Reflexión política Año 2018: La oposición política un juicio derrotado

17 Septiembre 2018
Reflexión política Año 2018: La oposición política un juicio derrotado

Por David Maximiliano Hernández (*)

En virtud de los últimos acontecimientos en Nicaragua, que se manifestaron a partir del 18 de abril de 2018, en contra de la reforma de los artículos 11, 16, 26, 27, 29, 85, 86 y 87 del Reglamento de la Ley de Seguridad Social, publicado en la Gaceta, Diario Oficial No. 49 del 1 de marzo de 1982, en el cual, se exacerbaron los ánimos llegando en el lapsus de tres meses a confrontaciones de distintos niveles, distintos grados de peligrosidad, violencias, heridos y muertos, entre otros aspectos.

El periodista estadounidense Max Blumenthal ha demostrado que efectivamente, hay intereses foráneos disponiendo de recursos para grupos extremistas; cita textual: “una publicación financiada por el brazo de cambio de régimen del gobierno de Estados Unidos, National Endowment for Democracy (NED), afirmó sin rodeos que las organizaciones respaldadas por NED han pasado años y millones de dólares “sentando las bases para la insurrección” en Nicaragua.

Continúa en párrafo posterior: “Este artículo que se jacta abiertamente de la intromisión de los Estados Unidos se publicó en el sitio web de noticias enfocado en América Latina, Global Americans, y fue escrito por el académico estadounidense Benjamín Waddell , director académico de la Escuela de Capacitación Internacional en Nicaragua. Después de la publicación de este artículo, Global Americans reemplazó el término “insurrección” con la palabra más inocua “cambio”. Sin embargo, el título original aún se puede ver en la URL del artículo.”

Asimismo, en dicho artículo se expresa “Según Waddell, la NED ha gastado $ 4,1 millones en el país desde 2014, ayudando a que 54 grupos se conviertan en actores importantes en la escena política y “sentando las bases para la insurrección”. Continúa “en otro pasaje llamativo, concluyó Waddell, “la participación actual de la NED en nutrir a los grupos de la sociedad civil en Nicaragua arroja luz sobre el poder del financiamiento transnacional para influir en los resultados políticos en el siglo XXI”.

Desde luego, en el marco de la geopolítica internacional, nosotros jamás podemos dejar a un lado los intereses de Estados Unidos en la Región Latinoamericana y Caribeña. Desde sus intereses, el canal representa un beneficio radicalmente estratégico para los Chinos, Rusos y otros, en detrimento, en entre comilla, de Estados Unidos de América; además, los rotundos éxitos en la recuperación del territorio marítimo en litigio entre Nicaragua-Colombia, fallo de la Corte Internacional de la Haya el 19 de Noviembre del año 2012, que da a Nicaragua más de 90,000 kilómetros cuadrados de mar territorial.

Partiendo de la premisa de que todos los nicaragüenses, hemos vivido en carne propia estos hechos o acontecimientos recientes, tenemos, por lo tanto, un menor o mayor grado de vivencia o consciencia de los hechos, no vamos a desarrollar la narrativa, de todo cuanto aconteció, sino todo lo contario, puntualizaremos a modo de conclusión, sobre el rol de los diferentes agentes protagonistas de los sucesos.

Después de las primeras agresiones a estudiantes que protestaron en contra de la reforma al Reglamento de la Ley de Seguridad Social, que generó repudio en las calles por parte de ciudadanos, se configuró un cuadro social y político, que los opositores al gobierno dinamitaron, en particular, después del falso fallecimiento de un estudiante en la UCA, cuando en realidad, el primer fallecido fue un policía en las inmediaciones de la UPOLI. Después, vino el aquelarre y  se produjeron hechos violentos a partir del 19, en sucesivas fases de violencia, hasta, alcanzar su fase de apogeo con tranque en muchos sitio del territorio nacional –en particular en carretera a Masaya, Masaya, Monimbo, Granada, Diriamba, Jinotepe, Nagarote, León, Estelí, Jinotega, La Trinidad, Sébaco y Lóvago, entre otros -, creando en la mente de sus dirigentes la ilusión de derrocar al gobierno nacional –cuestión de días-, y, en consecuencia, desechando el Dialogo Nacional, y luego, su fase final, con el destranque en distintas partes del territorio, lo que dejó a la fecha 198 víctimas fallecidas y muchos heridos, según datos oficiales referente a los directamente involucrados en los hechos, no para los que estaban hospedados y protegidos en hoteles de la capital.

