocupa el asunto de los pedófilos. Ya sabemos cuan desprotegidos viven muchos niños en las ciudades de Nicaragua, en sus playas... ¿No hubiera sido mejor otro tipo de medida para incentivar el turismo? ¿Qué hay con el turista nicaragüense, el nacional, los que viven dentro y fuera de Nicaragua? Si sacamos las cuentas, terminan gastando más los turistas nicaragüenses que van a pasar semana santa o navidades a Nicaragua, que mucho turista extranjero. Lo podemos ver desde el costo de los paquetes que se les ofrece. A los extranjeros, claro. En Canada, por ejemplo, hay paquetes a Costa Rica o a Nicaragua, en Cruceros o en avión, que no pasan mas allá de los 1,500 dolares por pareja, incluyendo hospedaje y alimentación.... En vuelos Charter, hay canadienses que apenas gastan unos 900 dolares (pasaje incluido) y se dan la gran vida en Montelimar. Pero los turistas Nicaragüenses, los que van a Nicaragua, desde EEUU o Canada, gastan al menos 1,200 dolares en pasajes por persona, y no llevan menos de 2,000 dolares adicionales para pasarla esos 15 o 20 días en su terruño original. A eso agreguémosle ropa, computadoras, uno que otro electrodoméstico que llevan de regalo... hasta las clínicas se benefician, pues es sabido que en Nicaragua, es más barato el trabajo dental o de cirugía plástica. ¡¡Y eso es cada año!!! El turista extranjero va a Nicaragua una vez en la vida, o cada varios años... Matemática elemental. Creo también que El Nuevo Diario publicó un titular de asco: "Mayoría de turistas serán Africanos" (¿negros?) ¡Imaginemos que a los nicas nos trataran así en el extranjero! Como los nicas palmados, que mejor no se sienten a un restaurante porque venimos de país pobre... Una cosa son las autoridades de los países ricos, pero otra muy distinta es la gente de a pie. Y por lo menos en Vancouver, Canadá, no se ha escuchado que le hayan negado la entrada a un cine, o a un restaurante, a ningún inmigrante ilegal, ni preguntan si sos o no sos de dinero; y en los hoteles, a todo el mundo lo tratan como si fuera a dejar la mejor de las propinas. En fin, solo eran algunas observaciones. Ojala y tomaran nota.
Comentar     Arriba