Escúchenos en línea

A paso de vencedores

21 Marzo 2019
A paso de vencedores

Por Carlos Fonseca Terán (*)

 

Si triunfa la paz, triunfa el pueblo. Si triunfa el pueblo, triunfa el sandinismo. Si triunfa la paz, pierde el golpismo. Recordemos, no hay Revolución sin Paz, y no hay Paz sin entendimiento entre los nicaragüenses.

 

La derecha, ante su falta de apoyo popular, se ha visto obligada a reintegrarse a la Mesa de Negociación por la Paz, debiendo así renunciar a sus planes golpistas, y ha debido reconocer "el ordenamiento jurídico del país", aceptar el principio de "verdad, justicia, reparación y no repetición" y comprometerse al llamado a la suspensión de las sanciones a Nicaragua.

 

La paz en Nicaragua (que favorece al pueblo, al sandinismo, a la Revolución y no a los golpistas) bien vale haber llegado a los acuerdos dados a conocer hace unas horas, porque lo que no está en cuestión aquí. y si algo se está reafirmando en este momento, es que este poder es del pueblo, este poder es sandinista.

 

Es por eso que ya se oyen las voces de dolor y derrota de los voceros más extremistas de la derecha golpista, o sea el MRS y compañía. Mientras tanto, nosotros estamos cada vez más fuertes y unidos, y cada día es mayor el respaldo popular a nuestro gobierno revolucionario y a nuestro líder, el Comandante Daniel Ortega.

 

La mejor forma de reivindicar a nuestros muertos es lograr que no haya más muertos. El mejor homenaje al sacrificio de nuestros héroes y mártires es la paz para consolidar nuestro proceso revolucionario.

 

Verdad, justicia, reparación y no repetición significa que no habrá impunidad, sino aplicación de las decisiones políticas en el marco del ordenamiento jurídico del país, sanación de las heridas con la paz, respeto a las leyes y ejercicio de la autoridad para evitar que se repitan los actos criminales cometidos por el golpismo.

 

Implacables en el combate, generosos en la victoria, como lo hemos sido siempre ante situaciones similares.

 

Mi venganza personal

Tomás Borge Martínez

 

Mi venganza personal será el derecho

de tus hijos a la escuela y a las flores;

mi venganza personal será entregarte

este canto florecido sin temores.

 

Mi venganza personal será decirte:

"buenos días", sin mendigos en las calles

cuando en vez de encarcelarte te proponga

sacudirte la tristeza de los ojos;

cuando vos, aplicador de la tortura

ya no puedas levantar ni la mirada

 

Mi venganza personal será entregarte

estas manos que una vez vos maltrataste

sin lograr que abandonaran la ternura".

 

(*) Vicesecretario de Relaciones Internacionales del FSLN.

Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play