Estamos partiendo de la premisa de que el Dialogo pudo evitar que el drama social se profundizara, ser un muro de contención para impedir la violencia y mayor cantidad de fallecidos, pero no fue así, lo que, a nuestro juicio, produjo un terrible daño en todos los ámbitos al país, potenciando y profundizando la crisis, en particular, la crisis de seguridad.  

En vista de lo anterior hacemos el siguiente señalamiento en cuanto a los grados de responsabilidad del prolongamiento de los sucesos, así:

¿Cuáles son los factores fundamentales que provocaron que la crisis en Nicaragua se profundizara?

1.- En primer lugar, la Conferencia Episcopal de Nicaragua –C.E.N., por el simple hecho, de que nunca desempeño su rol de Mediador y Testigo. Vimos obispos actuar con sensatez y madurez, y por lo tanto, no todos los obispos asumen la misma responsabilidad, pero si están los que se convirtieron en voceros del grupo golpista. Creemos fervientemente en Dios. Creemos en el Poder de la Oración. Creemos en la Virgen Santísima. Con ese sentimiento, depositamos nuestra confianza en la Conferencia Episcopal, en el único sentido de ser puente para la paz. Quienes representan a una población cristiana, que es la casi totalidad del nicaragüense, representa a la totalidad de las personas (católicos y protestantes, y no creyentes, entre otros). La totalidad no admite segmentos, parcialidades, como de igual manera, Dios nos ama a Todos sin Excepción. Un mediador por naturaleza, deber ser imparcial, de lo contrario, tampoco hay justicia. Para que haya justicia debe haber imparcialidad. El C.E.N. no fue imparcial, todo lo contrario, se comportaron como consagrados extremistas.

2.- En segundo lugar, el COSEP, en cual, en cierto modo, ha actuado como partido político. Los dirigentes del COSEP, no estuvieron a la altura del acontecimiento para el bien de Nicaragua ¿o es que acaso, tenían una relación oportunista, hipócrita, con el gobierno? A nuestro juicio, ellos estaban haciendo lo que realmente les compete realizar, no obstante, se metieron de cabeza a la agenda golpista. En todo caso, en materia de democratización política –aunque no de manera exclusiva-, es a los partidos políticos a los que habría de juzgar por su incapacidad propositiva, y, por ende, de su incapacidad para aspirar al poder. No es justificación alguna, culpar al gobierno por los propios errores de los partidos políticos y sus dirigentes. Que se revisen honestamente si han cumplido con ellos mismos y a quienes dicen representar.

No obstante, queda en evidencia la deshonestidad e inmoralidad de los COSEPISTAS, perdón, de algunos dirigentes del gran empresariado, que no tuvieron la honestidad y la hidalguía de defender su relación con el gobierno. ¿Cuándo y en qué país y en qué tiempo –para estar en prosperidad y bonanza-, el gran capital ha estado al margen del poder? No es que estén condenado a desarrollar su fortuna al amparo del poder, pero tampoco, es motivo de sentir culpabilidad. En donde hay culpabilidad no hay paz, solo alteración, y, el arrebato produce confrontación, división y odio. Pero bueno, si ellos ya decidieron autoflajelarse, que sepan, que ni en el cielo ni en la tierra eso contribuye al bien. Eso no tiene que ver nada con la libertad, con la justicia social y la democratización. Su falta de personalidad, los ha convertido en corruptibles, vulnerables y materialistas. Tanta arrogancia solo tiene un consuelo: el poder del dinero y la esperanza del poder político.

Ah, pero entonces, será que además del dinero ¿quieren el poder político? ¿Se habrán sentido los suficientemente fuerte para asaltar el poder? Si bien es cierto “poderoso caballero es don dinero”, quizás no sea suficiente para ellos, y, quieran llagar a la raíz del poder, es decir, el poder político. En este ámbito –al margen de los canales establecidos por la ley-, todo se mueve en la incertidumbre, la inseguridad y la crueldad, en virtud de ser una lógica invertida, ilegal y antidemocrática. No obstante, al día de hoy que es previsible una salida electoral, es de loco creer que aterrorizando es como se ganarán los votos, cuando el sentido común dicta lo contrario, y, por lo tanto, apaleando a la población, es como nos divorciamos de los votantes y sus votos. Estamos claro que, en Nicaragua, el dinero no es la llave para abrir la puerta del poder político. El dinero –aunque no se conciben sin dinero-, ya no les proporciona el placer de la felicidad –que según ellos irresponsablemente-, otorga el poder.  Es tiempo de calmarse y reflexionar sobre su arrogancia y codicia de poder absoluto. Sin esa codicia no hay destrucción de la economía, y, sobre todo, ni daños humanos que lamentar. Sin esa codicia no habrá una sola madre en todo el territorio nacional que derrame una sola gota de lágrima por sus hijos e hijas.

