Debate sobre la reforma tributaria: 9 puntos sobre la propuesta de Impuesto Dual sobre la Renta

24 Agosto 2009
1. La propuesta del Gobierno (puede leerla en este enlace) sugiere introducir un Impuesto sobre la Renta "dual" en el caso de las personas naturales, donde se otorga un trato preferencial a las rentas o ingresos del capital en la tributación de las personas naturales. Este tratamiento preferencial se argumenta, como ya hemos visto, por el temor a que el capital, dada su elevada movilidad, se fugue terceras jurisdicciones si no se le otorga tal tratamiento. 2. Según esta propuesta, el Impuesto sobre la Renta que grava los ingresos laborales (sueldos, salarios y compensaciones) tendría un tratamiento separado del IR que recae sobre ingresos del capital (dividendos, rentas financieras, ganancias de capital, alquileres). Por eso el nombre de IR "dual". Serían en realidad dos tipos de impuestos sobre las personas naturales, con tratamientos diferentes y separados según el tipo de ingresos (un tratamiento para los ingresos del trabajo, y otro diferente, preferencial, para los ingresos del capital). 3. En esta propuesta, se aplicaría una estructura progresiva de tasas, que irían del 10% al 35% según seis tramos de ingreso, pero esta estructura progresiva de tasas recaería exclusivamente sobre los ingresos laborales, mientras los ingresos del capital quedarían sujetos a una tasa lineal, uniforme o proporcional del 10%, coincidente con la tasa menor de la escala progresiva que se aplica a los ingresos del trabajo. El argumento que se utiliza para justificar esta tasa tan baja del 10% para los ingresos o rendimientos de las inversiones capital, es que ello es necesario, como ya se dijo, para no incentivar la fuga de capital. 4. Algunos autores, sin embargo, han hecho notar que la razón para introducir el Impuesto Dual en los países Nórdicos, en los cuales la distribución del ingreso se encuentra entre las mas equitativas del mundo, y la carga tributaria entre las mas elevadas, ha sido procurar reducir un poco la elevada carga tributaria sobre los ingresos del capital para evitar la fuga del mismo hacia los EEUU, en donde, como se sabe, se redujeron los impuestos sobre los tramos superiores de ingreso. 5. En América Latina, al contrario de lo que ocurre en los paises Nordicos, la distribución del ingreso resulta ser extremadamente desigual, y la carga del impuesto sobre la renta personal descansa principalmente sobre las rentas del trabajo, mientras la carga impositiva sobre los ingresos del capital, lejos de ser muy elevada, es mínima. Esta es la principal razón -el hecho de que en los países desarrollados los ingresos del capital están plenamente gravados por el impuesto, mientras en América Latina son escasamente alcanzados por el mismo- por la cual, mientras el impuesto sobre la renta personal supera el 9% del PIB en los países de la OCDE, en América Latina apenas representa el 1.6% del PIB. Es decir, las circunstancias no guardan ninguna relacion, e incluso son antipodas, de las que movieron a los paises nordicos a introducir el impuesto dual. 6. En todo caso, en estos países la tasa del impuesto uniforme del impuesto sobre la renta sobre los ingresos del capital se mantuvo en línea con el impuesto sobre la renta empresarial o societaria. En Nicaragua, por el contrario, mientras la tasa del IR sobre la renta empresarial o societaria se reduciría de 30% a 25% (¿por qué?), el IR sobre los ingresos del capital pasaría de ser gravado por la actual escala progresiva, en la cual serían posiblemente gravados a las tasas más altas (hasta un 30%), a una tasa uniforme del 10%. ¿Por qué semejante reducción en la tasa que grava los ingresos del capital, la cual ni siquiera los mantendría en línea con la tasa uniforme que gravaría la renta empresarial? 7. Por lo demás, a raíz de la crisis ha surgido la tendencia a aumentar de nuevo las tasas en los países Nórdicos, y lo más probable es que en los EEUU las reducciones en las tasas a los tramos superiores de ingreso tendrán que ser revertidas, para poder hacer frente al masivo aumento del déficit presupuestario. 8. De manera que no queda clara la razón de la introducción de un impuesto sobre la renta dual, basado en un tratamiento preferencial a los ingresos del capital. 9. El señor Carlos Pellas pagaria la misma tasa, por sus ingresos, que una persona cuyo ingreso laboral sea de US$ 407. Por si fuera poco, a los ingresos laborales ni siquiera se les permitiría deducir el pago del aporte que hacen al seguro social.
Comentar     Arriba