Sin autoridad moral para criticar al gobierno

14 Septiembre 2011
Por Carlos Escorcia Polanco Al Sr. Miguel Mora Barberena, director de Canal 15 (100% Noticias) no le importó perder a su periodista estrella, Adolfo Pastrán Arancibia, porque le importó mas el dólar maldito. Luego de la salida de IV Poder, del tambien periodista William Grigsby Vado y el retiro temporal de Pastrán por motivos de salud, este gustado programa se desnaturalizó por completo, tornándose en un alegre festín antiSandinista. En efecto, IV Poder es ahora un “pan sin sal” totalmente sesgado en una sola dirección. Para disimular presentan al periodista Roberto Larios, quien es muy tímido en su defensa del Sandinismo y desafortunamente, carece del carisma y la pasión que le imprimía William Grigsby. Atrás quedaron los encendidos encontronazos del chele Grigsby y Javier Reyes Alba. Se perdió el balance y el equilibrio que atraían a moros y cristianos, se mancilló el pluralismo y se asesinó el libre juego democrático, porque asi lo quiso Miguel Mora Barberena. No contento con eso, Mora Barberena, aprovechó la ausencia por enfermedad del periodista Pastrán, para cometer doble asesinato político-mediático y tergiversar el tambien muy gustado programa Primer Plano, que dirigía Pastrán Arancibia. Era lógico suponer que, de manera temporal se pusiera un sustituto de Pastrán mientras este se recobraba de su enfermedad y regresaba a retomar su puesto, pero Mora tenía otros planes. Igual que sucedía con IV Poder, el programa Primer Plano, dirigido por Pastran, era un programa muy profesional, muy equilibrado, con un breve segmento de noticias resumido pero muy bien elaborado, combinado con entrevistas donde se expresaban moros y cristianos. En Primer Plano aparecían tanto funcionarios Sandinistas como de la Oposición, en igualdad de condiciones. Tanto los unos como los otros, decian todo lo que querían. Eso se terminó, porque al parecer la ambición y la sed de dólares que embargan a Mora Barberena así lo determinaron. Ahora Primer Plano ha sido dado en “arriendo” al organismo antiSandinista "Hagamos Democracia", según hemos conocido, por el cual Mora recibe supuestamente $3,500 mensuales para atacar al CSE, dándole el sarpazo a la libre expresión, el pluralismo, el equilibrio democrático. Ahora Primer Plano, no solo es totalmente anti profesional, sino que es tuerto de un ojo, ya que en su represión mediática, nunca aparece el otro lado de la noticia, sino UNICA Y EXCLUSIVAMENTE, ataques al gobierno Sandinista y al CSE. “Hombre, mi canal es mío y puedo hacer con el lo que me dé la gana”, podrá decir con cierta razón el Sr. Mora Barberena, cuyos orígenes humildes son inocultables ante las cámaras, pero se expresa con la soberbia de un potentado más rico que Carlos Pellas. El asunto es que su canal, Sr. Mora Barberena, es también un medio de comunicación social y desde ese punto de vista sujeto a escrutinio del público, lo que en su prepotencia usted es incapaz de entender. La prepotencia y la intolerancia de Miguel Mora Barberena, quien tampoco goza del favor de la empresa privada, lo han lanzado en brazos de Arnoldo Alemán, con quien tiene jugosos contratos de propaganda electoral, calculados, según se comenta por todos lados, en varias decenas de miles de dólares. Su soberbia y miopía ideológica solo le permiten ver las lapas verdes, no la democracia, mucho menos el verdadero estado de derecho. Que autoridad moral tiene un individuo de esta categoría para reclamarle el cacareado “estado de derecho” al gobierno, cuando Mora es la encarnación de la censura, la represión mediática, el abuso y el diversionismo ideológico? Que pasará con IV Poder cuya marca registrada está a nombre de Adolfo Pastrán Arancibia, según se acaba de saber públicamente y que abusivamente Mora usurpa? El asunto se dilucida en los tribunales, según informa hoy Bolsa de Noticias. Irá Mora a salir con la misma cancióncita de la oligarquía, que es víctima de la “justicia orteguista”? o podrá reconocer que su ambición desmedida, su complejo de “nuevo rico” y su ego mas grande que la catedral, son las causas de sus propias contradicciones? Una vez que el FSLN gane aplastantemente la próxima elección presidencial y se le terminen los jugosos contratos de propaganda electorera a Mora (situación que está a la vuelta de la esquina), que futuro le espera a un canal cuya unica misión en esta vida es odiar, odia y odiar al Frente Sandinista de Liberación Nacional? El cáncer del antisandinismo le ha carcomido el alma a muchos ciudadanos, quienes se han cubierto de ignominia. La historia de Nicaragua está llena de ejemplos de cómo terminaron en el basurero de la historia muchos que sufrieron del mismísimo síndrome que hoy aqueja a Miguel Mora Barberena.
Comentar     Arriba