MRS debe asumir su situación con dignidad (y la respuesta al correo de un «lector»)

06 Junio 2008
Recuerdo que escribí en ocasión de cumplirse el 18vo. Aniversario de aquel 25 de Febrero, y que desarrollé la reflexión a partir de mi experiencia como fiscal de la Unión Nacional Opositora. Esa vez referí que el Presidente Ortega retó a los partidos que lo adversaban a que le ganaran esas elecciones, pero también destaqué que en esa oportunidad se garantizaron reglas del juego claras y profundamente democráticas: no habían restricciones porcentuales, ni inhibiciones y muchos menos un Consejo Supremo Electoral (CSE) cuyas resoluciones no pudieran ser apeladas ante la Corte Suprema de Justicia. No es mi intención analizar los resultados electorales de entonces, sino evaluar lo que sucedió posteriormente en materia electoral. En el año 1995 un pacto perverso – estoy utilizando una frase que acuña el Sr. Enrique Sáenz – cambió las reglas del juego: se colocaron zancadillas porcentuales para dificultar el triunfo electoral del partido que había organizado elecciones irrestrictas y transparentes, se idearon obstáculos que permitieran guillotinar a candidatos y a partidos, y de remate se estableció el carácter inapelable de las resoluciones del CSE en materia electoral. Con esto último los pactistas se garantizaban la consumación de sus maniobras. Ese pacto, fraguado por el MRS y la Unión Demócrata Cristiana (UDC), fue institucionalizado mediante las reformas constitucionales de ese año. Fueron artífices de ese pacto Sergio Ramírez Mercado, Dora María Téllez y Luis Humberto Guzmán. Establecieron una nueva visión de "estado de derecho". En ese sentido, las inhibiciones fueron diseñadas para "cortarle la cabeza" a Antonio Lacayo (Candidato por el Proyecto Nacional) y a Alvaro Robelo (Candidato por Arriba Nicaragua que venía subiendo como la espuma), pero de carambola se pasaron llevando a Edén Pastora. No les importó que el nuevo "estado de derecho" implicara la supresión del derecho a elegir de quienes simpatizaran con esos candidatos. De nada sirvió que Antonio Lacayo argumentara que un recurso inhibitorio en su contra violentaba el principio constitucional de no retroactividad de la ley. Lo mismo esgrimía Edén Pastora. Y tenían razón. Los pactistas, por la rapidez de "volar cabezas", generaron contradicción entre varios artículos constitucionales. También fue en vano que Alvaro Robelo demostrara que existe convenio de doble nacionalidad entre Nicaragua e Italia. Al llegar el día "D" el CSE emitió una resolución que inhibió a esos candidatos, pero además contempló la sanción a un partido político. Algunos dejan pasar por alto este último detalle: La UDC fue inhibida para participar en las elecciones de 1996 y quedó a merced de la rudeza de su propio pacto. (La UDC, en una movida de última hora, decidió postular a Alvaro Robelo, pero fue sacada del juego electoral por presentar vacíos legales en la constitución de sus estructuras partidarias). Recientemente la ex-presidenta del CSE y miembro del MRS, Rosa Marina Zelaya, reconoció la intención política de las reformas de 1995. Los 3 ex-candidatos y el partido UDC aceptaron el fallo electoral con serenidad, dignidad y resignación. Ninguno de los inhibidos hizo huelga de hambre y tampoco denunció la existencia de una nueva dictadura. Se limitaron a acatar las nuevas reglas del juego. Pero la Sra. Dora María Téllez, 12 años después, se resiste a aceptar las reglas del juego que ella misma recetó. Ha denunciado el surgimiento de una "nueva dictadura", se ha declarado en "huelga de hambre" y está apelando a que la "resistencia popular" haga retroceder al gobierno (¿?). Por su parte, los miembros del partido MRS han montado un espectáculo con tamborileros y bailarinas en la vía pública. Los que simpatizan con la Sra. Téllez han calificado su "Huelga de Hambre" como muestra de vigor, y algunos – muy emotivos – asocian esa decisión con el poseer cojones y hormonas. La Sra. Téllez debería emular el honor con que actuaron aquellas personas a quienes ella "decapitó". ¿En algún momento la sra. Téllez ha pedido disculpas a los ciudadanos que inhibió en 1996, y a ese pueblo al que le usurpó su derecho a votar por esas personas? Para nada, y ningún periodista le pregunta sobre ese tema. Si no ha pedido disculpas no es por orgullo, sino porque está convencida de que fue correcto lo que hizo hace 12 años (Y lo volvería a hacer si nuevamente se le presentara la oportunidad). ¿Cuál sería un gesto verdaderamente valiente de la Sra. Téllez? Pedir perdón a quienes "decapitó" y reconocer humildemente que hizo un daño