Escúchenos en línea

Venancio Blandón Landero

22 Julio 2019
Venancio Blandón Landero

Por Sofía Sánchez

Venancio Blandón Landero fue desaparecido por la Guardia Nacional en septiembre de 1978 en Nueva Segovia. Su cadáver fue encontrado junto con el de Efrén Reyes, en una montaña de Tastalí, en Jalapa el 18 de noviembre de 1979. Venancio y Efrén Reyes son de los muertos que hay que recordarlos porque dieron su vida por una Nicaragua libre. 

Venancio era un campesino, delegado de la palabra y un hombre con mucha sabiduría, andaba de valle en valle hablando sobre la palabra de Dios. Fue amigo del Gran Fray conocido en Las Segovias como el padre Evaristo. Venancio dedicó su vida al trabajo religioso y a la lucha contra las injusticias sociales.

Tuvo la oportunidad de viajar al Vaticano; con mucho orgullo dicen que hablaba de ese viaje que fue muy importante en su vida espiritual.

Cuentan que en la cárcel de Ocotal lo torturaron, que lo vieron guindado de las manos. Nunca se supo de él, lo buscaron por muchos lugares, pero no lo encontraron hasta que el 18 de noviembre hallaron sus restos junto a su compañero de lucha Efrén Reyes.

La historia de la familia Blandón Landero, no termina con el asesinato de Venancio Blandón, sino que continúa cuando su hermano Ricardo Blandón Landero y sus hijos son asesinados con sadismo por la contrarrevolución.

La familia Blandón Landero y Blandón Bustillo tiene muchos héroes y no hay que olvidarlos porque ellos también dieron sus vidas por la Paz de Nicaragua.

Este poema de 1980 está basado a la historia que fue contada sobre la captura de Venancio Blandón Landero.

 

La María quedó triste

como si presintiera algo

Venancio y Ricardo con sus machetes

se fueron a la milpa.

 

Los perros se inquietaron

y hubo unos toques en la puerta.

Por las rendijas

la María identificó los uniformes

con miedo abrió.

 

Uno de los hijos que tenía siete años

apretó los puños nerviosos

Cuando escuchó preguntar por Venancio.

Bajo amenazas lo hicieron hablar

y el niño tuvo que llevarlos a donde estaban.

.

De allí se lo llevaron a la cárcel de El Jícaro

Lo torturaron, lo mataron

Pero Venancio no dijo dónde estaban los Sandinistas

Nunca lo dijo.

Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play