América sin yanquis

22 Abril 2009
Por José Floripe Fajardo jfloripe@gmail.com En la recién pasada Cumbre de Río, algunos de los mandatarios asistentes, para referirse a América no yanqui, estuvieron usando designaciones no apropiadas para el conjunto de naciones enmarcadas dentro de esas características. He pasado algún tiempo en la onda de encontrar una designación que suplante esos horribles nombres que no han impuesto los imperios con el objeto de denominarnos con calificativos que convengan a sus intereses; vamos a examinar algunas de esos epítetos que nos han endilgado; a la nación imperial que está ubicada entre el Canadá y México le llamaré yanqui o gringo puesto que esa república no tiene nombre propio exclusivo, sé auto llaman Estados Unidos de Norte América y no son los únicos estados unidos del norte, México y Canadá son estados unidos y también son del norte y estados unidos hay muchos en América, entonces esa república entre México y Canadá es un Estado sin nombre propio. "Iberoamericano" Con eso de querer unificarse en plan de lucha contra los intereses de los yanquis, las naciones Americanas que fueron brutalmente conquistadas y colonizadas por la espada y la cruz española, sé auto llamaron iberoamericanas sin considerar que nuestros pueblos son nativos y mestizos pero nunca ibéricos, nombre que le corresponde a los españoles y portugueses; no podemos aceptar ser iberos sólo por que les interesa a nuestros esclavisadores. "Hispanoamericano" Con la misma idea de formar el bloque americano que no se identifica con los intereses gringos, nos han llamado hispanos, palabra que significa español, y nuestros pueblos en su gran mayoría son nativos y mestizos a quienes se nos impuso por la fuerza convivir con criollos hijos de conquistadores; una gran cantidad abrumadora de los habitantes oriundos de estas tierras no sabe español, por lo tanto no pueden ser denominados hispanos, este es otra de las aberraciones con que nos han tenido sometidos. "Latinoamericano" Siguiendo la tónica de formar ese bloque americano que margine los planes de dominación yanqui, con el razonamiento que latino enmarcaría las naciones que hablan lenguas con raíces latinas, se creo el adjetivo de latinoamericano; todas estas decisiones se han hecho sin tomar en cuenta el pensamiento del nativo ni del mestizo, que son en realidad los verdaderos habitantes y dueños de este continente, también sin considerar que gran cantidad de los naturales de la tierra americana no habla el español ni lo conocen y sé intercomunican con sus propias lenguas, por lo tanto no podemos, en un todo, de ningún modo ser latinos. "Mesoamericano" Mesoamérica es en parte México, Centro América y parte de Panamá, territorio bien definido, (Centro de América) no abarca todo América no gringa y lo que se persigue es una denominación que encierre en forma concluyente todo ese territorio de América y el Caribe en que no estén incluidos los yanquis. Que arranque en el Río Grande y termine en Punta de Fuego "Indoamericano" Es otro disparate que persiguiendo una identificación más acertada nos quieren rebautizar con el apodo que nos impusieron los españoles cuando ignorantemente nos llamaron "indios" sin tener nada que ver con el Continente Indio. "Panamericano" En esta palabra está implicada toda América, eso quiere decir que en ella están incluidos los gringos A demás de lo analizado, hay otra cantidad de adjetivos que nos han impuesto y que sólo conllevan el fin del dominio y la imposición de las fuerzas imperiales sobre pueblos sometidos a sus intereses. En respuesta de esta inquietud, el Dr. Neville Cross Cuper sugirió: En lo personal me gustó la propuesta, pero mi hijo Wangki me advirtió que se marginaba al nativo y al caribeño. Después de vueltas y revueltas he llegado a la conclusión que, el nombre que nos pueda identificar como bloque ajeno a los planes del imperio, debe contener los adjetivos siguientes: • Nativo, por ser la raíz y la pureza de los pueblos de América. • Mestizo, por ser el resultado innegable e irrenunciable, producto inequívoco de la inhumana conquista. • América, por ser el continente poseedor de esos pueblos. • Caribe, por ser de América sin estar en tierra firme, pero víctima también