que la está afectando en la actualidad. Se necesitan muchas agallas para reconocer un error de esa dimensión No tengo la menor idea de cual será el fallo del CSE. Sin embargo considero que en caso de existir algún incumplimiento a la ley electoral por parte del MRS, por muy mínimo que sea, debe aplicarse lo que prevé la ley para ese caso. ¿Por qué el CSE debería ser flexible y violentar la ley en esta ocasión? ¿Qué acaso el MRS no fue implacable al ceñirse estrictamente a la ley en 1996? La verdad es que la ley es dura pero es la ley, debe cumplirse sin miramiento alguno. La última palabra la tendrá el árbitro constitucional en materia electoral, es decir el CSE. Ante un fallo adverso, la Sra. Téllez y su partido deberían comportarse a la altura de la cátedra de decoro que nos impartió Alvaro Robelo, Edén Pastora, Antonio Lacayo, la Unión Demócrata Cristiana y el noble pueblo nicaragüense. El MRS debería ser el primero en promover una reforma constitucional que restaure las reglas del juego que estaban vigentes aquel 25 de febrero de 1990, porque todo el relajo comenzó cuando el MRS cambió esas normas. Los que SI creemos en la DEMOCRACIA nos opusimos a las reformas de 1995. Pero por ahora deben acatarse esas disposiciones constitucionales, que por cierto emanaron de la voluntad de la Sra. Dora María Téllez. Un correo y su respuesta Date: Fri, 6 Jun 2008 21:42:29 -0700 From: raulvaldivia@sbcglobal.net Subject: A proposito del articulo "MRS debe asumir su situación con dignidad" To: so_dema@hotmail.com CC: fasama@cablenet.com.ni; ejarquin@cablenet.com.ni; dtellez@cablenet.com.ni; deypa@ibw.com.ni; jhtjimenez@hotmail.com; gioconda@giocondabelli.com; balto@cablenet.com.ni Señor Oscar Marin, despues de leer tu supuesto articulo de "blog", primero que todo quisiera aclararte que el sentido de un "blog" es ser un mecanismo interactivo entre el escribe y los que lo leen, ese no es tu caso, porque la pagina web que te publica no tiene ningun mecanismo que permita reflejar comentarios de los lectores. Asi es que columna puede ser cualquier cosa, menos "blog". En ausencia de ese mecanismo "interactivo" de cualquier "blog", me veo en la necesidad de enviarte estos comentarios por correo electronico. http://www.radiolaprimerisima.com/blogs/60 No se cuales sean tus credenciales academicas para hablar con tanto propiedad de este tema, que mas bien lo considero competencia de un experto en derecho constitucional, creo que ese no es tu caso. Algo que considero de muy mal gusto es el tono de tu articulo, lo que me hace confirmar el conocido dicho nicaraguense de que "el papel aguanta lo que le pongan", en tu caso, aparentemente te tiene sin cuidado velar por alguna suerte de reputacion intelectual al "hablar al peso de la lengua". Te quiero recomendar la lectura de un libro del Dr. Luis Humberto Guzman titulado "La representacion politica en Nicaragua", el, no solo en su calidad de ex-presidente de la Asamblea Nacional sino con un Doctorado en Ciencias Politicas hace un repaso del proceso politico nicaraguense, particularmente en el tema electoral, los partidos politicos y las reformas constitucionales. No quiero dejar pasar esta oportunidad para preguntarte sobre el motivo de tu "odio visceral" contra el MRS. El resentimiento que exteriorizas en tus articulos me hace pensar como que has sido "victima" de alguna forma del MRS, lo cual no le veo sentido, porque el MRS nunca ha estado en el gobierno, ni ha tenido control del aparato legislativo o electoral nicaraguense. Si necesitas ayuda tecnica con tu "blog", deberia revisar el blog que lleva Gioconda Belli en El Nuevo Diario, para que veas la naturaleza interactiva del mismo. Saludes. Respuesta de Oscar Marín Date: Mon, 9 Jun 2008 11:30 From: so_dema@hotmail.com Subject: RE: A proposito del articulo "MRS debe asumir su situación con dignidad". Anotaciones al Sr. Raul Valdivia. To: "Raul Valdivia" raulvaldivia@sbcglobal.net CC: "Enrique Saenz" ; "Edmundo Jarquin" ; "Dora Maria Tellez" ; "Victor Hugo Tinoco" ; "Hugo Torres" ; "Gioconda Belli" ; "Monica Baltodano" balto@cablenet.com.ni Sr. Raúl Valdivia: En primer lugar quiero manifestarle que ese espacio del sitio web de Radio La primerísima no es mi Blog, es la sección de Blogs de Radio La Primerísima. A través de él los oyentes pueden expresarse de manera responsable, sin restricciones de orden político y donde – sobretodo - no median compromisos de índole económico. Considero oportuno aclarárselo en vista de que usted me sugirió imitar los recursos técnicos de un Blog que se publica en el Nuevo Diario, cuya naturaleza debe ser distinta a la del Blog