Julio López, Unión Fenosa y la derecha

03 Abril 2008
Julio López, Unión Fenosa y la derecha La propuesta de 'Ley Anti-fraude' resulta cuestionable desde el momento que obedece a un condicionamiento que lesiona el principio de soberanía. También es deplorable la actitud de diputados –como Walmaro Gutiérrez– que se comportan como que si fueran los interlocutores de una transnacional. Pero también resultan cuestionables las afirmaciones que hizo Julio López Campos en el Canal 12 de Televisión (03-04-2008). De manera simultánea –en otro canal de televisión– el diputado Enrique Quiñónez coincidía con esas afirmaciones. Resulta comprensible que Enrique Quiñónez utilice cualquier epíteto fuera de lugar para oponerse a una "ley anti-fraude", pues debemos recordar que una investigación periodística reveló que este "político" no era honesto con el consumo de su servicio eléctrico. Pero a Julio López Campos, que se caracteriza por su precisión léxica y la honestidad en el pago de sus servicios públicos, no se le puede dejar el beneficio de la ignorancia. Según López, es intención del gobierno que una entidad privada –Unión Fenosa– tenga la facultad para "confiscar propiedades" en caso de fraude. Y luego fue más allá, planteó la posibilidad de que "alguien" pudiera mandar a hacer "trabajitos" en el servicio eléctrico de un medio de comunicación con el fin de que se proceda –a como "mandaría" la ley– a "confiscar" los bienes de ese medio (entiéndase un ardid para atentar contra la libertad de expresión). A propósito confundió el término CONFISCACIÓN con la figura del EMBARGO a la que tiene derecho cualquier persona natural o jurídica sin necesidad de leyes antifraudes. Por ejemplo, basta que la empresa Unión Fenosa recurra por la vía civil para embargar la propiedad del diputado referido en este escrito (lo que pasa es que la empresa distribuidora no lo quiere hacer). En otro país ya estuvieran embargados los salarios de todos los diputados del PLC para cubrir la deuda con Canal 12 (no hay que olvidar que ellos obtuvieron un puesto de trabajo altamente lucrativo gracias a la publicidad a través de los medios de comunicación. El PLC es quien está atentando contra la libertad de expresión del Canal 12). Julio López Campos y Enrique Quiñónez coincidían, simultáneamente, con aquel discurso de la "dictadura" que "confisca" y "atenta contra la libertad de expresión". Hablar de derecha, en este país, es casi un piropo. La derecha evoluciona, pero en Nicaragua involuciona. Lo de Julio López no fue el discurso de la derecha. Lamentablemente fue –a propósito– el mismo discurso de los elementos más cavernarios de este país.
Comentar     Arriba