Periodista de END rompe censura de los dueños

18 Febrero 2010
Por Freddy Antonio Narváez Ary Pantoja, periodista del Nuevo Diario, en la publicación del día de hoy 18/02/2010, escribe un reportaje intitulado "Radiografía de un programa insignia del gobierno" refiriéndose al Programa "Hambre Cero", ampliamente reconocido en el mundo como una de las iniciativas alimentaria mas avanzadas de toda Latinoamérica. Dicho reportaje tiene la intención de poner al Gobierno Nacional contra la pared, señalando las supuestas "debilidades" del programa, sin embargo, la realidad en esta ocasión, atrapó al periodista, veamos: Dice: "Doña María Nely recibió una vaca preñada que ya tuvo un ternerito. El bono incluye cuatro ovejas pelibuey, nueve gallinas, un gallo, veinte libras de semilla de frijol, materiales para cobertizo y el corral (faltaron las grapas y herramientas), y semillas de árboles frutales como mandarina, mango y naranja. El bono le ha permitido a su familia contar con dos litros y medio de leche diarios en invierno, 15 huevos a la semana, y la esperanza de vender a 500 córdobas cada pelibuey "a su debido tiempo". Si valoramos el impacto del programa en la familia de Doña Maria Nely podemos asegurar que los organismos alimentarios mundiales que han respaldado este programa han acertado en sus alabanzas y el periodista ha logrado colar entre líneas y a contrapelo de sus jefes editores, la divulgación verás del impacto que tiene el bono productivo en el campo. Y sigue: "Doña Julia López, de 63 años y con nueve hijos, habita la comunidad "Enoc Ortez", en el municipio de Totogalpa. Recibió la vaca, gallinas, cerdos y materiales de construcción; la vaquita parió un ternero y doña Julia "se siente feliz, porque antes hubiese sido imposible comprar esos animalitos". El cerdo semental ha producido 16 crías, cuya venta ha mejorado la economía familiar. Doña Julia ha recibido capacitación sobre cómo hacer comida para animales y cómo cuidarlos". Evidentemente el reportaje entusiasmó al redactor, quien seguramente se identifica plenamente con los resultados del programa pues logra no solo traernos una imagen clara del sentir de los beneficiarios, sino que se cuida de sellar con un estudio, la validez del mismo cuando dice: "La mejoría en la dieta es tangible", se señala en el informe final del estudio realizado por el equipo del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas, Ieepp, el cual recoge el testimonio de doña María Nely y de varias mujeres más, beneficiarias con el programa gubernamental. La importancia de este reportaje no radica en la intromisión del jefe de redactores que le inyecta la correspondiente dosis de veneno oligárquico al mismo, sino en la audacia del redactor de lograr acomodar entre líneas una panorámica objetiva de un programa tan importante como el que se ha analizado, ya que evidentemente el cerco informativo creado por los monopolios informativos han desfigurado los resultados humanos que él ha logrado en el campo, por que, cuando Doña Julia dice que "se siente feliz", estamos hablando de un estado de ánimo personal, el programa ha logrado no solo resolver un problema alimentario básico, sino que también ha logrado devolver la esperanza y la alegría de vivir a la masa de campesinos empobrecidos por la aplicación de políticas neoliberales despiadadas. Si por el otro lado, los censores del Nuevo Diario, permitieron al periodista hacer dicho reportaje con ese enfoque, enhorabuena, por que Nicaragua necesita que de una vez las aguas regresen a sus cauces naturales, o sea que el periodismo se dedique a lo suyo y los partidos políticos a sus menesteres, en ambos casos el pueblo saldría ganando. Por el momento, y dando el beneficio de la duda, consideremos leer el reportaje "entre líneas", yo les invito a leerlo y principalmente a analizar los comentarios abundantes que el mismo generó.
Comentar     Arriba