Escúchenos en línea

El Frente Sandinista y el futuro de Nicaragua

09 Julio 2019
El Frente Sandinista y el futuro de Nicaragua

Por La Comuna

Es una realidad objetiva de que el Frente Sandinista es el partido mejor organizado a nivel nacional con solidas estructuras a nivel institucional y territorial. Es decir, el sandinismo sigue siendo la fuerza política más poderosa en Nicaragua y la oposición resurgida a raíz del golpe fallido sigue en la práctica bajo el sombrero de representantes de la sociedad civil sin organizarse como partido político, por lo cual es complejo medir cuál es su fuerza real. La oposición liberal por otra parte, a pesar de ser la segunda fuerza política en la Asamblea Nacional, tiene dificultades para capitalizar políticamente las pobres decisiones tomadas por la dirigencia sandinista durante las protestas anti-gobierno ocurridas el año pasado.

La Alianza Cívica y la Unidad Azul y Blanco deberían formalizar sus posiciones y aspiraciones política de una buena vez, pues para la ciudadanía nicaragüense ya es obvio que el siguiente paso para esta oposición será la articulación legal de una plataforma política para competir por el poder. De hecho, esa tarea debieron comenzarla desde la primera versión del dialogo, pero aparentemente el apetito por el poder era demasiado feroz y quisieron tomarlo sin ningún tipo de respaldo democrático. Muy mala señal.

A pesar de que poco tiempo después se restableció la mesa de negociación, siguieron empeñados en aparentar que la prioridad de su lucha era por los derechos humanos y la justicia. Una clara torpeza política, pues tal y como explica el intelectual de izquierdas Noam Chomsky “los vencedores no investigan sus propios crímenes y muy poco se acaba sabiendo de ellos mismos, un principio que tolera pocas excepciones”. Evidencia de eso ha sido la salomónica Ley de Amnistía, si no hay justicia para todos, pues que haya perdón para todos. Una variable que ingenuamente nunca sospeché posible.

Resulta claro que el panorama ha cambiado desde abril del año pasado y las calles han sido retomadas por el partido gobernante, por lo cual es impensable que logren ahora derrocar al gobierno en base a la presión externa que puedan ejercer las sanciones. La paciencia del gobierno sandinista parece tornar a su fin, y deben aprovechar el poco margen de maniobra que les queda para hacer lo que comentaba debieron hacer desde un inicio, negociar condiciones electorales óptimas para una eventual disputa democrática por el poder.

No deja de ser sorpresivo e impactante, que los supuestos abanderados de la democracia tengan tanto recelo a tener que competir con el Frente Sandinista por el voto de los ciudadanos nicaragüenses. Pareciera que, de acuerdo con un criterio

bastante autoritario, el sandinismo ha perdido el derecho a tener una expresión política en la próxima competencia electoral. Cabe insistir en que esas son señales muy peligrosas.

Para concluir podemos decir que el partido gobernante tiene dos retos importantes: en primer lugar, fortalecer la institucionalidad del Consejo Supremo Electoral con el apoyo técnico de la OEA, creando condiciones atractivas y transparentes para todas aquellas expresiones políticas que deseen participar, y a la par de eso realizar una profunda reingeniería a nivel interno para lograr maximizar todo el potencial competitivo del Frente Sandinista de Liberación Nacional.

El futuro de Nicaragua todavía se vislumbra incierto, pues hasta el momento ni el sandinismo, ni la oposición azul y blanco han demostrado en acciones que representan y defienden los intereses populares, es una lucha de élites cuya causa es la redistribución de privilegios. Algunos se pueden molestar por sugerir que el sandinismo bajo la conducción actual ya no representa los intereses populares, sin embargo, debo darle la razón al psicólogo humanista Erich Fromm cuando afirma que “en las largas y virtualmente incesantes batallas por la libertad, las clases que en una determinada etapa habían combatido contra la opresión, se alineaban junto a los enemigos de la libertad cuando ésta había sido ganada y les era preciso defender los privilegios recién adquiridos”.

Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play