de Radio La Primerísima. Soy uno de los tantos oyentes que eventualmente escriben. Tal vez usted no se dio cuenta, pero en la sección del Blog de Radio La primerisima se publicó una amplia reflexión de Luis Enrique Mejía Godoy. Ahora bien, no sé por qué usted miente al decir que la sección de Blogs de Radio La Primerísima no cuenta con mecanismos de interacción. Tal vez le puede parecer fuerte la forma en que se lo estoy diciendo, pero la verdad es que en una ocasión usted mismo envió un comentario – poco cortés – a un escrito de Doña Maríaluisa Atienza (por cierto ella es una Dama que goza de una extraordinaria fertilidad intelectual). http://www.radiolaprimerisima.com/blogs/22 Raul Valdivia “Señora Marialuisa, que sabe usted del libre mercado? Si al usted critica es politico-empresario-economista, usted que es, politica? empresario? o economista? Por favor no me vaya a decir que no es ninguna de las tres cosas, porque ahi si nos jodimos-en buen nica diriamos-ni cacha, ni tira, ni deja batear. Saludes y espero que no se ofenda.” Hubiera sido mas apropiado que usted expresara que su intención real era hacer llegar su comentario a los politicos a quienes les envió una copia. Usted tendrá sus razones para querer quedar bien con esas personas. Como notará yo no estoy enviando ninguna copia adicional a la de los politicos que son sus referentes, porque yo no necesito quedar bien con alguien. Con respecto a su observación en la que expresa que no le parezco un experto en derecho constitucional, donde considera que me tiene sin cuidado velar por alguna suerte de reputacion intelectual al "hablar al peso de la lengua”, y en la que también me invitó a leer una obra de Luis Humberto Guzmán haciendo énfasis a que este Sr. posee un doctorado en ciencias políticas, tengo a bien decirle: Usted olvida que la mayoría de los diputados no son abogados, y sin embargo son los que aprueban las leyes. Los diputados pueden ser maestros, economistas, enfermeras, campesinos, ingenieros civiles, periodistas, amas de casa, entre otros. No creo que usted no haya observado que esos diputados que no son abogados expresan, en algunas ocasiones, que X ó Y proyecto de ley es inconstitucional. Es más, en la misma “sociedad civil” se escuchan voces, que no son de abogados, denunciar “violaciones a la constitución” por parte de la “actual dictadura”. Todas las personas tienen el derecho de analizar, ¿Qué le hace pensar que es necesario ser “experto constitucionalista” para descubrir la intención malsana de un visitador médico que haya ocupado un curul en el parlamento, por ejemplo? El mencionar títulos académicos no sólo es de mal gusto, sino que también es un indicio de inseguridad, ya que quienes lo acostumbran hacer pretenden “fortalecer” sus criterios” con ello (y no con sus argumentos). Ese comportamiento es propio de aquellas personas a quienes se les inculcó, desde la niñez, que debían estudiar para SER ALGUIEN (todas las personas son alguien en la vida desde que nacen, pero de manera implícita a ellos se les decía que eran NADIE), ¡Que deformación!. Esas personas acostumbran mencionar títulos, porque así se sienten alguien. Ese comportamiento es un síntoma de MENGALISMO. A otros, por suerte, siempre se nos dijo que somos ALGUIEN y se nos orientó a que debíamos estudiar para poder HACER ALGO más por los demás. Usted esta en la libertad de especular sobre mi formación académica. Si usted piensa que yo soy farmacéutico, medico, enfermero, albañil, abogado, vendedor ambulante, mesero o la profesión que considere a bien, me tiene sin cuidado. ¿Por qué? Porque yo no soy mengalo. En cuanto a la obra de Luis Humberto Guzmán, no creo que usted haya encontrado en ella las intenciones que tuvo ese expresidente de la Asamblea Nacional para promover, junto al MRS, las inhibicioes electorales de 1995. Supongo que tampoco encontró un comentario de pésimo gusto que hizo ese exlegislador y que generó mucha polémica en 1995. Antonio Lacayo denunció que la Asamblea Nacional lo quería castrar, y Luis Humberto Guzmán respondió diciendo que quien lo había castrado era su suegro y citó un escrito de Pedro Joaquin Chamorro Cardenal que obviamente fue redactado en otra coyuntura. Se utilizó el escrito de una persona fallecida, la reflexión de alguien que ya no podía objetar la manipulación que se estaba haciendo. (No debe entenderse que simpatizo con el Sr. Antonio Lacayo). http://www.laprensa.com.ni/archivo/2008/junio/01/noticias/politica/263143.shtml Por otro lado, ¿Por qué miente con respecto a lo que llama “odio visceral” al MRS? ¿Por qué omite que también he criticado al FSLN? Como