Carretas peregrinas a Popoyuapa, una tradición centenaria

16 Marzo 2018
Carretas peregrinas a Popoyuapa, una tradición centenaria

Managua. Por Yanet Llanes Aleman/PL

En homenaje a la imagen de Jesús del Rescate, miles de peregrinos viajan en carretas durante días hacia al Santuario Nacional de Popoyuapa, en la ciudad nicaragüense de Rivas (sur).

Acompañados por familiares, en la mayoría de los casos, los devotos recorren decenas de kilómetros para darle gracias al patrono por los favores recibidos o pedirle intervención milagrosa en sus necesidades.

Como parte de la centenaria tradición invierten varias jornadas para construir y decorar las carretas-casas, haladas por bueyes o caballos.

En ellas cargan la comida para el trayecto del viaje y muchas veces la leña para cocinarla.

Arroz, frijoles, animales vivos, agua, hamacas, vestuario, sillas, útiles para cocinar...

Es un viaje en familia con niños, ancianos y muchos no escatiman en llevar los recursos que consideran necesarios para la travesía.

Obligados a acampar en varias ocasiones por la lejanía del destino, las estancias resultan momentos de hermandad, propicios para el intercambio de testimonios sobre grandes milagros y promesas a cumplir, así como para la incorporación de caminantes a la peregrinación.

Por estos días alrededor de 450 carretas viajan desde los departamentos de Masaya, Granada y Carazo hasta Rivas para asistir la semana que viene a las fiestas patronales, muestras del fervor cristiano y la fe hacia la imagen de Jesús del Rescate.

El año pasado alrededor de 50 mil personas, entre locales y foráneos, participaron en las misas y multitudinarias procesiones que se celebran en la Semana de Dolores.

Aunque no hay datos precisos sobre los orígenes de la imagen, la referencia más antigua es de 1884.

Según testimonios recogidos en documentos históricos, un fuerte terremoto destruyó ese año la ciudad de Rivas, incluida la ermita donde se encontraba la efigie, pero los pobladores la repararon y la llevaron a la capilla de Popoyuapa.

Cuentan que sus milagros alcanzaron tanta fama que la devoción se extendió por el territorio nacional.

Comentar     Arriba