de la voraz sed de los Imperios. • Negro, por ser connatural al nativo y al mestizo, es una gran población nacida y creada en América y el Caribe provenientes de naturales del ÁfricaCon estas premisas, he sacado del costal de mis cavilaciones las siguientes nominaciones: • Nativo Mestizo Afro Americano y Caribeño • Naciones Nativo Mestizo Afro Americanas y Caribeñas • Organización de Naciones Nativo Mestizo Afro Americanas y del Caribe • Estados Nativo Mestizo Afro Americanos y Caribeños Evo Morales, en las Naciones Unidas, propuso Naciones Originarias de América y Caribe. Había que hacerle un análisis sobre su capacidad de redondear lo que se quiere al respecto. Los nativos Cuna de Panamá, a lo que ellos imaginaban que era todo el continente le denominaban Abya Yala, los Nahuatl, a la misma concepción, le decían Cem Anahuac. Como las frases son largas, a lo mejor hay que elaborar siglas que enmarquen el contenido de cada una de las expresiones dadas.. Esto sigue siendo una onda, lo que deseo es crear el entusiasmo sobre el asunto propuesto y que entre todos encontremos esa designación que tanto necesitamos. Mi especial amiga Lic. María Elsa Vogls Montealegre, dice estar de acuerdo en la moción pero que no le gustan las siglas, cualquiera que sea, puesto que éstas son de manufactura gringa. Los gringos han tratado de robarse en forma absoluta el nombre de América, en el mundo entero se han hecho identificar como que si ellos son América que sólo lo que manufacturan ellos es americano, han querido que los dejemos a ellos con el nombre de América y busquemos como ponerle nosotros al pedazo de continente que nos corresponde. Lo que pasa, en cuanto al nombre de América supuestamente puesto en recuerdo al cartógrafo Américo Vespucio, es otro gran disparate, el nombre de América es propio de la parte del continente no gringo, y nos corresponde el nombre a nosotros no a ellos, a continuación insertaré un párrafo del libro "WAGNER, MITÓLO Y OCULTISTA", de Mario Roso de Luna, donde queda claro el origen verdadero de nuestro continente, de la que tomamos todos los antecedentes. Guilla- Isamor-Mac Firvis hizo dicho trabajo sobre los documentos de Anhergin y Feir-ceirtne, poeta filósofo de la más remota y legendaria antigüedad, tanto que el bardo-instructor Anherigin es un personaje que lo mismo puede considerarse europeo que americano, es decir como un verdadero atlante, en la hipótesis que sirve de fundamento a este trabajo nuestro, Anhergin, Amargin, o Rama-D´jin (el Rama jaino del que tantas alusiones he hallado en los mitos del Loheringrin) da nombre en efecto a cuatro o cinco lugares, montañas, ríos y dioses, tanto de América Central como de las regiones antillanas de Venezuela y Colombia, y a dicho nombre mítico, que no al de Américo Vespucio, debe el suyo, como es sabido, el supuesto mundo de Colón.- Amerghi fue también el nombre ocultista de Miguel Ángel; Americ y Américo o américa es el nombre arcaico y actual, de una bahía del Mar del Japón; región montañosa de Nicaragua en la provincia de Chontales, con cumbres de alturas de 2,000 metros de altura, dominando entrambos océanos, región que fue habitadas por nativos maribios. (Amerrisque); río de California, afluente del Sacramento, y otros ríos, uno del Brasil, otro en Paraná afluente del Iguazú... Queda claro que el nombre de América se le da al continente por la cumbre de Amerrisque ubicada en el territorio chontaleño, Nicaragua, América del Centro. He aquí el verdadero origen del nombre de nuestro continente americano, América en recordación del gran Bardo Instructor Anherigin. El Gran José Martí, refiriéndose a la América sin Yanquis dijo: Nuestra América, podría ser así: Organización de Naciones de Nuestra América Naciones Unidas de Nuestra América, o sea La América Nuestra, que se intercomunica en mil lenguas nativas y además en español y portugués. Nuestra América, América nativa, mestiza y afro caribeña, la América del Gran Cuactemoc y del Sin Par Inka, la de Benito Juárez, Sandino y Darío, esa América sin pares, que es única, que no tiembla ante guerra, terremotos o huracanes, pero que ama la Paz. Unión de Pueblos de México, Centrosuramericanos y del Caribe. Estelí, 26 de Abril del 2008
Comentar     Arriba