De periodistas, curas y médicos

15 Agosto 2018
De periodistas, curas y médicos

Por Margine Gutiérrez

Ejercer la profesión de periodista, sacerdote o médico no otorga un fuero especial ni les coloca por encima de la ley.

Si un periodista se dedica con exclusividad a informar a la población sobre los hechos sangrientos acaecidos en estos terroríficos meses y se le persiguepor esa razón, claramente hay una violación a la libertad de expresión. Pero si esa persona que oficia de periodista ha participado activamente en las distintas acciones delictivas encaminadas a desencadenar un golpe de estado esa persona será juzgada no como periodista sino por su participación en los ílicitos.

Si un sacerdote por sus arengas - incendiarias o no- en el púlpito es atacado se puede decir que hay persecución religiosa. Pero cuando estos ciudadanos esconden armas u ocupan las iglesias como cuarteles no están ejerciendo su profesión sino que están violando la ley. Si la justicia los requiere es por esta razón y no por su labor sacerdotal.

Cuando un médico faltando a su ética profesional pasa todo el tiempo de su turno despotricando contra el gobierno y haciendo apología de la violencia armada frente a pacientes, a los familiares de este y a sus colegas o cuando comete indisciplina laboral por irse a los tranques, a ese médico no se le aplica la ley por ser médico ni mucho menos por atender a los heridos sino porque ha fallado a sus deberes como trabajador.

Pero como se han puesto tan de moda la tergiversación y la mentira como forma de lucha derechista en lugar de decir la verdad recurren a la falacia de afirmar campantemente que se está violando la libertad de expresión, la libertad religiosa o el ejercicio de las profesiones.

Comentar     Arriba