3.- En tercer lugar, está la alianza entre dirigentes de la sociedad civil y delincuentes, que, en virtud del financiamiento repartido, trancaron en muchas partes del territorio nacional. No estamos afirmando que todos los que estaban en los tranques son delincuentes, de ninguna manera, pero las mayorías de sus cabecillas, en lo fundamental, eran delincuentes, y, sino no lo eran al momento del intento del golpe, en realidad, se comportaron como tales.

4.- En cuarto lugar, están dirigentes políticos que por omisión o participación alentaron la agenda y la acción golpista. Al menos, se pudo percibir que no se pronunciaron oficialmente como partidos políticos, sino por medio de dirigentes que a título personal depositaron más leña al fuego. 

5.- En quinto lugar, está la confabulación internacional encabezada por el gobierno de Estado Unidos, auspiciador de la estrategia desde hace años con financiamiento a la “sociedad Civil”, y la complicidad política de gobiernos latinoamericanos y caribeños que giran alrededor de la política estadounidenses. Ellos son los Auspiciadores del “golpe suave”, que como siempre, finaliza con el terrorismo a través de todos los medios posibles. Terrorismo centrado en la mentira y el engaño como arma política, y, con la violencia armada en contra de los que no comulgan con sus anhelos golpistas.

¿Esta acción golpista fue algo espontáneo u obedece a una planificación?:

1.- Haciendo de profeta del pasado, sin duda alguna, este problema iba a explotar en cualquier momento. Había una constante, y esa constante, es la planificación que desde hace varios años se venía forjando y financiando. La variante es la situación, cualquier situación propicia pudo haber sido aprovechada, pero una oportunidad como la que se les presentó relacionada a la reforma del Reglamento de la Ley de Seguridad Social, presentada públicamente el 18 de abril del 2018, no pudo ser mejor para sus afanes golpistas.

¿Quienes fueron los principales dirigentes –no los visibles- sino quienes han estado detrás de esta estrategia y acciones?

Bueno, independientemente de la voluntad de personeros y del gobierno de Estados Unidos, lo fundamental, es la responsabilidad interna de los dirigentes que son los hacedores, los instrumentos de la política norteamericana. Sin ellos, no hay posibilidad alguna de llevar a cabo sus pretensiones golpistas, ni tendrían, como justificar sus acciones. Ellos son los que internalizan las aspiraciones estadounidenses, que asumen también, como propias. Entre estos dirigentes, están los del Movimiento de Renovación Sandinistas –MRS” y todos los dirigentes que conforman expresiones organizadas que se auto llaman “Sociedad Civil” del MRS o no, las cuales existen, si y solamente sí, en virtud del financiamiento exterior que reciben.  Ellos son los que han preparado y sembrado el caldo de cultivo político en la juventud, en particular, a jóvenes estudiantes, dado que así lo señala el manual del golpe suave de Gene Sharp, que recuerda que “nosotros combatimos con armas psicológicas, sociales, económicas y políticas”. Después, están dirigentes y ciudadanos de buena voluntad que simplemente adversan al gobierno dentro del marco de la constitución y las leyes.  Finalmente, están los propios errores políticos del mismo gobierno, pues efectivamente, se han cometido muchos errores, pero que, a nuestro juicio, ninguno de esos errores justifica o determinan la necesidad de una agenda golpista.

La pregunta fundamental es la siguiente: ¿gobernarían los MRS mucho mejor que el presente gobierno sin renunciar a sus preceptos políticos?

Cualquiera de nosotros ha escuchado decir a los principales dirigentes del MRS (que adversan a este gobierno), entre otros aspectos, porque el gobierno no satisface la implantación de un modelo alternativo, del cual hacemos algunos señalamientos a modo de ejemplo (citas textuales):

1.- “Entre los rasgos de un modelo alternativo hay que tener también muy en cuenta los necesarios cambios en la cultura política. Si en Nicaragua … y donde se atropella el principio del Estado laico manteniendo un maridaje entre Iglesia y Estado que alienta las expresiones más conservadoras de la religiosidad, no estamos construyendo ninguna alternativa.” 

2.- “…es tener clara la convicción de que este mundo actual es injusto porque en él predomina la lógica del mercado, cuyo ADN determina un resultado injusto, tener claro que por eso debemos apostar a cambios pequeños y a reformas…”

3.- “Ortega… y eso es lo que permitió el desarrollo del proyecto neoliberal sin ningún tipo de límites.”

