Escúchenos en línea

Daniel: Ejército nació del pueblo y se encarnó en el pueblo

03 Septiembre 2019
Daniel: Ejército nació del pueblo y se encarnó en el pueblo

Managua. Por Daniel Ortega (*), Radio La Primerísima

El Presidente Daniel Ortega dijo que América clama por unidad y la paz. En este sentido, recordó la fundación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), con la presidencia del Comandante Hugo Chávez Frías.

Daniel refirió que La CELAC aun con las dificultades que enfrenta y que ha enfrentado en los últimos tiempos está viva, ningún país ha manifestado la decisión de retirarse de esa instancia.

Palabras de Daniel

Hermanos nicaragüenses; familias de esta tierra que se encuentra en el centro de la América inmortal, de la América que clama por la paz, de la América que clama por la Unidad. La América Latina y Caribeña que convirtió un sueño en realidad, constituyendo, en Caracas, Venezuela, tierra de Bolívar, y bajo la presidencia del Comandante Hugo Chávez, ahí se constituyó, se fundó la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños. Y ahí coincidimos, más allá de las profundas diferencias ideológicas y políticas que existían en ese momento, como es natural en los Gobiernos Latinoamericano y Caribeños.

Allí en Caracas, el Gobierno de México que fue la sede de la reunión preparatoria para la reunión de Caracas, el Gobierno de México presidido por el Presidente Felipe Calderón, respetamos y conocemos el pensamiento y la ideología del Presidente Felipe Calderón, pero no titubeó en unir esfuerzos desde la reunión de México, donde desgraciadamente un presidente latinoamericano intento sabotear ese esfuerzo, pero al final no le quedó más que sumarse. Y se instaló la CELAC en Caracas y luego las siguientes reuniones que iban rotando de países que tenían gobiernos progresistas, revolucionarios... Cuba fue sede, donde acordamos declarar a América Latina y el Caribe como zona de paz.

Ese compromiso está ahí, está vivo, ningún gobierno ha dicho que retira ese compromiso. La CELAC aun con las dificultades que enfrenta y que ha enfrentado en los últimos tiempos está viva, ningún país ha manifestado la decisión de retirarse de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños. Por lo tanto, tenemos un eje que marca una nueva etapa en la historia de Nuestramérica y que hace realidad los sueños de Bolívar, los sueños de Sandino, los sueños de Morazán, de tantos luchadores por la integración y sobre todo por la unidad de nuestros Pueblos.

El gran reto que tenemos en estos momentos es, defender la paz, defender el Principio de Autodeterminación, Independencia y Soberanía de todas nuestras Naciones, intercambiando, dialogando en la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, bajo el Principio de respetar la Diversidad, pero, seguir avanzando.

Y hoy más que nunca, diría, la situación que enfrentan nuestros países demanda de esa beligerancia de los pueblos Latinoamericanos y Caribeños, y de sus gobiernos, que es donde recae la principal responsabilidad para que esos postulados que están ahí, esos principios que están ahí, esos compromisos que están vivos se puedan retomar con firmeza, y trabajar por fortalecer la Unidad Latinoamericana y Caribeña que significa fortalecer un polo de desarrollo económico, social y político en el contexto de la multipolaridad que ya es una realidad en el mundo, aun cuando algunos gobiernos se empeñen en imponer la política hegemonista.

¡La Política hegemonista ya quedó atrás! Ya nadie puede negar que se han formado agrupamientos, bloques de estados en las diferentes regiones de nuestro planeta y que nos indican que en el mundo está naciendo un nuevo modelo para la armonía de las relaciones entre las naciones, para que finalmente se respeten los principios que todos suscribimos en Naciones Unidas, y eso al final va en beneficio de los más pobres, va en beneficio de nuestros pueblos, donde tenemos el reto de combatir hasta erradicar la extrema pobreza y la pobreza.