oyente de Radio La Primerísima me siento con el compromiso de denunciar la doble moral, venga de donde venga. En esa emisora se garantiza la libertad de expresión. Le pareció de mal gusto el tono que utilicé en el escrito “El MRS debe asumir su situación con dignidad”. Y yo le voy a decir por qué le pareció así: Ocupé esa entonación atendiendo a la solicitud de una amiga que fue activista de ARRIBA NICARAGUA en 1996. Ella se entregó de lleno a la campaña del Sr. Alvaro Robelo, y para ella fue frustrante la inhibición que sufrió ese candidato a consecuencia de las reformas constitucionales que impulsó el MRS en 1995. Ella sintió lo mismo que ha sentido usted en estos días. Además ese tono genera debate. Según usted yo hablo al peso de la lengua. Usted perfectamente puede solicitar que le publiquen un escrito en Radio La Primerísima y expresar: * Que no es cierto que el MRS se convirtió en la bancada mayoritaria en el período 1994 – 1996. (Aunque usted sepa que estará mintiendo) * Que las elecciones nacionales siempre se han regido por el sistema de dos vueltas, y que en eso nada tuvo que ver la reforma que impulsó el MRS en 1995. (Aunque usted sepa que estará mintiendo). * Que siempre han habido inhibiciones y exclusiones, y que en eso nada tuvo que ver dicha reforma. (Aunque usted sepa que estará mintiendo). * Que las resoluciones del CSE siempre han sido inapelables, y que en eso nada tuvo que ver dicha reforma. (Aunque usted sepa que estará mintiendo). Esta en la libertad de mentir nuevamente. Comentario de Domingo Quilez Ante el escrito del Raúl Valdivia sobre el artículo de Oscar Marín "MRS debe asumir su situación con dignidad" y sus comentarios sobre la interactividad de los blogs de Radio La Primerisima, como escribiente en esos blogs me gustaría decir algunas cosas: 1. Ni conozco, ni jamás he platicado con Oscar Marín (espero que en breve nos podamos conocer), comparto algunos de sus criterios, pero como es lógico otros no, pero lo que no tengo duda es que todos sus artículos están súper trabajados, basados en hechos objetivos e históricos y utilizando principalmente argumentos y no descalificaciones o medio verdades. 2. En sus últimos blogs, Oscar Marín ha recibido un mínimo de 8 comentarios y al menos el 50% criticando sus aportaciones. 3. En otros blogs, como el de la Gioconda en el Nuevo Diario, la mayor parte de comentarios son para alabar las posiciones de la poeta o para insultar al gobierno. 4. ¿Qué pasa Raúl Valdivia, que solo los intelectuales y los listillos pueden hablar de lo que quieran? ¿ Ese es tu concepto de la libertad de expresión, solo para académicos y profesionales? No fastidies, el tiempo de la colonia y las reverencias se acabaron el 19 de julio del 79’. Aquí todos podemos expresarnos seamos doctores o limpiabotas. 5. En cuanto al "odio visceral", pues no sé lo que siente Oscar Marín, aunque no creo que sea eso. Mas bien me parece que es rabia como la que sentimos muchos al ver que el MRS si que siente "odio visceral" y "resentimiento" contra el gobierno, lo cual cuando se tienen responsabilidades políticas no es aconsejable y además muy peligroso. 6. Raúl Valdivia, lo que dice Oscar Marín en su último blog es históricamente cierto y para eso no hay que ser letrado, simplemente tener memoria o leerse los periódicos de entonces. Es mas, podríamos aportar mas barbaridades que se hicieron en esas fechas por el MRS desde su mayoría en la bancada, no solo a nivel electoral, sino también a nivel económico y político. Aun así, me parece un error político de este gobierno no dejar que se presente el MRS y el resto de agrupaciones a las elecciones municipales. Que se presente quien quiera. Que me importa que cumplan o no cumplan con la Ley electoral, lo preocupante es que le están dando argumentos al MRS y al coro de listillos y bien portados para que sigan con la demagogia de la "dictadura danielista". 7. Y por último Raúl Valdivia, por si tienes alguna duda, no hay y no ha habido ningún medio de comunicación mas libre, transparente, democrático y con mayor libertad de expresión que Radio La Primerísima (incluidos sus blogs). Si lo dudas, de 5 de la mañana a 11 de la noche puedes encontrar la mas variada gama de opiniones a favor y en contra del gobierno (en el resto de medios o critican o defienden), pero además vas a escuchar a los que no tienen cabida en ningún medio de comunicación, a los mas palmados, a esos que según algunos, como no tienen estudios tampoco tienen derecho a opinar, otros lo harán por ellos. Pues en esta radio son los protagonista y platican y mucho. Salud Domingo Quilez
Comentar     Arriba