4.- “Daniel Ortega y Rosario … ellos abandonaron las ideas heredadas de las luchas revolucionarias de los pueblos contra el colonialismo, el imperialismo, el capitalismo y las de nuestra propia historia ejemplarizada en el General Augusto C Sandino.”

5.- “Ellos abandonaron la educación patriótica de sus primeros días de vida política por las prácticas nefastas de pactar con lo peor, si de esas alianzas dependía el poder político que anhelaban. Como arquitectos del mal elaboraron una mezcla de ideas híbridas y raras que les permitió pactar con el gran capital…”

6.- “…fuimos parte de la Revolución Popular Sandinista, que nos pronunciamos y distanciamos del FSLN cuando este pasó a ser instrumento privado de Daniel Ortega y Rosario Murillo cuando abrazó el modelo capitalista neoliberal en alianza con el gran capital…”

Estas breves reseñas son suficiente para entender el desacuerdo de los MRS con el FSLN, en principio, prevalece en los MRS, una lógica anticapitalista, en contra de toda alianza con los dirigentes, tanto de la Iglesia Católica como Empresarial. Están ellos –textualmente-, en contra del “maridaje” entre el gobierno, iglesia y COSEP.

Desde luego, los expertos en ciencia política afirman que gobiernos progresistas en un mundo capitalista es una realidad compleja y desafiante. Efectivamente, Frei Betto, ha dicho que gobiernos progresistas como el del Brasil en tiempo del gobernante Partido de los Trabajadores, han sido “una madre para los pobres y un Padre para los ricos”; no obstante, ya vimos lo que aconteció y la presidenta Dilma Rousseff, fue objeto de un golpe de estado parlamentario.

Nuestra pregunta es ¿cómo éstos dirigentes del MRS pretenden gobernar sin alianzas y en franca contravía con la iglesia, con el gran empresariado, en la búsqueda de un modelo alternativo al capitalismo? La realidad actual durante los acontecimientos del 2018, nos ha demostrado que la mentalidad del gran empresariado es conservadora, y, que su única lealtad es al capital. Cuando se le toca el bolsillo –la reforma del Reglamento de la Ley de Seguridad Social lo pretendía-, se tornan dementes. Y, en parte tienen razón porque es olvidar su dependencia y necesidad de dinero, su líquido vital, su quintaesencia. Entonces ¿Cómo encontrar o construir un modelo alternativo al margen del gran empresariado o en su defecto en contra de ellos? Lo anterior nos dice que el modelo del MRS, es un modelo que solamente puede reconocerse en el caos, pero un caos permanente.

Pero los hechos –durante la crisis-, son los criterios valorativos de la verdad. ¿y cuáles son esos hechos? Ellos, los del MRS, se han identificado con la Conferencia Episcopal de Nicaragua. Ya no critican lo que ellos mismo daban en llamar “maridaje” con el gobierno. De igual manera con el COSEP, todo lo contrario, lo aplauden. Si fueran consecuentes con sus principios, escucharíamos de sus labios: Sin imparcialidad no hay justicia, por lo tanto, ustedes no están apto para mediación alguna. Incuestionablemente se necesita la mediación, pero ustedes no están preparado porque sencillamente no conocen la imparcialidad. De igual manera, dirían a los empresarios: la justicia es total, no existe una justicia a media, de manera que aprovechen la oportunidad y conviértanse renunciando al capitalismo y al dinero, o en su defecto, continúen siendo empresarios, pero compartan, aprendan a compartir los que proviene de los trabajadores en general, que son los que generan la riqueza. Y finalmente, tampoco danzarían al son del Imperio como hoy lo hacen, no cabe la menor duda, que para lograr sus propósitos están dispuestos a entregar su alma al diablo.

Irremediablemente, aquí hay una lección contradictoria, de conveniencia hipócrita, pues los MRS les han dan palo al C.E.N y al COSEP, y quieren recibir Amor. Y de quienes les han dado amor – por decirlo así con respecto al gobierno-, ellos le dan palo. Esto es un callejón sin salida. Un juicio derrotado. Significa lo anterior, que la verdadera naturaleza de los MRS y compañía, es donde está su capital. La supuesta libertad que ellos reclaman es la libertad del capital. La libertad del capitalismo que aprisiona, que mata de hambre y de miseria, pero que pasa invisible, sin la notoriedad de las redes sociales y de los medios informáticos dominantes.