Tenemos ese desafío, tenemos ese compromiso, un compromiso asumido por la comunidad de todo el planeta, asumidos ahí en Naciones Unidas. Siempre los acuerdos son algo que está ahí vivo, llamándonos a cumplirlos, porque eso le traerá beneficios a nuestros pueblos y fortaleza a nuestras naciones.

¿Qué son los Estados Unidos? una federación de estados. Si cada Estado, como ya pasó en otros tiempos, busca su propio camino, se desintegran los Estados Unidos. ¿Y qué ha hecho la Europa que se veía sacudida continuamente en conflictos entre ellos mismos, en guerras? ¿qué ha hecho? ha buscado también construir la unidad europea, y África la unidad africana, y nosotros estábamos quedándonos atrás hasta que se dio ese gran paso, y tenemos ese otro agrupamiento, el de los BRIC donde está Rusia, China, Brasil, la India... ¡claro, la India!, que de la extrema pobreza viene la India desarrollándose, creciendo. Esa es la realidad de este mundo, por mucho que se quiera negar ya los cambios se están produciendo, se vienen produciendo.

Y en este 40 Aniversario del Ejército de Nicaragua en el que saludamos a nuestro pueblo, porque este es un Ejército que nació de nuestro pueblo, que tiene sus raíces en la historia de lucha por la identidad, por los derechos originarios de nuestros pueblos. Cuando llegaron los conquistadores ahí mismo hubo lucha, pueblos originarios de toda Nuestramérica, y en particular aquí en Nicaragua que, encabezados por caciques como el cacique Diriangén hicieron frente a los conquistadores defendiendo sus tierras, defendiendo su identidad cultural y eso corre por nuestra sangre, corre por nuestras venas, porque como bien decía Darío tenemos sangre indígena. Y lo decía Sandino también.

Luego, la lucha de nuestro pueblo ante la política expansionista del yanqui invasor, del filibustero William Walker que obligó, forzó a la unidad del pueblo nicaragüense y forzó a la Unidad de los Pueblos Centroamericanos. Y ahí se constituyó un Ejército con Espíritu de Defensa, no solamente de Nicaragua que estaba ya prácticamente ocupada y Walker nominado presidente, sino defensa de la región centroamericana.

Fueron las batallas que se libraron aquí y el General José Dolores Estrada que ustedes bien saben honrar al frente de la emblemática batalla de San Jacinto, y Andrés, el Sargento, el soldado que cuando se queda sin municiones toma la piedra del corral y la lanza contra el invasor y lo derriba.

Ahí está Andrés en la lucha de ustedes queridos hermanos, y está Andrés en el corazón de nuestra juventud y en el corazón de nuestras familias, en el corazón de nuestros pueblos ahí está Andrés con su imagen de hombre sencillo, humilde, con su imagen heroica, sublime, ¡quedó grabada para siempre!

Y está en nuestras raíces, en la resistencia heroica del General Benjamín Zeledón cuando el gobierno norteamericano de la época derroca al Gobierno de Nicaragua; y la resistencia de Benjamín Zeledón enfrentado a las tropas norteamericanas. Sí, vinieron las tropas norteamericanas y Zeledón se enfrentó a ellos, y el 4 de Octubre de 1912, día de su Cumpleaños, luego de escribir una carta despedida a su familia, a su esposa, cae en combate frente a los invasores, y frente a los vendepatrias que siempre acompañan a los invasores, y cae en combate el General Benjamín Zeledón. Ahí están las raíces de nuestro pueblo y por lo tanto las raíces de nuestro Ejército.

Luego Sandino que ya constituye, ya no improvisa, o sea, de la improvisación diría llena de patriotismo frente a la vergüenza de la entrega y de la traición Sandino reúne a 29 soldados, los que querían dar la batalla frente a las tropas invasoras del Ejército norteamericano. Eran 30 con él, con Sandino, y ahí empieza la lucha, y luego Sandino es el primero que constituye un Ejército verdaderamente nacional, el Ejército Defensor de la Soberanía Nacional, y lo constituye el 2 de septiembre. Por eso no es una casualidad que la fundación del Ejército Popular Sandinista en ese momento, hoy Ejército de Nicaragua, fuese el 2 de septiembre del año 1979, hoy 40 Años de su fundación.

