Escúchenos en línea

La Sangre de Cristo y la ofensiva contrarrevolucionaria

31 Julio 2020
La Sangre de Cristo y la ofensiva contrarrevolucionaria

Por Margine Gutiérrez

La confrontación iglesia-FSLN en los años 80 le rindió buenos frutos a la contra revolución armada y a la civil.

En aquellos años, la jerarquía de la iglesia católica desarrolló una estrategia que incluyó autoataques para culpar al sandinismo y de esa manera distanciar a la feligresía del gobierno sandinista.

Así como la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) se puso a la cabeza del fallido golpe de ESTADO también en los años 80, los altos personeros del catolicismo no sólo trasegaban armas, escondidas en sus sotanas, hacia la contra revolución financiada por el Gobierno de los Estados Unidos, si no que utilizaron una bien organizada estructura que posee la iglesia católica, desde la cúpula hasta la Comarca, para atacar al Frente todos los días desde los púlpitos, repitiendo infundios y mentiras para lograr el rechazo de la gente con el cuento de que había persecución religiosa.

Las semanas anteriores a las elecciones del 90 la parábola de la VÍBORA, urdida por Miguel Obando Bravo, recorrió todos los templos del país desde la Catedral hasta la última ermita, con el llamado a votar en contra del FSLN, mientras se multiplicaban los autoataques a las iglesias y se incrementaba la actividad contrarrevolucionaria de los jerarcas católicos.

Esto demuestra que la Iglesia siempre ha estado al servicio de los poderosos, con honrosas excepciones.

Así que este "ataque" perpetrado hoy en la Catedral seguramente es el inicio de una nueva ofensiva contrarrevolucionaria para impedir que el FSLN gane las elecciones.

Como en abril del 18, nuevamente la CEN se pondrá a la cabeza para manipular los sentimientos religiosos de quienes reciben la información y sólo la digieren sin procesarla.

No le queda de otra a la Iglesia Católica, comprometida hasta los tuétanos con los EEUU en el derrocamiento del gobierno nicaragüense, que volverse a poner a la cabeza de las acciones contrarrevolucionarias ante la debilidad, casi inexistencia y falta de credibilidad de la oposición vendepatria. No les queda de otra. Están asumiendo desde el 18 el rol que le corresponde a los partidos políticos y a la contra revolución armada, como ya lo hicieron en el pasado. Experiencia para conspirar tienen y seguramente entrenamiento también.

Al fin y al cabo creen que se volverá a repetir lo de 1990 cuando lograron influir en el voto de sus creyentes e incidieron significativamente en nuestra derrota electoral pero los tiempos han cambiado y el desprestigio y falta de credibilidad que se labraron en abril 18 usando los templos como cuarteles y centros de torturas los tiene hundidos en un desprestigio y falta de credibilidad de la que difícilmente se podrán recuperar antes de noviembre del 2021 cuando el FSLN gane las elecciones nuevamente

Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play