Escúchenos en línea

1990-2006: Neoliberalismo y Educación en Nicaragua

15 Agosto 2019
1990-2006: Neoliberalismo y Educación en Nicaragua

Por Miguel De Castilla Urbina (*)

El proceso de privatización de la educación en Nicaragua durante los años noventa del pasado siglo, fue parte de una decisión de política macroestructural para todos los países de América Latina y el Caribe, de parte de los organismos de financiamiento internacional.

Teniendo iguales características para todos los países de la región, la diferencia de este modelo de financiamiento educativo para Nicaragua respecto a los otros países fue su punto de partida; pues mientras en Nicaragua entre 1984 y 1989, el país y su subsistema escolar se hundían en los estertores de una guerra fratricida, los demás países vivían la tranquilidad del subdesarrollo neoliberal; lo que por causas obvias, comparativamente, eso elevó los niveles del desastre pues privatizar la educación pública en un país que venía saliendo de una guerra con más de 50,000 muertos, fue un verdadero crimen, del cual todavía no han purgado pena los culpables.

Cómo se llamó y en que consistió el modelo privatizador de la educación en Nicaragua y como funcionó el mismo?

El nombre adoptado para Nicaragua de este modelo financiero transnacional fue de Autonomía Escolar, descansando el mismo en dos mecanismos, a saber: la constitución y funcionamiento en cada centro educativo de los llamados Consejos Directivos Escolares, integrados por representantes de los padres de familia, maestros, estudiantes y el director (a) que asumirían la dirección y administración financiera de las escuelas, de acuerdo a sus intereses y necesidades, y (b) la transferencia mensual de parte del Ministerio de Educación, de una determinada cantidad de dinero, calculada de acuerdo a una formula aritmética y multiplicada según el número de estudiantes de cada centro educativo, igual a la lógica y enfoque del ‘’ financiamiento a la demanda’’ del modelo de las ‘’ subvenciones chilenas’’.

Y cuál era el problema que se creaba si las escuelas recibían las transferencias y con ese monto pagaban el sueldo de los maestros y todos los bienes y servicios que las escuelas necesitaban para funcionar?

El problema era que la cantidad de dinero de las transferencias financieras del Ministerio de Educación a las escuelas, cubría apenas un promedio de entre 70 y un 80 por ciento de los montos que las instituciones educativas necesitaban para funcionar adecuada y decentemente.

Cómo hacían entonces  los Consejos Directivos Escolares (CDE) para completar ese 20 o 30 por ciento, y poder pagar los bonos de los sobresueldos a los maestros y completar el pago de los bienes y servicios para el funcionamiento de los centros educativos?

Dependiendo de la creatividad de los miembros de los CDE, los mecanismos para la obtención de dinero se agrupaban en tres conjuntos: a) Las llamadas ‘’ cuotas voluntarias’’, b) La venta de chucherías, bienes y servicios en las ‘’ pulperías escolares’’, c) La realización de múltiples actividades recaudatorias de dinero entre padres y madres de familia y la población del entorno de los centros de estudio.

Existen numerosas evidencias y estudios que desnudaban la naturaleza profundamente antieducativa e irracional del modelo sobre las llamadas ‘’ cuotas voluntarias. ’’ La Procuraduría de Derechos Humanos de la Niñez y la Adolescencia, publicó antes del 2006 dos Informes en el cual se descubrían las múltiples maneras acerca de cómo las escuelas cobraban a las familias por sus servicios, vulnerando el derecho universal a la educación en Nicaragua. Acerca de las ‘’ pulperías escolares’’, éstas funcionaban como entes especializados del mercado al menudeo; ahí había de todo lo que una clientela de niños y adolescentes podrían comprar, desde caramelos y lapiceros, hasta toallas sanitarias. Sobre las ‘’ actividades recaudatorias’’, éstas eran desde los ‘’ viernes locos’’, las rifas semanales, las verbenas de los sábados chiquitos, hasta los paseos por los centros de compras en Metrocentro y  Plaza Inter.

De esta manera, el cobro mensual en las escuelas mediante el mecanismo de las llamadas ‘’ cuotas voluntarias’’, la forja y desarrollo de las ‘’ pulperías escolares’’ y la creación de múltiples ‘’ actividades recaudatorias’’ de dinero en las escuelas, eran procesos sistémicos absolutamente coherentes y lógicos con los procesos de compra-venta que se constituían y desarrollaban multiplicados en centros comerciales, plazas, calles y avenidas y en el mercado formal e informal de las ciudades, conformando el corazón del régimen social conocido como neoliberalismo.

Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play