René, el hermano que nunca ha estado ausente

11 Septiembre 2018
René, el hermano que nunca ha estado ausente

Por Saúl Arana (*)

Para Leana, Maya, Rene Jr, y toda la familia

Hermano Rene Núñez Téllez

No hablaré del pasado porque el presente es más que suficiente para decirte lo mucho que nos haces falta.

Hace dos años levantaste vuelo sin que nadie te lo pidiera, sin embargo lo inevitable había llegado.

Vivimos complejos momentos. Tu sonrisa serena, tu visionario pensamiento, tu gran maestría para tender puentes, tu convicción inequívoca de la verdad y la justicia son herramientas que tú lograste desarrollar con talento y paciencia para ser un interlocutor incansable y convincente.

No dudo que tu lugar estaría al lado del pueblo-presidente, usando los instrumentos de tu querida Asamblea, para articular políticas complementarias que coadyuvaran a desmontar esta escalada amenazante, criminal, golpista, traidora y alejada de los sagrados valores que dieron fuerza, dignidad, mística, moral y unidad a nuestro inmortal FSLN.

Tu confianza en el pueblo y en el liderazgo de Daniel siempre representaron dos sólidas columnas donde se venía construyendo la gran patria que soñaron Sandino, Carlos, Tomas, Carlos (tu hermano) vos y tantos héroes y heroínas caídos en la lucha revolucionaria.

La muerte está prevista para todos, pero la ausencia de personas como vos en épocas de crisis se siente mucho más, puesto que hombres de tu estatura moral, con tu inclaudicable y firme conciencia revolucionaria, son principios inalienables que nos dan confianza, de que la derecha en este país no podrá pasar jamás, aunque crean que arrebatándonos cobarde y vilmente la vida, permitiremos que nos arrebaten las conquistas alcanzadas. Sería el golpe estratégico más grande que sufriría el FSLN y el pueblo, que ya vivió bajo la sombra oscura de tres gobiernos que solo pobreza y desgaste estructural nos heredaron.

René: hermano, no creas que todo está perdido. El gigante ha despertado y está movilizado en cada rincón de esta gran patria para no dejar espacio abierto a la derecha antipatriótica y golpista que en contubernio con el enemigo histórico, dice luchar por una democracia que ni ella misma se lo cree, ya que todos sabemos que sus amos en Washington lo único que les interesa es desmontar las bases de este proceso que les resulta incómodo e inquieto, puesto que no saben cómo asimilar que un país pequeño sea ejemplo en el mundo de lograr conquistas a favor del pueblo. Lo que no saben es que existe una reserva moral y una voluntad inquebrantable que nos heredaron personas como vos que lucharon hasta el último suspiro por ver a esta patria cabalgando sobre valles, ríos y montanas llevando el mensaje de la esperanza, la paz, dignidad, libertad, solidaridad y el derecho a una vida digna y soberana.

Hermano: donde quieres que estés, danos tu mano y tus sabios consejos que nos acompañen en esta hora de lucha que por su naturaleza nos ha enseñado a no bajar la guardia y a revisar nuestra conducta y herencia revolucionarias, para retomar con profunda conciencia de que una revolución se hace todos los días y de que no se puede confiar ni un tantito de nuestros enemigos históricos, tal como lo señalara el inmortal CHE Guevara.

Tus palabras y pensamiento sobre la mística revolucionaria, la conciencia de clase, el papel de un revolucionario en la sociedad y el sacrificio, son y serán siempre guías de incalculable valor. Tu práctica y vocación eso nos enseñaron y desde ahora debemos repasarlas diariamente para no caer en el conformismo, el voluntarismo, exceso de confianza en nuestro quehacer, creer que dar al pueblo es suficiente, sobre todo cuando no se evalúa si las enseñanzas son factores de crecimiento en calidad humana y convicción de sus verdaderas conquistas.

Hoy y siempre estarás más cerca que nunca y la mejor conmemoración a tu persona e ideas será seguir tu ejemplo y pensamiento en la acción cotidiana.

Querido hermano, aquí permaneceremos y no nos moverán

Querido hermano, juramos defender este proceso cueste lo que cueste

Querido hermano, la victoria la haremos junto al pueblo arquitecto de su liberación

Querido hermano, ¡hasta la victoria siempre!

Patria libre o Morir.

Managua, 10 de septiembre de 2018

¡Septiembre victorioso!

(*) Diplomático nicaragüense. Ex embajador en Japón y Taiwán.

Comentar     Arriba