La oposición y su torre de Babel

07 Septiembre 2010
Alaridos y gritos desgarradores, lamentos, pujidos, aspavientos y gestos de extremo dolor, es el espectáculo que hoy ofrece en sus medios de comunicación de la Carretera Norte, la llamada “oposición” tras el derrumbamiento del retablo que habían levantado para celebrar las famosas “primarias”. No puede negarse que fue una ardua labor construir ese tinglado hecho a base de intrigas, especulaciones, descalificaciones, rumores, insultos, consultas, viajes a la EMBUSA, criterios de “expertos” y apoyo directo y solapadas de parte de algunos curas de alto coturno. Aquello fue como la construcción de la Torre de Babel, con la diferencia que quienes levantaban el zigurat bíblico tenían la intención sana de llegar al cielo, y Dios consideró que eso era orgullo, desacato, y les confundió el lenguaje. Estos, nuestros babélicos adoradores del becerro de oro, levantaron el retablo impulsados por la codicia de manosear la cosa pública, esa era y es la meta común, pero se confundieron y en el molote que armaron al no concordar con la forma de satisfacer sus ambiciones, se enloquecieron y disgregaron. Para estos políticos del alpiste gringo el pueblo no es más que un elemento para coronar ambiciones. Para los gamonales conservadores y liberales, lo mismo que para el clero arcaico, dogmático y retrógrado, el pueblo es una masa ignorante, moldeable y manipulable por “lideres” y “pastores” de toda laya. Así las cosas, el derrumbe del tinglado sirvió para que el pueblo nicaragüense quedara más claro del terreno que esta pisando en los aspectos de su vida política. Un resumen elemental nos dice: 1 - Con el fracaso de los políticos también fracasa una etapa de la campaña mediática de terror emprendida por los periódicos de la Carretera Norte contra la administración del presidente Ortega, en la que han echado por la borda todos los valores de honradez, ética, profesionalismo, veracidad, responsabilidad y credibilidad, baluartes del verdadero periodismo. Fracasaron los dueños de esos medios en su intento por manipular a los partidos políticos y de convertirse ellos mismos en cabezas de ratón. Se metieron en un callejón sin salida donde no les queda otra que rumiar, rumiar y rumiar con rabia, el fracaso compartido, aunque es propio de ellos “buscar y encontrar culpables”. 2 - Se derrumbó también la candidatura de zacate del “honesto” gamonal don Fabio que nació de una propuesta “guatusera” de Montealegre patrocinada por La Prensa. A la hora señalada ni el propio proponente le paró bola. Quedó el empresario “vestido y alborotado” y, lo peor, con la idea de ser “presidenciable y de consenso”, aunque bien sabe que ese consenso está por los llanos de Ubeda. ¡Vaya concha que tiene el señor! Todavía cree que este pueblo muerde el anzuelo de los “iluminados del Señor”. 3 - Estalló también en mil pedazos la esperanza que tenían los curas de alto coturno de lograr la unidad de los partidos para botar a Daniel. La sinuosa ambigüedad de don Polito Brenes quedó desplumada cuando el “pastor de almas” regaña a su grey política por desarticularse a la hora de los mameyes en la guerra contra el Presidente. Don Polito, como descubriendo el “agua helada” expresa que no se necesita de anteojos para saber que la “oposición” está dividida. “Cada uno anda por su lado, cada quien hala por su lado, cada uno ofende y esa no es actitud “constructiva”, dice con voz de lamento y reproche. Para don Leopoldo “constructivo” sería que la jauría política al unísono se levantara contra el gobierno. Esa intención latente fácilmente se interpreta de sus frases sibilinas y de su actitud permisiva hacia otros “pastores” que hacen política descarada contra el legítimo Presidente de la República. Y bien, otro cura que quedó apuntando al icaco y con un palmo de narices fue el coronel Abelardo Mata. Ya soñaba con su grado militar pero sin tomarse la molestia de seguir a su criatura, “el alzado” Yahob que como cuento era mejor uno de Pedro Urdemales. Del “emérito” mi hablar, porque siempre tiene a quien regañar cuando está con migraña alemana. 4 - Otros que quedaron descobijados y en cueros con la debacle de los partidos, fueron las ONG que dicen defender los derechos humanos. Quedó claro que la CPDH solamente es defensora de los derechos humanos de un partido político y su director hizo el ridículo al pretender ser el manipulador de las llamadas “primarias”. En el colmo de la hipocresía algunos de los que le defenestraron, llegaron a ofrecerle una misa de desagravio por “metido”. 5 - De la otra “institución” defensora de los derechos humanos de la derecha más radical y del MRS, queda algo por decir. Como las manifestaciones de la “oposición” están de capa caída ya no tienen oportunidad de demostrar públicamente su odio contra Daniel y los sandinistas. Ahora son defensores de la libertad de expresión de los medios de la derecha y por eso, con premura digna de mejor causa, llegaron presurosos a La Prensa para “defenderla” de los 23 trabajadores de ese medio que protestan contra las eternas artimañas que tiene ese diario para violentar los derechos laborales de sus empleados. “¡Pobrecita La Prensa, la están acosando y no tiene quien la defienda” – dijeron los “defensores” consternados. Ese y otros gestos de servilismo político con los empresarios mediáticos tiene su recompensa para el CENIDH: Vitalicios, dizque “democráticos” dirigentes de esa ONG, aparecen a menudo entrevistados en las primeras planas de ambos periódicos derechistas, y más a menudo en plan de figureo cuando hay que verter veneno y fobia personal contra Daniel. ¡Qué contraste! Esa institución que nació para defender los derechos de todos los nicaragüenses sin excepción de clase, religión, raza, opción o partido, ahora es defensora de los políticos poderosos, de los empresarios mediáticos violadores del derecho humano al trabajo y explotadores de empleados y periodistas. ¡Vaya forma de ganarse el modus vivendi! Pero eso sucede cuando los derechos humanos se convierten en derechos de facciones políticas. 6 - La debacle de las “primarias” dejó alborotado el chiquero de otros lagartos ambiciones de clase. Ahora todos los hijos de casa de la embajada gringa quieren ser “candidatos de consenso”. Como siempre los indispensables Chamorros, “Pedrin”, los Carlitos Fernando, la Cristiana, el Horrible y el “Yerno” ya están que rascan por ser candidatos, al igual que el “gringo caitudo” de Amchan, el Chanito del Mercurio, los “promotores de derechos humanos” y otros de una larga lista de inescrupulosos y ambiciosos. Puede decirse que si la idea del “consenso” persiste, veremos una “desguasadera” política de padre y señor mío, una lucha libre a muerte de todos contra todos. En resumen, la debacle de las “primarias” dejó al desnudo la calidad moral de las facciones políticas y el egoísmo cavernario que las anima. Veremos como maniobran ahora los que todavía usan anteojeras (de las que fabricaba el maestro Pantoja para los caballos carretoneros) para hacer potable tanta cochinada. Veremos que conducta adoptan los personajes “de la sociedad civil”, que han rasgado sus albas vestiduras ante los fariseos políticos del patio que ven a nuestra Patria con visión de tiangue, y que no vacilarán en vender a su misma madre cuando se trate de negociar un jugoso hueso político. Estas facciones políticas no son conformadas siquiera por “opositores” sino por logreros.
Comentar     Arriba