Escúchenos en línea

Educación vs adiestramiento político (los casos del Colegio Centro América y del Instituto Loyola)

02 Diciembre 2019
Educación vs adiestramiento político (los casos del Colegio Centro América y del Instituto Loyola)

Por Francisco Raití Aguilar Largaespada

Para nadie es un secreto que desde el 18 de abril del año 2018 a la fecha se han venido adiestrado políticamente a los jóvenes estudiantes de los colegios Católicos del país, en especial a los pertenecientes a la Compañía de Jesús, el Loyola y el Centro América de la ciudad capital.

Estoy seguro que hasta el más exigente padre de familia y cualquier docente medianamente educado, coincidirán y estarán de acuerdo en que la finalidad de un centro educativo es educar, más nunca adiestrar políticamente a los jóvenes. En el caso del Colegio Centro América; donde históricamente se encuentran los hijos de las familias elitistas, con poderío económico y que han gozado de las mieles del poder en nuestro país; se ha venido de manera intencionada intentando lavarles el cerebro a los jóvenes para que adversen al gobierno (como si no fuese suficiente con lo que ven en la maquinaria mediática opositora) llegando al punto de no corregirles, e incluso diría incentivándoles el irrespeto a los símbolos patrios como lo es nuestra bandera nacional.

Fue una abominación como la antes descrita que detonó un "encontronazo" en la promoción de ese colegio el recién pasado viernes 22 de noviembre; cuando, tras aguantarse una cáustica y mal intencionada misa sumada a discursos irónicos, un grupo de familias Sandinistas que acompañaban a sus graduados no dejaron pasar por alto el irrespeto a un símbolo patrio, la bandera azul, blanco y azul; que alguno de los bachilleres hizo al girar la misma (voltear patas arriba como popularmente se denomina) mientras estaban en el estrado. Tal escena colmó la paciencia de los patriotas que nos encontrábamos en el recinto - ex alumnos, padres de estudiantes en activo e incluso graduados sandinistas que se bachilleraban esa misma jornada – y al son de una misma voz y en proclamas patrióticas, así como de lemas Sandinistas, nos hacíamos paso entre la multitud que se abrió cual mar ante Moisés, y con paso seguro y aplomo exigimos se respetara el símbolo patrio y que no se manipulara más la graduación ni que se le siguiera dando una connotación política.

Si los sacerdotes del Centro América y familias elitistas de este centro perseguían realizar un cuasi mitin y expresarse políticamente (incluso manipulando a los jóvenes); aun cuando las familias sandinistas que tienen estudiando a su hijos en el CCA les hicieron saber que no permitirían se politice la graduación; entonces los que se expresaron en contra de los Sandinistas debieron de tolerar y convivir con la expresión Política que la comunidad Sandinista hiciere en el lugar, porque todos los alumnos, ex alumnos y familiares de estos, tienen igual derecho una vez que fueron aceptados y pagaron el canon impuesto por la dirección del "centro educativo" (que no es nada barato); puesto que todos deben tener los mismos permisos y mismos deberes. Estos son, en mi modesta opinión, los elementos a destacar y por los cuales se da el encontronazo - Tolerancia y Convivencia Política -. Esto lo afirmo como ex alumno de ese colegio donde los niños "bien", maltratan y menosprecian a los hijos de familias no elitistas que con inconmensurables esfuerzos logran colocar a sus retoños en el "prestigioso centro educativo"; y tal situación ha ido a peores en la coyuntura actual, ya que además del desprecio antes descrito se suma el vasallaje al que quieren someter a los alumnos Sandinistas del CCA, todo con el beneplácito de los curas que dirigen ese colegio que deberían de buscan como educar y no adiestrar políticamente a los jóvenes. Esas familias elitistas que se mueven como larvas en aguas putrefactas y estancadas, acostumbradas a gobernar y enriquecerse a costas del pueblo, son las que hoy se presentan como oposición al gobierno (una oposición por demás blandengue sin propuesta y que solo quiere por medio de la violencia tomar el poder que por los votos no consigue) y son los que además insultan al Sandinismo del CCA demostrando su falta de Tolerancia y Convivencia Política, llegando incluso a pedir la expulsión de los menores, por el pecado de ser hijos de padres Sandinistas, aun sabiendo que la mayoría son de excelencia y orgullo académico para el Colegio.

Nosotros no íbamos en son de pelear, pero sí de no dejar pasar por alto un desplante a los graduados Sandinistas ni mucho menos permitir irrespeto a los símbolos patrios. Armados solo con nuestra Convicción revolucionaria y sabiendo que teníamos igual derecho que ellos les coreamos sus verdades: "Nicaragua libre desde el 79… No pudieron ni podrán… Aquí nos quedamos todos… y por último Nos vemos en el 2021".