En conclusión:

1.- No hay discusión alguna con relación al planteamiento inicial reivindicativo en contra de la reforma del Reglamento de la Ley de Seguridad Social y de los excesos que inicialmente se cometieron, sin embargo, aceleradamente y conscientemente, degeneró en un planteamiento y método de lucha violento, que pretendió fallidamente derrocar al gobierno. Nuestras tesis no es el de la espontaneidad, sino todo lo contrario, es el de la planificación. Estaban ya preparados para cualquier oportunidad, independientemente de la índole del problema. Es la tesis del golpe suave, que al final, hace uso de todos los medios de lucha, habidos y por haber, desde la mentira, el engaño, acciones psicológicas compulsivas, la delincuencia, la violencia armada, el crimen, la tortura, en fin, del terrorismo. Entre otros aspectos, sus teóricos y actores intelectuales, pretendieron abiertamente –públicamente-, reeditar un nuevo 19 de julio. Solamente hay un problema, y, es que la historia nunca se repite, en todo caso, como dicen los consagrados expertos, si aceptamos que ser repite, sería, una como tragedia y la segunda como farsa.

2.- Se necesita una verdadera y legitima mediación. Sin imparcialidad no puede haber mediador que aplique justamente con justicia. Sin imparcialidad, el solo hecho de ser mediador y testigo es ya una contradicción, porque siempre será un testigo a su favor. La plena sabiduría es de Dios. La Razón y el corazón nos ubican en Dios. En este mundo no tenemos toda la eternidad y, por esa razón, las demoras son fatales.  El Cardenal Miguel Obando y Bravo –que en paz descanse-, siempre tuvo éxitos como mediador por su imparcialidad e inquebrantable imparcialidad. En esta materia de Mediación los Equipos de Mediación son muchedumbre. Un tribunal Supremo que dicta sentencia, cuando en realidad, lo que necesitamos es que el Espíritu Santo nos ilumine de imparcialidad y de paciencia infinita.

3.- Los opositores al gobierno –y los que pretendieron dar el golpe de estado-, bajo los supuestos de igualdad, la justicia social y la libertad, están en un callejón sin salida, no hay margen para la construcción de un modelo alternativo a como ellos lo pregonan, “sin maridaje con la Conferencia Episcopal de Nicaragua y del COSEP”, en vista de que en el caso hipotético de que existía –así en esos términos hasta antes del 18 de abril del presenta año 2018-, ellos solamente tienen lealtad para sí mismo, para sus intereses, y donde hay intereses, raras veces, puede haber justicia.

4.- Una mente primitiva –en estos dorados tiempos-, cree que la mejor solución de los problemas políticos es mediante la fuerza y la profundización del conflicto y, dentro del conflicto, no hay solución alguna. Es dentro del Dialogo –con respeto y madurez-, que puede haber solución. Lo que tu vez en el otro es lo que tú tienes dentro de ti. ¿Cómo podemos confiar en alguien que ofrece él mismo lo que repudia? Los problemas no se resuelven con más problemas, sino con soluciones. Pero para eso, tiene que tener la certeza de que quieres resolver el problema, el cual se resuelve dialogando, no atacando.

5.- No cabe la menor duda, que en esta crisis el gobierno actuó con responsabilidad. Pero la responsabilidad tiene que ser de las partes. Los golpistas no quisieron destrancar, ni flexibilizar tranques o desmontar traques gradualmente. De manera que se hizo necesario defender la vida de los pobladores que estaban secuestrados. Fue la única alternativa, es decir, no había alternativa. Por naturaleza, no hay tranques que sean una bendición, pues son contra la ley, y en contra de los derechos humanos.  Aspiramos al Dialogo como la única vía de solución a los problemas de Nicaragua. Cuando estén esas condiciones y voluntad dada entre las partes, y exista un mediador imparcial, el gobierno, debe estar presto a dar, deciduamente, el paso definitivo hacia el Dialogo, dentro del marco de la Constitución y las leyes. Es un Diálogo amplio, inclusivo y responsable. Proceder en esta dirección es signo de madurez y grandeza de amor.  Sin embargo, es conveniente no olvidar, que la preocupación por la seguridad y la vida de todos los nicaragüenses es invaluable. Tender puente para la reconciliación y la paz es de los Mansos y solamente los Mansos heredarán la tierra, siendo fieles a la humildad, verdad, a la justicia y al amor.

(*) David Maximiliano Hernández  

davidmaximilianohernandez@gamil.com

16 de septiembre de 2018

 

Comentar     Arriba