Ética revolucionaria versus noticias falsas

07 Noviembre 2018
Ética revolucionaria versus noticias falsas

Por Mario Barquero (*)

Cuando surge Radio Sandino (desde algún lugar de Nicaragua) en la época insurreccional, lógicamente clandestina, no emitía noticas falsas, incluso cuando había algún revés en la lucha antisomocista  o sea, cuando caía algún compañero combatiente o los combatientes se tenían que replegar se comunicaba.

Se hacía así pues había ética profesional para informar no para desvirtuar la realidad con noticas falsas. Los revolucionarios genuinos no temen a la verdad, aun cuando en ocasiones puede ser desfavorable. Ahí está la grandeza revolucionaria, enfrentar las adversidades y superarlas sin recurrir a argucias.

Hoy los medios adversos al Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, al gobierno sandinista presidido por el Comandante Daniel Ortega y la Cra. Rosario Murillo; ya no son clandestinos, están supuestamente manejados por profesionales de la comunicación; pero son un torrente de noticias falsas. En otras palabras son faltos de ética en su quehacer profesional. Van más allá de lo que se conoce como noticia amarillista; lo que los medios contra el Gobierno hacen es antiético y amoral, pues de manera intencionada difunden noticias totalmente falsas, distorsionan la realidad con el objetivo de ganar adeptos. Una despreciable forma de agenciarse seguidores.

Al falsear intencionalmente la realidad demuestran un desprecio al pueblo que dicen defender, pues lo consideran tan torpe que puede asimilar cualquier falsedad sin un análisis de la realidad vivida. Afortunadamente el pueblo tiene una agudeza nata y ya no es el “indio” que se asombraba con espejitos, como los oligarcas de los medios y sus hijos de casa aún creen.

Lo triste es que sí hay un porcentaje, muy poco, o como la Cra. Rosario ha expresado, un “puchito” quienes sí absorben las falsedades y se las creen, quienes recogen mentalmente tanta basura mediática  que su mente, su verbo, accionar se ha convertido en un basurero que destila chicuige.

Los medios contrarios al gobierno, al no tener argumentos recurren a la bajeza de noticas falsas.

En la otra “acera” se sigue el ejemplo histórico de Radio Sandino, decir la verdad, tener ética, tener moral y de respetar al pueblo no pretendiendo engañarlo sino dándole pertrechos informativos veraces para que orgullosos ensanchen las avenidas de su propia historia.

Comentar     Arriba