Amada Pineda, Heroína de la Paz

20 Julio 2018
Amada Pineda, Heroína de la Paz

(Rosario Murillo)

Compañeros, hemos tenido el Honor y el Orgullo de contar con nosotros en esta tarde de Celebración de Victorias de la Paz en nuestro País, en nuestra Nicaragua, Bendita y Siempre Libre, a una Heroína del Pueblo, a una Leyenda de la Lucha Sandinista.

¿Quién la conoce? ¿quién sabe quién es esta mujer que nos ha legado tanto, inspiración y ejemplo de generaciones de sandinistas y revolucionarios, de militantes de la causa sandinista? Ella, callada, humilde, nunca ha buscado ni figuración, ni ostentación... Orgullo de Nicaragua, orgullo sandinista, Amada Pineda Arauz, heroína del pueblo, militante sandinista, heroína de todos los tiempos, de todas las luchas.

Hace pocos días, en este horror terrorista que quisieron instalar en nuestro país, mataron al hijo de Amada; pero no solo lo mataron, sino que profanaron su cuerpo, durante horas lo estuvieron exhibiendo, quemándolo en la vía pública, para ofensa del corazón nicaragüense que no conocía este tipo de atropellos, de crímenes. Nuestra indignación fue total, la condena, el rechazo y el repudio del pueblo a ese crimen de las fuerzas diabólicas, tenebrosas, que han querido y no han podido, ni podrán, destruir nuestra Nicaragua que vive de amor.

Asesinaron a Francisco Ramón Arauz Pineda, Combatiente Histórico del Frente Sandinista de Liberación Nacional, hijo de Amada, de 55 años, hijo también de Bernardo Arauz Ríos. Su esposa, Vicenta Miranda Cruz; sus hijos: Amada Pineda Granados, de 12 de años; Naun Arauz Granados, de 10; Jerson Arauz Jiménez, de 29; Johnston Arauz Jiménez, de 27.

¡Qué dolor para esta familia! ¡Qué dolor para su madre! Cuánto dolor sentimos cuando veíamos el crimen y la profanación de su cuerpo, las burlas, la saña con la que mostraban al cuerpo de Francisco, queriendo con ello destruir el alma nicaragüense. Pero no pudieron, ni podrán, porque nuestro pueblo, como Sandino, ¡ni se vende ni se rinde, jamás!

Nuestro Comandante Daniel va a entregar en este momento a la querida compañera Amada Pineda, la Orden Augusto Sandino.

(Daniel Ortega)

Amada nació en El Carrizal, una comunidad, una comarca allá en Matagalpa, de familia campesina, y junto con otros campesinos fueron perseguidos, capturados, torturados, violados, por los genocidas que habían sido entrenados en las academias del imperio yanqui. y ella tuvo el valor en esos años del somocismo de presentarse a hacer la denuncia, y da la casualidad que la compañera Rosario, que entonces trabajaba en el diario La Prensa, ella fue la que la recibió y la que escribió luego la crónica sobre la denuncia brutal que hacía Amada. Mil veces heroica esta mujer campesina, madre de ese héroe, víctima de las prácticas diabólicas de los golpistas. (Impone la Orden en el pecho de Amada Pineda).

Palabras de Amada Pineda

Gracias, Comandante, por esto que me ha regalado ahora, con todo el dolor en mi alma por la pérdida de mi hijo. Y no solamente yo, también las madres de los policías que mataron y los quemaron, igual que hicieron con mi hijo. En 1979 me mataron a mi hijo mayor, pero fue la Guardia Somocista, ahora me matan al otro, pero fueron todos los asesinos que quieren terminar con la Revolución. Pero eso no se va a poder, hay Revolución para rato, y el Comandante Daniel se queda porque se queda. ¡Y ni un paso atrás!

Yo les digo a los compañeros, a los jóvenes, que sigan adelante, que no se detengan, que trabajen mucho por esta revolución que es la que nos ha dado tanto; porque todos esos que estuvieron en los plantones, en las barricadas que hicieron, todos se han beneficiado del Frente Sandinista, a todos les han dado.

Desde que mataron a mi hijo eso lo tenía aquí atragantado, no hallaba cómo hacer para gritárselos que son unos asesinos, que sólo andan buscando matar, desprestigiar al Frente, ¡y eso no se va a poder! Seguimos adelante, compañeros, hay que trabajar mucho por esta Revolución. Gracias.

Comentar     Arriba