Escúchenos en línea

El síndrome del tranquero

12 Marzo 2019
El síndrome del tranquero

Por Álvaro Zúñiga (El Zahir)

Como ridículas y enfermizas deberían ser consideradas las declaraciones del señor Michael Healy, Presidente de UPANIC, quien considera un asedio por parte de la Policía el resguardo de la población nicaragüense.

Según sus palabras, la Policía con su actuar comete una "intimidación" al hacer presencia en toda y cada una de las actividades diarias de la ciudadanía. Habría que analizar y preguntarle quién o quiénes se sienten intimidados por ver a nuestra policía en las calles, parques y carreteras.

Dice el Presidente de UPANIC y dirigente del COSEP que el actuar de los guardianes del orden y la seguridad pública no está contribuyendo al "buen clima" en que debe desarrollarse el diálogo nacional, inclusive considera oportuno que nuevamente sean acuartelados en sus delegaciones por el Gobierno de Nicaragua. (Imagino que tampoco debe ser un buen momento para la delincuencia y para el crimen organizado realizar sus actividades criminales y delictivas en las calles de nuestro país).

De acuerdo a la propuesta de Healy, la Policía debería también reconsiderar retirar a todos los guardas de seguridad que vigilan y patrullan los residenciales en la zona de Santo Domingo y Las Colinas. Ellos también causan temor y desconfianza en la población humilde que por una u otra razón visitan o transitan por estos residenciales. Pero seguramente esos vigilantes a él sí le brindan seguridad y confianza.

La población humilde de Nicaragua no paga vigilantes privados para resguardar sus bienes y su vida. Ella transfiere su seguridad y confianza en la Policía Nacional. Si a Healy nuestras autoridades le causan pánico y terror al verlas, debería de auto analizarse y seguro que en su inconsciente encontrará las verdaderas causas y razones a este "trauma".

Sin pretender ser el Doctor Young y mucho menos el señor Freud, voy a tratar de clasificar y definir el trauma de Healy: sufre del "síndrome del tranquero", una patología generada por un "trastorno que experimenta el paciente en presencia de un uniformado de color azul".

Debemos recomendar al señor Healy que visite en carácter de urgencia a su especialista en salud mental. Dicen que hay buenos médicos en el Hospital "Vivían Pellas". Espero se recupere pronto de este padecimiento.

Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play