Ahí vienen nuestras raíces y ahí viene la fortaleza de este Ejército, porque realmente cómo explicarse que después que queda desmantelada la guardia somocista quedan desmantelados todos los organismos de seguridad y los organismos represivos que tenía el somocismo, apertrechado, entrenado, financiado en particular por el Gobierno de los Estados Unidos pero también adoptado por la comunidad internacional, que no miraban en las dictaduras latinoamericanas el daño que le hacían, o no querían ver el daño que le hacían a nuestros pueblos.

Entonces ahí se crea una nueva situación: desmantelada la guardia, el Ejército, y aquí en esta plaza reunido el pueblo, los combatientes sandinistas, muchos de ustedes eran entonces parte de esa fuerza guerrillera, como ya nos lo recordaba el General Avilés. Bueno, ¿y cómo íbamos a organizar un Ejército si no teníamos una formación, no teníamos idea de lo que es un Ejército ya convencional, un Ejército profesional? ¿cómo organizarlo? ¿cómo ir convirtiendo esa fuerza guerrillera en un Ejército profesional?

Yo diría que, con mucha Alma, con mucho corazón y con mucha solidaridad también logramos finalmente ir construyendo este Ejército, enfrentando nuevos desafíos, nuevas batallas, porque no solamente fue la batalla y la guerra por la paz, para acabar con la dictadura de Somoza que dejó más de 50,000 muertos, sino que luego vino la batalla para organizar el Estado, para organizar el Ejército, organizar a la Policía, asumir los retos de la gobernabilidad enfrentados a una nueva agresión, y en medio de esa nueva agresión que empezó atacando, asesinando a los alfabetizadores, se fue construyendo este Ejército, en medio del sacrificio, en medio del dolor de las familias que veían a sus hijos dar su Vida por defender a la patria.

Y fue esa unidad, Pueblo-Ejército-Unidad decíamos y tenemos que seguir diciéndolo, Pueblo-Ejército-Unidad, ahí está la garantía de la victoria. Porque este Ejército nació del pueblo y se encarnó en el pueblo, y sigue encarnado en el pueblo. El pueblo, la mayoría de los nicaragüenses reconoce y respeta al Ejército de Nicaragua, le tiene cariño a los oficiales, a los soldados; colaboran con el Ejército en labores de seguridad en el campo, campesinos, productores, porque saben que tienen frente sí a una fuerza que está para contribuir al desarrollo de su economía y sobre todo darle seguridad a la vida de ellos y de sus familias.

Es lo único que puede explicar, con todo el respeto que nos merecen los Hermanos de los ejércitos centroamericanos, es lo único que puede explicar cómo con una economía tan pequeña como la que tiene Nicaragua, cómo con un presupuesto tan pequeño como el que tiene Nicaragua, porque si comparamos los presupuestos que tienen los países centroamericanos Nicaragua tiene el presupuesto más pequeño, y por lo tanto los salarios de los soldados y los oficiales son los más bajos de la región centroamericana.

Tiene mucho más recursos, tiene mucho más apoyo también internacional y de los mismos Estados Unidos el Ejército de Costa Rica por ejemplo. Sí, Costa Rica tiene un tremendo Ejército que le llaman Guardia Civil, pero es un tremendo Ejército, muy bien armada, muy bien apertrechada, mucho mejor, en algunos casos, que algunos de los ejércitos centroamericanos.

Eso es lo que explica, o sea, los valores, la ética, la moral, el compromiso, las raíces de nuestro Ejército explica la fortaleza del mismo. Y nosotros agradecemos y reconocemos la colaboración, la cooperación que hemos tenido de pueblos hermanos.

