La conjura

17 Septiembre 2018
La conjura

Por Amaru Barahona (*)

La contraparte  operativa del golpe “blando” USA que acontece en bb Nicaragua es... el MRS, (movimiento de renovación sandinista), un cuerpo político integrado por ex sandinistas a quienes, en la lucha de los años 90 por el control del aparato del partido FSLN, Daniel Ortega desplazó del poder.

La base social del MRS está formada por una cadena de ONG formalmente dedicadas a actividades que defienden la democracia, los derechos humanos, el feminismo, la conservación ecológica (dentro están las ONG que se oponen al proyecto de canal Nicaragua – China), el desarrollo democrático, la ética pública y varios medios que se promueven como defensores de la libertad de expresión.

Todas estas ONG y medios se financian por la vía que la dominación imperial (especialmente, en el caso nica, USA y la Unión Europea) denomina con el eufemismo de “cooperación para el desarrollo”.

Y están subordinadas a las orientaciones ideológicas y las prácticas sociales que determinan los intereses geopolíticos de sus fuentes financieras.

Una gran parte de la mínima clase media urbana nica vive de estos financiamientos.

Se trata de una clase media urbana muy reducida, esencialmente ONGizada y mercenaria.

Conforme una rigurosa investigación realizada por Global Research, la NED (National Endowment for Democracy), una entidad que es red de fuentes financieras abastecedoras de ONG en sociedades civiles especialmente escogidas (escogidas, porque sus gobiernos algo tienen que no agrada a la clase dirigente USA); entidad, la NED, que depende del presupuesto gubernamental USA, y a la que la comunidad de inteligencia USA ha encomendado cumplir tareas que hace unas décadas se asignaban a la CIA.

Pues bien, la NED, sólo desde 2014 hasta hoy, ha donado más de 4 mil 400 millones de dólares para fortalecer las actividades de la cadena de ONG cuyos miembros militan o simpatizan con el MRS, o que son sus aliados en el bloque político intervencionista “Nica Act”. Más de 700 mil dólares solamente en 2017.

Algunos nombres de personas y organismos beneficiarios.

Carlos Fernando Chamorro, dueño del grupo mediático CINCO que publica “Confidencial” (fuente de información clásica sobre Nicaragua, de muchos académicos e intelectuales costarricenses) y “Esta Semana”.

A Chamorro se le asignó antes de las elecciones en Nicaragua, abril de 2017, con el apoyo de la Fundación Arias, el diseño de la guerra mediática contra el gobierno de Ortega, con una partida adicional especial del congreso USA, por 4 millones de dólares, gestionada por el trío de ultra derecha de origen cubano:

Ros Lehtinen, Marco Rubio y Ted Cruz.

ONG, como la fundación Violeta Chamorro;

Ética y transparencia, de Roberto Courtney; Hagamos Democracia, de Luciano García;

la organización feminista (pro-abortos) de Azalea Solís;

la organización anti-canal de Medardo Mairena;

el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (IEPP), de Félix Maradiaga;

FUNIDES, de Juan Sebastián Chamorro;

CPDH, de Marcos Carmona;

Movimiento por Nicaragua; Luisa Molina, Coordinadora de la sociedad civil;

Vilma Núñez Escorcia, área de derechos humanos;

Mónica López Baltodano, asesora del movimiento anticanal;

María H. Castillo, movimiento feminista.

El diario La Prensa…

Después de más de tres meses de destrucción, terror, violencia y caos, el ejercicio golpista se encuentra, internamente, en vuelo de picada.

No obstante, la intensidad y eficacia del bombardeo mediático, el pueblo nica que, después de todo, conserva en su memoria la experiencia de la revolución y la guerra de agresión de los 80, ha develado la naturaleza de la conspiración y está desentrañando sus hilos.

Mayoritariamente, ha tomado una posición de repudio al golpe.

Es en este momento, que la USAID, que desarrolla su labor como complemento de la NED, ha aprobado un fondo de emergencia para socorrer a las ONG mercenarias que sustentan al MRS.

Un monto de 15 millones de dólares, con el argumento de que en Nicaragua existe una “crisis humanitaria”.

En realidad, es poco dinero para satisfacer los apetitos de tanta agrupación mercenaria; por lo que, supongo, el fondo se dará condicionado a un uso selectivo y concentrado.

¿Qué hará el MRS con la ayuda de emergencia?

Hará lo que ha demostrado saber hacer: intentará desplegar más acciones de destrucción, violencia y caos.

(*) Investigador social

Comentar     Arriba