Bilwi: cinismo mediático

05 Abril 2008
Bilwi: cinismo mediático Los acontecimientos en Bilwi son condenables y deben ser investigados a fondo por la Policía Nacional. Los canales de televisión local no pudieron ocultar la imagen en la que se aprecia que los tres diputados del PLC encabezaban –de manera muy sonriente– a un grupo que trasladaba a una persona que iba atada y amordazada. Esa persona fue golpeada y se le conducía en contra de su voluntad. A esto último sólo se le puede calificar como secuestro y estoy seguro que la Policía Nacional cuenta con esa imagen. Sin embargo, a pesar de que en esos medios de comunicación se acostumbra a emitir juicios de valor para todo, en este caso no solo no condenaron los actos vandálicos (por ejemplo, la salvaje vapuleada que le propinaron al secretario del Consejo Regional, entre muchos ilícitos cometidos), sino que se dedicaron a presentar los acontecimientos con un toque de cinismo. Enfocaban con detenimiento a personas que decían, al momento de destruir la propiedad y humillar a otras personas, que lo sucedido era por culpa de Brooklin Rivera. En otras palabras, los hechores no eran responsables por lo que estaban haciendo. Al brindar cobertura al saqueo en la sede de la municipalidad, uno de los periodistas, muy efusivo, realizó un movimiento corporal (levantando ligeramente la mano empuñada) y subió el volumen de la voz: ¡Los costeños protestan por que quieren elecciones en la RAAN!. Eso solo puede ser considerado como una actitud de azuzamiento y estoy seguro que la Policía Nacional cuenta con esa imagen. Luego presentaron a políticos del pacífico que emitían comunicados en los que culpaban al gobierno central y a Brooklin Rivera por los acontecimientos sangrientos, a pesar de que las imágenes mostraban que los hechores eran otros. Y en este caso - esos medios - tampoco expresaron sus acostumbrados juicios de valor para identificar a los verdaderos agresores. Pero también se suscitaron acontecimientos en el Pacifico. El mismo día de los hechos sangrientos en Bilwi, se trasladaron a Managua –provenientes del Caribe Norte– grupos que convocaron a conferencias de prensa para responsabilizar a Brooklin Rivera y al gobierno por lo que pudiera suceder o por lo que sucedió. Uno de esos grupos, con exceso de dramatismo, responsabilizó a Brooklin por los actos vandálicos en Bilwi a pesar de que las imágenes decían otra cosa. Y el otro grupo se dedicó a verter acusaciones sin pruebas, y a señalar que esperaban que no se generara una nueva guerra en la RAAN. Lo más probable es que una de esas visitas sólo haya sido un hecho aislado. No obstante, le corresponde a la Policía Nacional realizar una investigación a profundidad, es decir que contemple todos los posibles nexos con los actos sangrientos de Bilwi. Sabemos que la Policía Nacional tiene capacidad para hacerlo.
Comentar     Arriba