Yo lo he dicho y lo repito hoy en el 40 Aniversario con toda claridad, que recién el triunfo de la Revolución, en el mes de septiembre hacíamos gestiones por todos lados para que nos pudiesen donar armas, entregar armas, o créditos de largo plazo para construir al Ejército, organizar al Ejército y, estando en los Estados Unidos, iba a la reunión de Naciones Unidas, pasé por Washington y ahí le planteé al Presidente de los Estados Unidos, al Presidente Carter lo que estaba pasando con el Ejército, apuntando siempre a que Nicaragua que nunca le ha hecho daño a los Estados Unidos pero que sí ha recibido mucho daño de los Estados Unidos, que reparara en parte el daño y que nos ayudaran a construir el Ejército de Nicaragua.

¿Y cuál fue la respuesta? Que no, que no podían, que no podían; es decir, no pasaba por la cabeza de los estrategas norteamericanos y de congresistas norteamericanos la idea de que el Gobierno surgido del derrocamiento de la Dictadura que ellos habían impuesto aquí, ellos no podían entender que era el momento de abrir un nuevo tipo de relaciones con Nicaragua.

Luego nos vino la otra guerra de la que ya también el General Avilés habló en su mensaje, un mensaje realmente tan claro como el agua, tan firme como el acero. Él ha hecho una síntesis extraordinaria, marcando la historia en este 40 Aniversario de lo que ha significado el esfuerzo, la lucha, las tareas que ha asumido y sigue asumiendo el Ejército para proteger a todos los nicaragüenses, aun a aquellos que nos maldicen.

Y pasa también con la Policía, porque cuando los están asaltando o los están robando corren a buscar a la Policía, y cuando los están asaltando o los están robando allá en el campo que anda alguna banda, corren a buscar al Ejército, después que algunos de ellos lo maldicen. Porque hay algunos que actúan de esa manera, no se dan cuenta que el Ejército es un factor de estabilidad, de equilibro para que pueda el país avanzar, prosperar en esa larga ruta que hemos venido caminando y que se vio sacudida de forma brutal en el mes de abril del año pasado. Pero el pueblo no se desmoraliza, el pueblo no se acobarda, el pueblo está lleno de fuerza y ya no digamos Instituciones como el Ejército que está hoy en su 40 Aniversario.

Y quiero recordar en este día, a propósito de lo que son las iniciativas que han estado presentándose y que nosotros lógicamente reconocemos estas iniciativas mesoamericanas presentadas por México, quiero recordar que el 22 de Junio del Año 2011, estando de Presidente de Guatemala el Presidente Álvaro Colom, y estando en ese momento como está ahora la región, está en la polémica, está en el debate, está en el discurso irrespetuoso para nuestros pueblos, para nuestros gobiernos, sobre el tema migratorio.

En ese momento se debatía el tema del narcotráfico y el crimen organizado en tanto estaba este gran paso aquí abierto para trasladar la droga que se produce en Colombia hacia el gran mercado que está en los Estados Unidos de Norteamérica. Y se tomó una Iniciativa y se convocó a reunión a los países del SICA, a todos nos convocaron, ahí no hubo exclusión, nos convocaron a todos porque realmente es un problema que hay que asumirlo en conjunto, y se debatió declaraciones, acuerdos.

Estaban ahí presentes los Estados Unidos con la Secretaria de Estado Hilary Clinton, representó ahí a los Estados Unidos en esa reunión estaba ahí la Unión Europea, estaban los organismos internacionales; es decir, estaban países desarrollados interesados en comprometer un plan de acción.

El 22 de junio del año 2011 se firmó el plan de acción, comprometían 2,000, 3,000 millones de dólares se comprometían ahí en inversiones de todo tipo para atacar de raíz estos problemas; es decir, atacarlos en el campo social, en el campo económico, en el campo de la productividad, pero también esperando que los productores hicieran lo suyo, los países donde se produce la droga hicieran lo suyo también.

Yo veo como el mismo escenario en esta discusión que se ha planteado ahora con el tema de la migración. Pero es que el migrante se va porque hay pobreza, porque hay desempleo y porque además tiene amenazada su Vida por los narcotraficantes, las maras, todo lo que ya sabemos que fácilmente se multiplica cuando hay una situación de extrema pobreza, y cuando no se provee de más y mejores recursos a las instituciones armadas centroamericanas para enfrentar el narcotráfico y el crimen organizado, porque hacen falta recursos, claro que sí, hacen falta recursos.