Ya dije que como ex alumno de ese colegio he estado en la posición de ver cómo algunas familias elitistas y sus respectivos hijos (no todos pero sí la mayoría) menosprecian a los que no nacimos en cuna de oro, eso de una manera u otra lo entiendo pues diría: Es su naturaleza son clasistas, no tienen el mínimo de complacencia para los que no éramos de sus estatus. El chiste es tener el temple para que ello no te afecte en demasía, pero no por ello he de pensar que tengo menos derecho de acceder a ese colegios, esencialmente porque soy bachiller del mismo y máxime cuando incluso mis familiares (2 tíos) egresaron del CCA y menos aun sabiendo que ambos expusieron la vida por tener una patria libre luchando en la filas del FSLN en contra del Somocismo (incluyendo a José Francisco Largaespada Pallaviccini que cae en enero del 79 en Chinandega y cuyo nombre adorna una placa en el patio de la bandera del Colegio).

Quisiera omitir de esta reseña, que describe los hechos acontecidos la tarde noche del recién pasado 22 de noviembre en la promoción del CCA, la enunciación y cita de cuanto descalificativo y hasta agresión que recibimos de algunos de los anti-sandinistas presentes en ese lugar; pero sin caer en el morbo lo que tendría que señalar es que las frases, connotaciones e insultos más ácidos los recibimos de parte de aquellas señoras que por más "empericuetadas" y que por más dinero que hayan gastado en sus vestidos, a simple vista denotan no ser de "alcurnia". Hago este señalamiento porque es sumamente triste ver como algunas personas de clase media alta que han podido trascender económicamente piensan que ya son "elite" y te reclaman que estés ahí como si uno no pudiera o no debiera estar en el CCA y obvian la realidad que los de clases elitistas nunca los verán como iguales, y solo los usaran (así como los usaron en el fallido golpe "suave" perpetuado el pasado 2018). Aun así, estando en el núcleo del "puchismo" (disculpen la jerga), nos enfrentamos a los vende patria de ayer, a los de hoy y a los "nuevos ricos" auto-desclasados; y mostrando temple y presencia fue como dejamos claro el mensaje ESTAMOS EN TODOS LADOS – los colegios son para Educar NO para adiestramiento político; todo ello aun cuando numéricamente éramos menos, pero con una convicción más grandes que la de ellos.

No quiero terminar estas palabras sin agradecer la invitación que me hicieron mis amigos que son padres de familia de los graduados sandinistas del CCA, y que sabiendo que soy ex alumno de ese colegio, me permitieron ser parte de esta acción; así mismo no pasare por alto los casi 2 años lectivos de segregación y de desplante que han sufrido ellos y sus hijos por ser Sandinistas. Que han tenido una paciencia igualable a la de un santo pero todo tiene un límite, lo tuvieron los tranques y el terror al que fuimos sometidos durante el golpe suave fallido de 2018 y también lo tuvieron los puchos en el Colegio Centro América en esa tarde de viernes; cuando familias y bachilleres Sandinistas decidieron no seguir callando y hacerles saber a las elites del CCA que si lo requiere también ellos pueden hacer proselitismo. Por ello insisto Los Colegios son para Educar NO para Adiestramiento Político, no insistan, ya les demostramos que podemos jugar también en "condiciones adversas". ¿Qué diferencia a las familias elitistas y golpistas de esas familias Sandinistas que se expresaron en el CCA? Bueno diría que a pesar de tener recursos económicos que les permiten estudiar en ese colegio, los Sandinistas no nos auto desclasamos y sabemos que el sentir de las mayorías no está representado en ese "centro escolar", que el pueblo no está en esas pocas familias elitistas del CCA; el pueblo humilde, que es el mayoritario en Nicaragua y que veía como su situación mejoraba hasta el pasado 18.04.18 y que aspira a retomar la buena senda sabe que solo será posible con FSLN.

Felicidades y reconocimiento por su pundonor y valentía a las familias Sandinistas que vieron culminado el bachillerato de sus hijos y que los acompañaron el pasado 22.11.19 en el CCA. Mención especial al joven Mario Medrano del Colegio Loyola (también colegio jesuita) que un día después y tal vez inspirado por nosotros o mejor aún por su propia iniciativa (que es más valedera por estar solo en esa acción), desafió la intransigencia de los golpistas de ese colegio.

¡VIVA EL FRENTE!

Y como se leía en el sello del Ejército Defensor de la Soberanía Nacional y como lo dice el Escudo de nuestro actual Ejército

¡PATRIA Y LIBERTAD!

Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play