¡Cuánto se hubiese evitado llegar a esta situación si se hubiese cumplido con ese acuerdo de Guatemala! ese acuerdo ahí está todavía, nosotros hemos hablado en el SICA que es importante sacar ese acuerdo e ir a preguntarle a los que firmaron ese acuerdo si mantienen todavía ese compromiso, y se puede complementar ese compromiso con las nuevas Iniciativas que se están tomando para buscar cómo atacar de raíz esta situación que genera inestabilidad, inseguridad y que nos obliga a nosotros los nicaragüenses a gastar mucho más recursos de los que tenemos para poder contener.

Es una lucha de contención y donde hemos logrado también una buena coordinación con los Hermanos centroamericanos, con los ejércitos centroamericanos en la CFAC, ahí hay una buena coordinación, y hemos dicho nosotros está bien los programas que reciban los hermanos del Triángulo del Norte, porque sabemos que la situación ahí es mucho más complicada, pero que no se nos venga a reclamar a los centroamericanos como responsables de lo que está aconteciendo en el aspecto migratorio, cuando la responsabilidad la tienen los que tienen el gran mercado de la droga y por lo tanto también los que tienen la gran producción de la droga.

Ahí tenemos dos países claramente conocidos, y países que tienen muchos recursos, mucha riqueza y que nos quieren tratar como que nosotros somos responsables de ese tráfico de droga, y luego del tráfico de migrantes, que por la desesperación buscan protección, buscan cómo salvar la vida.

Creemos que es el momento de plantear en la Comunidad de Estados Centroamericanos, en el SICA, en la comunidad mesoamericana, un camino como este que lógicamente va a atacar de raíz el problema y le va a dar a la región centroamericana una mayor estabilidad, una mayor seguridad y por lo tanto seguridad, estabilidad, paz, que son factores fundamentales para el desarrollo económico, para el desarrollo social, para el desarrollo de la educación, la salud. Ya sabemos todo lo que demandan nuestras familias, todo lo que demandan nuestros pueblos.

Saludamos a los hermanos que, representando ejércitos, fuerzas armadas de otros países, de otras naciones, nos acompañan en este 40 Aniversario.

Saludamos a los soldados, a oficiales del Ejército de Nicaragua, a sus familias; a los altos mandos del Ejército; a la compañera Rosario, Vicepresidenta; al compañero Gustavo Porras, Presidente de la Asamblea Nacional; a los presidentes de Poderes del Estado que se encuentran en este acto. Y donde todos sabemos que la estrategia que tenemos aquí para enfrentar los temas de seguridad, es una estrategia integral. El pueblo, el Ejército, la Policía, las instituciones del Estado, todos con una estrategia integral y que nos ha permitido seguir librando esta batalla donde lógicamente no podemos confiarnos, porque ahí están empujando siempre, y vemos cómo se multiplican crímenes en diferentes zonas de toda esta región mesoamericana.

Agradecemos la colaboración, la cooperación de pueblos hermanos que a través de sus gobiernos han mantenido y mantienen cooperación con el Ejército de Nicaragua.

Saludamos a las familias de todos los hermanos del Ejército, a sus hijos, a sus esposos, a sus madres, a sus abuelos; a los compañeros que han sido ascendidos en grados, ya saben, ascenso en grado es mayor responsabilidad, mayor compromiso. Y nunca olvidaremos y tendremos siempre presentes a los hermanos y hermanas que a lo largo de estos 40 años han dado su vida en cumplimiento del deber.

¡Honor y gloria a nuestros Héroes de mil batallas!

¡Honor y gloria a nuestros Héroes y Mártires!

¡Honor y gloria al Ejército de Nicaragua en su 40 Aniversario!

¡Patria y libertad!

¡Adelante, compañeros!

 

Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play